EL APRENDIZAJE EN LAS ESTACIONES
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 


EL APRENDIZAJE EN LAS ESTACIONES

 

Por: Enrique Canchola Martínez*

 

 

 

Diferencias Masculinas y Femeninas

 

 

 

Desde hace algunas décadas, se ha incrementado notablemente el interés de estudiar las diferencias sexuales en las habilidades cognitivas y los mecanismos hormonales que regulan estos procesos cerebrales en los humanos, y se ha podido establecer que existen diferencias en las funciones neuropsicológicas entre hombres y mujeres. Estas investigaciones han generado discusiones enconadas de muchos neurocientíficos, unos a favor y otros en contra de estas propuestas.

 

 

 

Los que están a favor han reportado que la mujer tiene una habilidad cognitiva mayor que los hombres en la construcción y frecuencia verbal, estructuración de oraciones más largas y complejas, memoria secuencial y mayor destreza en los movimientos finos, en una relación de 70 a 20 % y que los hombres tienen mayor habilidad que las mujeres en el razonamiento matemático, visión estero-espacial que implica percepciones espaciales y rotaciones mentales de los objetos. También ha sido reportado que la mujer presenta una simetría de su cerebro y el hombre una lateralización en un porcentaje de 80 a 20. Los neurocientíficos que están en contra de que estas diferencias cognitivas entre varones y mujeres, dependan de una estructuración diferencial del cerebro, inducida por hormonas, argumentan que el medio y la exposición a estímulos significativos son los que determinan las diferencias y preferencias del aprendizaje entre hombres y mujeres

 

 

 

Hormonas y Estaciones

 

 

 

En investigaciones recientes se ha venido reportado que en el hemisferio norte, los varones tienen mayor concentración de andrógenos en la época fría del año (otoño-invierno), en comparación con las estaciones cálidas (primavera-verano), en las cuales disminuyen considerablemente los niveles de estas hormonas. En cuanto a los niveles hormonales que presentan las mujeres en las diferentes épocas del año, se ha reportado que la elevación de hormonas femeninas y andrógenos, coinciden con las mismas estaciones anuales que en los varones. Dichas fluctuaciones en los niveles hormonales, tanto en hombres como en mujeres, dependen de la secreción de las gónadas y de las glándulas suprarrenales, que son más activas durante este periodo. Las acciones de las hormonas, tanto en el cerebro como en el resto del cuerpo, son múltiples, entre otras son las responsables de la belleza del individuo y de su capital inmunológico y de ellas depende las la actividad cognitiva cerebral a través de la modulación de la secreción y acción de los neurotransmisores. Con base en lo anterior, se ha propuesto que el rendimiento escolar de los alumnos es diferente dependiendo de la estación del año, ya que las concentraciones hormonales, varían inversamente con la cantidad de calor y se sabe que los niveles de hormonas sexuales y probablemente otras hormonas que aún no han sido estudiadas, estructuran las vías del aprendizaje y la plasticidad cerebral de lo cuál depende la habilidad para aprender.

 

 

 

Estaciones y Aprendizaje.

 

 

 

En un estudio retrospectivo realizado por E. Canchola y col. en 514 alumnos (229 hombres y 285 mujeres), se reporta que el mayor índice de reprobación en los hombres es en los trimestres de la época fría de año, otoño y en menor grado, pero significativamente invierno, en las asignaturas de química y matemáticas. En cuanto a fisiología los hombres también presentan una tendencia a presentar un mayor índice de reprobación es estas dos estaciones. En cambio no se encontraron diferencias estadísticas significativas en el índice de reprobación entre hombres y mujeres en los  trimestres de época caliente (primavera).

 

 

 

Conclusiones.

 

 

 

De acuerdo a los resultados de un gran número de experimentos podríamos concluir que los niveles mayores de andrógenos que presentan los hombres en la época de otoño-invierno podrían ser los responsables de la disminución de las habilidades cognitivas y funciones neuropsicológicas que aumentan el índice de reprobación, ya que durante el otoño-invierno los hombres son menos diestros para las funciones cognitivas y motoras finas. Pareciera también que las hormonas masculinas y femeninas, durante la época fría del año estuvieran destinadas para la fisiología reproductiva, más que para  las funciones de aprendizaje, ya que durante el otoño-invierno se incrementa en forma significativa la conducta sexual y los embarazos en los humanos.

 

 

 

Estos resultados podrían servir también como indicadores importantes para recomendar que las asignaturas con contenidos de mayor dificultad no se debieran programar en otoño-invierno. Por otra parte consideramos que es necesario tomar en cuenta las preferencias de horarios de los estudiantes, ya que se ha encontrado que la insatisfacción con el horario, particularmente en los trimestres de otoño- invierno, son una de las causas de deserción universitaria y una de las razones por las que disminuyen la capacidad de aprender lo que incrementa el índice de reprobación en esta época, hasta en un 30%. Finalmente es importante mencionar que durante las estaciones frías los individuos tienden a dormir más y si los individuos no satisfacen su cuota de dormir, presentan alteraciones de sus receptores para hormonas y se modifica la excitabilidad cerebral, lo que implica el establecimiento de deficiencias en mecanismo del proceso del aprendizaje.

 

 

 

* Enrique Canchola Martínez (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. ) es Médico Endocrinólogo. Profesor e Investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa y Profesor de Anatomía Humana de la Facultad de Medicina de la UNAM. Su Área de interés son los mecanismos de acción de las hormonas en el cerebro

 

 

 

Bibliografía

Sanders G, Sjodin M, de Chastelaine M.

 

On the elusive nature of sex differences in cognition: hormonal influencescontributing to within-sex variation. Arch Sex Behav. 2002;(1):145-52.

Falter CM, Arroyo M, Davis GJ.

 

Testosterone: activation or organization of spatial cognition?

 

Biol Psychol. 2006;73(2):132-40. 
 
Janowsky JS.

 

Thinking with your gonads: testosterone and cognition

 

Trends Cogn Sci. 2006;10(2):77-82.

 

 

 

 

Más poemas de Enrique Canchola Martínez:


Artículos
científicos de Enrique Canchola:


Da click aquí para consultar revistas de divulgación científica.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 437 invitados y ningún miembro en línea