FORMACIÓN RETICULAR: TELAR MÁGICO CONSTRUCTOR DE LA REALIDAD Y EL APRENDIZAJE
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 


FORMACIÓN RETICULAR: TELAR MÁGICO CONSTRUCTOR DE LA REALIDAD Y EL APRENDIZAJE

Por: Enrique Canchola Martínez*

La formación reticular está formada por una amplia red de núcleos y fibras nerviosas exquisitamente interconectadas que se encuentra a lo largo de todo el neuroeje, forma el entretelado sobre el cual reposa y se construye la conciencia y el aprendizaje. Se localiza en el diencéfalo, el cerebro medio o mesencéfalo, el puente o protuberancia anular, el bulbo raquídeo o médula oblonga y la médula espinal. A la formación reticular, también se le ha denominado sistema reticular activador por su función, es la unidad funcional, mas no morfológica de la conciencia y sus atributos. Recibe las aferencias de muchas vías sensitivas, somáticas, viscerales, auditivas y visuales, actúa como el relevo y selector de los impulsos nerviosos que tienen como destino el núcleo reticular del tálamo, el cual a su vez proyecta sus fibras y entreteje amplias áreas de la corteza cerebral. El funcionamiento del estado de alerta requiere de un estado mental normal y del entretejido entre las funciones cognitivas de los hemisferios cerebrales y el mecanismo de vigilia que depende de la formación reticular activadora.

 

 

 

Fabricante de la realidad

 

La formación reticular forma el filtro y es la responsable de la interpretación de la información percibida mediante los órganos de los sentidos por el individuo. Todos aquellos procesos sensoriales que se transformen en percepciones y que tengan información que potencialmente se puedan convertir en emociones, deben ser filtrados y analizados por la formación reticular. Aaron Sloman ha propuesto que la formación reticular es la responsable de que los individuos reconozcan oportunidades, obstáculos, amigos o enemigos, mediante patrones físicos y psicológicos simples. De acuerdo a esta premisa la formación reticular es la encargada del proceso neural de los patrones físicos que nos permiten reconocer estructuras cognitivas que no son perceptibles directamente por las sensaciones y mediante este mecanismo fabricar la realidad. Es probable que los individuos que tienen una mayor habilidad para percibir situaciones o estructuras complejas de interacción social o humana tengan un mayor desarrollo y funcionalidad de la formación reticular y que sean más emotivos. Es importante hacer mención de la dificultad que existe para describir los procesos de inteligencia y la construcción mental de estructuras lógicas como causa o efecto de los estados emocionales, un aporte importante para entender estos complicados mecanismos mentales lo establece Jean Piaget al mencionar que los estados emocionales de los niños de diferentes edades son consecuencia de la percepción, comprensión y del aprendizaje, en su libro Psicología de la Inteligencia.

 

Tejedora del comportamiento

 

Se ha reportado que alteraciones en el entretejido de los estados emotivos por la formación reticular, guardan relación con notables deficiencias en las habilidades de los individuos para adaptarse a diferentes métodos de aprendizaje y actividades relacionadas con los procesos cognitivos. Individuos con el telar dañado manifiestan estados depresivos cuando se les asigna una tarea o se les pide aprender algo nuevo, generalmente estas personas, argumentan que no van a poder realizar la actividad o el aprendizaje sin antes intentarlo. La formación reticular es entonces la responsable de la transformación de la motivación en acción y comportamiento. El telar mágico está encargado de funciones integradoras límbico- motoras relacionadas con los procesos afectivos generadores de campos de conciencia y comportamiento que permiten las habilidades de aprendizaje de los individuos.

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 648 invitados y ningún miembro en línea