Comercio digital y su impacto fiscal (parte 1)
Minuto a Minuto

 

 

11 de septiembre de 2020

Con el inicio de la era de la tecnología, cuyo crecimiento fue principalmente en los 90’s, con la llegada del Internet, pues se generaron nuevas formas de comunicarse, de capacitarse y de hacer negocios, como por ejemplo de portales como Yahoo, Altavista y Google apenas en sus primeros años de vida.

La forma de hacer negocios se modificó a tal punto que hoy por hoy, la digitalización nos ha llevado a un nivel. Atendiendo a esto, el Gobierno Federal y en colaboración con la OCDE, y siguiendo los acuerdos BEPS (del inglés «Base Erosion and Profit Shifting», en español «Erosión de la base imponible y traslado de beneficios»), se implementó en el paquete económico para 2020, siendo aprobadas por el Congreso y que se publicaron en el Diario Oficial de la Federación el pasado 9 de diciembre de 2019.

En las reformas al Código Fiscal de la Federación, a la Ley del Impuesto sobre la Renta, y a la Ley del Impuesto al Valor Agregado, se adicionó nueva reglamentación en materia de plataformas digitales, cuya función es la de especificar el tratamiento y las reglas para la tributación tanto de ISR e IVA para los contribuyentes dedicados a este tipo de actividad económica, así como en la Resolución Miscelánea Fiscal publicada el pasado 28 de diciembre, del año pasado, 2019.

Con respecto a la Ley de Impuesto sobre la Renta, se creó la “Sección III” dentro del Título IV que es el título que corresponde a los ingresos de las personas físicas, llamada “De los ingresos por la enajenación de bienes o la prestación de servicios a través de Internet, mediante plataformas tecnológicas, aplicaciones informáticas y similares”, en los cuales los legisladores buscan una recaudación, mediante el esquema de retenciones, operadas por las aplicaciones múltiples veces en todos los medios de comunicación.

Vamos dando paso a la información.

Los artículos 113-A, B y C, de la LISR, nos dan las pautas para el cálculo y las obligaciones que los contribuyentes de esta Sección deben tributar. 
Dentro de los artículos relacionados encontramos la siguiente información, resumida en puntos:
Artículo 113-A.

1) Están obligados al pago del impuesto del ISR, los contribuyentes personas físicas con actividades empresariales que enajenen bienes o presten servicios a través de Internet, mediante plataformas tecnológicas, aplicaciones informáticas y similares.

2) El impuesto a que se refiere el párrafo anterior, se pagará mediante retención que efectuarán las personas morales residentes en México o residentes en el extranjero con o sin establecimiento permanente en el país, así como las entidades o figuras jurídicas extranjeras que proporcionen, de manera directa o indirecta, el uso de las citadas plataformas tecnológicas, aplicaciones informáticas y similares.

3) La retención se deberá efectuar sobre el total de los ingresos que efectivamente perciban las personas físicas

4) Esta retención tendrá el carácter de pago provisional.

Javier Rangel Sánchez (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  Fb: JavierRangelSanchez)  es Contador Público y Auditor por la Universidad Regiomontana, ha participado en cursos y diplomados especializados en material fiscal y contable de diversas firmas. Es socio fundador de J&J Soluciones Fiscales. Facilitador en diversos talleres y conferencias en el sector empresarial, así como consultor independiente. Actualmente cursa la Maestría en Administración de Negocios en el IEXE Universidad Escuela de Negocios.

next
prev

Hay 765 invitados y ningún miembro en línea