¿QUÉ LEEMOS?
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

elda ruiz flores.jpg- UN MUNDO SIN LIBROS ES COMO UN CUERPO SIN ALMA -

¿QUE LEEMOS?
Elda Ruíz Flores*

Desde que me inicié escribiendo (más de 19 años) recibí varios comentarios que llamaron mi atención, sobre todo de mis profesores que me decían: “Elda, los medios de comunicación juegan un papel muy importante, pueden... o más bien tú, a través de ellos puedes destruir o edificar vidas, quien trabaja en los medios de comunicación, se convierte automáticamente en líder de opinión, y de ti depende, en gran parte, la opinión de muchas personas que creen en ti”.


Lo que una persona exprese en los medios de comunicación, en las revistas, periódicos, o a través de la web, por ejemplo, ya sea un artículo o una imagen (entiéndase foto o dibujo) genera una acción en la persona que la ve, y por consiguiente ocasiona una reacción, que puede variar según el criterio del que lo lee, así como en el concepto de quien lo recibe.

Los medios de comunicación juegan un papel muy importante y si no te has percatado de ello, ahora verás porqué.
En últimas fechas han surgido miles de revistas y en nuestro caso, páginas web, dirigidas a un público específico, con una visión específica.

Estas revistas o páginas publican algunos artículos interesantes relacionados con la vida sexual del adolescente, hay excelentes reportajes buenos de métodos anticonceptivos donde muestran la verdadera realidad de éstos (que no son tan seguros como algunos dicen), pero así como publican algunas cosas “rescatables y buenas” también aparecen otras que divagan y que en general componen el 80% de las publicaciones, y que por desgracia son las que más influyen.

Por ejemplo hace unos meses leía una sección en una revista juvenil, dirigida a orientar a los jóvenes; en ese espacio se reciben preguntas que después “se suponen se analizan” y se responden. En ese artículo un adolescente cuestionaba sobre el homosexualismo, y la información que recibió hubiera sido preferible la consultara en el diccionario, pues recibió la respuesta de lo más tonta y absurda que he podido leer, a final de cuentas no le contestan nada y sólo enredan al lector, y tal vez,  te dejan peor que al principio. Y esto sucede porque quizá tengan muy buenas intenciones en animar e informar a los jóvenes, pero la razón de que mal informen es que no pueden ver más allá de su nariz, desconocen por completo los temas, y no basta con verter lo que yo o aquel entienda del tema, pues se necesitan verdaderos especialistas, y tal vez, hasta me atrevería a pensar que las mismas personas que escriben en esa revista (esa sección), tienen conflictos que los sobrepasan.

Porque en vez de contestar con la cabeza, se necesita contestar con sabiduría, con el corazón y el corazón conectado con la razón, no podemos emitir juicios equivocados, debemos tener ética y sobre todo ser imparciales, pensando que el público lector no está obligado a compartir nuestra opinión, es un público homogéneo.

Pero no todo termina en malos consejos, sino en que gozan influyendo y  compartiendo doctrinas orientales y de la nueva era con los lectores, promueven tanto los horóscopos, que hay jóvenes que se rigen por las supuestas estrellas, más que por su propia convicción, le creen más a un pronóstico que leyeron en una revista que a su propia voz interior, a la razón, es más, en nuestro país presumimos de religiosos (la gran mayoría de guadalupanos), de muy católicos o evangélicos y demás creencias, y le creemos más a Walter, que a lo que Dios promete. Es risorio ¿no crees?  Y tampoco trato de hacerle publicidad en este momento a Dios.

Además promueven a los artistas como dioses inalcanzables, con el objetivo de provocar una actitud obsesiva entre sus seguidores. Es triste ver como en el buró de la recámara de un joven puedas hallar hasta cinco o seis revistas de moda, y ni siquiera un buen libro… ni siquiera de los de bolsillo, y ni se diga de tipo religioso, ¡Pues con razón estamos como estamos! Claro, entre más ignorantes, más fáciles de gobernar, de manipular, de mangonear. No generalizo, pero qué podemos pensar al ver las deprimentes estadísticas de que sólo el 2% de la población lee, 1% por gusto, y el otro 1% lee por obligación, ¡Y habría que ver qué cosas leemos por gusto!.

Dicen por ahí zapatero a tus zapatos, así que siempre hay que buscar información, acompañada del valor académico o vivencial de los especialistas (como lo es este portal www.sabersinfin.com ), modestia aparte.

Muchos jóvenes conocen a los artistas, sus deseos, sus anhelos, sus propósitos y en ocasiones conocen mejor la vida del artista que la de él mismo, pero si les preguntas acerca de la carta magna, o de historia, o como decía mi mamá de las matemáticas..., es más yo creo que no tienen ni la menor idea de nuestra constitución política mexicana, de nuestros derechos humanos y menos de la doctrina que les enseñan en la iglesia (pero eso sí, todos los domingos ahí están, o en las fiestas especiales, 12, 24, 31 de diciembre etc. …), no tiene ni saben que cosa contestarte. Esto es entendible – creo yo- pues “de lo que abunda en su corazón, expresa su boca” y también sabemos que lo que “abunda en tus ojos, te puede destruir por siempre”.
next
prev

Hay 754 invitados y ningún miembro en línea