EL ATRACO SISTEMATIZADO DEL SOAPAP
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

raymundo garcia.jpgEL ATRACO SISTEMATIZADO DEL SOAPAP

 Por: Raymundo García García*

Uno de los servicios públicos municipales básicos, sin lugar a dudas es de agua potable y alcantarillado, si embargo por razones políticas, de control y sometimiento de los ayuntamientos, en la administración del gobernador Manuel Bartlett, como parte del Programa de Desarrollo Regional Angelópolis que se integró con 14 Municipios de la Zona Metropolitana de la ciudad de Puebla, este fue aprovechado por el gobierno del Estado y en particular por el Gobernador, para crear el organismo público descentralizado del gobierno estatal denominado Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla (SOAPAP).

Normal 0 21 false false false ES-MX X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4  

Con este instrumento institucional, se ha justificado la explotación de los mantos friáticos extraterritoriales al municipio capitalino, pero también ha sido un excelente recurso para que a través de importantes obras millonarias, se haya generado un importante endeudamiento público.

           

Así, el sistema fue creado para ser eficiente en el servicio y en la administración, y a cambio se ha tenido un monstruo ineficiente administrativamente y carcomido por la corrupción, pésimo y costosos servicio, que ante la situación económica actual, se vuelve un garrote leslegitimador que golpea y amenaza a los menguados  ingresos familiares. Máxime, cuando los directivos han instalado un sistema de atraco permanente a los consumidores, particularmente a quienes cuentan con el servicio medido, que  por razones lógicas y obvias, dicho servicio debe ser incólume, transparente, claro objetivo y la mejor muestra de u eficiente ejercicio administrativo; pero lamentablemente eso no sucede en el SOAPAP. El servicio medido es el ejemplo de corrupción y desbarajuste administrativo en perjuicio de amplios sectores de la población capitalina de distintos niveles socioeconómicos.

 

Veamos, el sistema medido señala que si el consumo es menor a los 35 metros cúbicos, el costo del metro cúbico es de alrededor de cinco pesos; asimismo, se anota que si se rebasa dicho consumo entonces el costo por metro cúbico de agua consumido se incremente  en alrededor de ocho pesos. De principio el sistema muestra equidad y justicia cobrar menos a quienes ahorren agua y cobrar más a quienes tengan para su servicio familiar un consumo alto.  El sistema también funcionaría perfectamente si los cobros bimestrales fueran amparados por el consumo medido, que esa fue el objetivo de la instalación millonaria de medidores... pero lamentablemente no sucede así.

  

 

*Raymundo García García es mexicano, catedrático, investigador y doctor en Ciencia Política.

 

Más de la obra de Raymundo García García:

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 520 invitados y ningún miembro en línea