LAS FALLAS DE VALENCIA
Minuto a Minuto

 

 

LAS FALLAS DE VALENCIA

Por: Antonia Estarlich Sánchez*

Tras pasar la famosa cuesta de enero y este año, con la crisis, más que una cuesta parece una cordillera,  vamos sonriendo a las fechas festivas que se avecinan y que nos hacen, en cierto modo, despejar de los compromisos, el trabajo y las preocupaciones que forman parte de nuestra cotidianidad.

Normal 0 21 false false false ES-MX X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4    

 

 

Por eso, al llegar febrero, nos da ánimos  y procuramos abrir espacios para celebrar el carnaval y ese día del amor y la amistad que siempre le pedimos a San Valentín que sea eterno...

 

También va siendo el enlace de otras fiestas y de una de ellas les voy hacer participe, que si tienen la oportunidad de venir a España en el mes de  marzo, podrán conocer. Se trata de las ya conocidas internacionalmente Fallas de Valencia y Pueblos, cuya festividad inicia el 15 de marzo y culmina el 19 del mismo mes con la fiesta de San José. Al mismo tiempo, en España, se celebra el día del padre.

 

Las fallas tienen su origen en el siglo XVIII. Al finalizar el invierno los carpinteros tenían como costumbre quemar en la calle, toda aquella madera y viruta que había permanecido en un rincón sin usar, lo que atraía a los vecinos que se reunían alrededor del fuego para hablar de las largas noches de invierno, hasta que decidieron dar forma a aquel montón de madera. Así se inició la creación de personajes vestidos con ropa vieja y con una leyenda delante criticando sucesos de la vida o personajes, con una pícara sátira. Con los años se han transformado en enormes monumentos que tienen una altura de hasta unos 30 metros. Los enormes ninots (muñecos), casas o coches, se realizan con madera, poliestireno y corcho.

 

Lo que eran montones de madera de una carpintería, con los años se ha transformado en el pueblo fallero donde los artistas, durante todo el año, trabajan las fallas que llegan a costar hasta más de cincuenta mil euros cada una.

 

En Valencia, capital, se llegan a montar casi cuatrocientas fallas en diferentes puntos y en varios pueblos, alrededor de 250. Obviamente, para que se lleve a cabo tales monumentos artísticos, cada falla está patrocinada por su grupo de falleros, mujeres y hombres que durante el año organizan rifas y diversos eventos para pagar la falla.

 

El día 15 de marzo, se lleva a cabo "la planta", esto es, colocar las fallas en la calle, con lo que se empieza a paralizar el tráfico vehicular. Durante la colocación, se expande por el aire, acompañado de música, el olor a chocolate, churros, buñuelos de calabaza, bebidas, tapas y la pólvora que se quema durante el día y la noche, pero en especial está "la mascleta", que se disfruta desde el día primero de marzo en la plaza del ayuntamiento a las dos de la tarde. Es  un admirable espectáculo pirotécnico, donde se queman unos 120 kilos de pólvora. Si usted esta allí, verá que desde una hora antes la gente espera el evento y podrá disfrutar su lento inicio, hasta que toma más fuerza y rapidez, al grado de sentir en los pies el temblor del suelo, pues el sonido alcanza los aproximadamente 120 decibeles.

 

Pero el momento más entrañable, se presenta los días 16 y 17, cuando se celebra, en la plaza la ofrenda a la Virgen de los Desamparados. La festividad inicia a las cuatro de la tarde, pueden imaginar las calles de Valencia con largas filas esperando turno para dejar ramos de flores portados por las mujeres que lucen su traje típico de gala de valencianas del siglo  XVIII y XIX. Los alrededor de 60.000 hombres, unos 30.000, más cada agrupación fallera, acompañada de una banda de músicos, llegan a sumar aproximadamente 11.000 seres que no cesan de tocar, y los falleros de bailar y cantar hasta que les va tocando el turno uno a uno pasar ante  la gigantesca imagen de madera donde las mujeres, a unos trabajadores falleros, les entregan las flores, siempre claveles blancos y rojos con las que van formando el manto de la virgen de los desamparados, en ese momento créanme que pocos son los falleros que de emoción no lloran, dando gracias a la virgen de los desamparados por permitirle vivir tal momento.

 

Obvio la gente esos días se la pasa visitando las fallas que hay para adultos y al lado las infantiles, percibirán que en todas ellas hay un "casal" (casa), que es el centro donde se reúnen los falleros, no se lo piense y entre que será bien recibido, además le harán partícipe de la alegría de su tradición. Por la noche admire los alumbrados que son extraordinarios.

 

Como en toda fiesta de España, no faltan las corridas de toros con los mejores matadores. No se extrañe que en las calles, por la madrugada, se encuentre concursos de paellas de las cuales usted podrá comer, eso si, le costará algún euro, que servirá a los gremios falleros para la falla del próximo año.

 

No deje de visitar el museo fallero donde se encuentra el "ninot" (muñeco)  que no queman por ser indultado al haber sido el elegido como el mejor realizado, son bellísimas filigranas que el artista realiza.

 

El día 19 por la noche se lleva a cabo "la crema", o sea, queman las fallas siendo todo un espectáculo. Se suele decir que arde Valencia y los miles de euros que se han invertido. Se inicia sobre las once quemándose la infantil, sigue la de los adultos y en valencia capital la última en quemarse es la de la plaza del ayuntamiento pagada por todos.

 

Durante todos los días que les he mencionado tanto en Valencia y los pueblos a las ocho de la mañana es el pasa calle de los falleros tirando cohetes, cantando y acompañados de los músicos de viento, es como despiertan a la gente.

 

Algo que es peculiar es que cuando la falla está quemada, la fiesta termina, no prosiguen hasta el amanecer, invade un gran silencio y la gente se recoge en sus casas.

 

Otro detalle es que al amanecer no encontrará rastro de la fiesta, las calles quedan limpias de ceniza y de todo aquello que recordaba la fiesta, quedan las calles como reza el dicho: aquí no ha pasado nada.

 

Espero puedan disfrutar de las fiestas falleras que ya en la actualidad se empiezan a sentir los ecos porque los gremios falleros desde ahora van organizando y eligiendo quién será su fallera mayor así como infantil, algo así como la reina de la fiesta, en este caso de los diferentes grupos falleros.

 

Así que ya se van llenando de vino las botas, luciendo el traje típico, resonando la música de viento, los hoteles y familias organizando a recibir a más de un millón de personas nacionales e internacionales que nos hacen el favor de visitar para convivir con nosotros nuestras fallas valencianas.

 

*Antonia Estarlich Sánchez nació y vive en España, ha escrito un libro y dos obras de teatro, el libro se llama: “Piénsalo bien antes de morir” y sus obras son “¿Quién dice que el cielo es tranquilo?” Y “¿Por qué no rezan los dioses?”.

 

Más de la obra de Antonia Estarlich Sánchez:

next
prev

Hay 1501 invitados y un miembro en línea

  • Mino DBlanc