BOCAIRENT
Minuto a Minuto

 

 

BOCAIRENT

 Por: Antonia Estarlich Sánchez*

Por lo general, cuando visitamos otros  países, o incluso en nuestro propio país, se recorren lugares turísticos reconocidos. Sin embargo existen sitios que siempre dejan una entrañable huella en la memoria tras haber tenido la suerte de conocerlos.

 

Normal 0 21 false false false ES-MX X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4  

 

 

La llegada a estos lugares inolvidables pudo darse porque algún amigo nos lo recomendó o nos condujo a él, o bien si hemos tomado un autobús o subido a un auto y aventurarse a donde la carretera nos lleve, sin saber con certeza el destino, tan sólo por el placer de viajar y descubrir esa belleza peculiar que tienen los lugares y sus habitantes que muchas veces decimos "...y era en un lugar así perdido que descubrimos por casualidad..."

 

Permítanme que les hable de uno de esos lugares medio perdido, es un pueblo de la comunidad valenciana, se trata de Bocairent, que con unos cinco mil habitantes, se encuentra en el extremo Sur de la Comunidad y dista  a 95 Km. de Valencia.

 

Como punto referente para ir a Bocairent, es pasar por la ciudad de Onteniente, que por cierto, es una ciudad que vive de las fábricas del textil y muchas de ellas han tenido presencia en México, sobre todo en Puebla y Tlaxcala. Desde allí hay una carretera que lo conduce hacia sierra de Mariola, declarado parque natural. Conduciendo despacio por sus curvas muy acentuadas si abre la ventanilla ligeramente le envolverá el aroma del pino carrasco y de la gran variedad de plantas aromáticas  y medicinales que  hay.

 

Después de salir de la sierra, del lado derecho, al fondo, a una distancia de un kilómetro sobre la falda de una montaña que se encuentra a 660 metros sobre el nivel del mar se extiende Bocairent que lo espera para contarle su historia a través de los lugares más emblemáticos y la que cotidianamente vive su gente.

 

Uno de los detalles que le llamarán la atención son sus fuentes que encontrará en varios puntos del pueblo y es porque en Bocairent nacen dos ríos, el Vinal opo y el Clarinano.

 

Sus calles estrechas, de cuestas y bajadas lo conducirán hacia la plaza  del Ayuntamiento donde se encuentra la iglesia de L Assumpcio (La Asuncion), construida a principios del siglo XVI, sobre otro templo de  estilo gótico que a su vez cubre el desaparecido castillo árabe Bekiren.

 

En el museo parroquial, entre otras valiosas bellezas, podrá admirar el cáliz del escultor y orfebre florentino Benvenuto Cellini que hasta allí llevó San Juan Ribera.

 

En el museo Arqueológico podrá recorrer a través de los objetos encontrados desde el Paleolítico Superior hasta la Edad Media.

 

Admire Les Covetes dels Moros (las cuevas de los moros) en una elevada altura se ven 53 huecos excavados en una de las partes de la montaña que se encuentra frente el barrio Medieval. Se ignora la época exacta de sus construcciones y si eran destinadas para viviendas o sepulcros. Se pueden visitar subiendo por una escalera. Están declaradas Monumento-Artístico Nacional.

 

Original es la plaza de toros construida en 1843 por los habitantes, es de estilo de los anfiteatros romanos, cavada sobre la roca y sobre la cual hicieron las gradas y los burladores, tiene capacidad para 4000 espectadores.

 

Por supuesto piérdase con tranquilidad por el barrio medieval. Conjunto  de barrios con diferentes nombres pero en todos ellos las calles forman laberintos, callejones sin salida, plazuelas y rincones con bellas fuentes donde el agua le invita a acariciarla o beberla con la palma de su mano. ¡Cómo no! aquí y allá encontrará, cafés o tascas donde podrá tomar un licor típico de la zona, el Herbero elaborado de anís macerado con diferentes hierbas de la sierra Mariola.

 

Si le apetece comer, puede degustar la Olleta (carne de cerdo y pencas), los gazpachos de Mariola con carne de caza, trozos de torta de harina de agua y sal sin levadura aromatizado con hierbas de la sierra. Pero si le encantan los embutidos tienen fama sus botifarres, llonganises y blanquets.

 

Si llega en febrero podrá disfrutar de su fiesta patronal San Blas que inicia el día primero con Moros y Cristianos con un peculiar desfile nocturno denominado popularmente Nit de les caixes, (noches de las cajas) debido a los numerosos tambores y faroles con los que los festeros recorren las calles. No se pierda los siguientes días, hasta el cinco que finaliza, las comparsas de moros y cristianos con batallas unas veces ganando los moros pero con la dominación total, la ultima batalla, de los cristianos.

 

Por cierto, podrá comprar filigranas textiles de lino y lana que llevan realizando desde la época de los árabes en Bocairent siendo la entrada económica primordial de los lugareños que reciben a los visitantes con su alegría y hospitalidad tan familiar y afecto que le dará la impresión de ser de años conocido por todos ellos.

 

Querido lector, ahora permítame tomar, porque se me antojo, una copita de  Herbero, ¿gusta?

 

 *Antonia Estarlich Sánchez nació y vive en España, ha escrito un libro y dos obras de teatro, el libro se llama: “Piénsalo bien antes de morir” y sus obras son “¿Quién dice que el cielo es tranquilo?” Y “¿Por qué no rezan los dioses?”.

 

Más de la obra de Antonia Estarlich Sánchez:

next
prev

Hay 358 invitados y ningún miembro en línea