Cuatro poemas de Clifford Ollin: Tianguis de granjeros, ¿Árboles o condominios?, Gotas Profundas y Café Latte
Minuto a Minuto

 

 

 

1 de mayo de 2021


Tianguis de granjeros


Divertida cumbre semanal de rudos sembradores.
Atávicos e infatigables labriegos genéticamente vinculados
A la fructifica tierra. Generaciones de valientes paladines
En la orgánica lucha contra la maleza oportunista.

Anónimos e invisibles campesinos ya forma tangible tienen.
“Obreros esenciales” en desprecio permanente,
Siempre muy escasamente valorados.
Ahora semblantes ya tienen. Ahora por fin ya son

Atendiendo las hordas de insaciables dientes,
Que, hechizados por la fantasmagórica naturaleza muerta
De vivientes hojas, raíces en flor y frutas estallando auroras,
Cual sublime avalancha de tonalidades en abrupta geografía,
Galería en terrenal festejo de texturas coloridas y fragantes formas
En el delicioso y sibarítico sustento de la metrópoli flamante.

… Y en el cuento del futuro cambio nunca habrá.
¡En la vitualla vital los granjeros siempre serán!

 

 

 

¿Árboles o condominios?

Un bosque urbano de robustos árboles, cual orquesta de gigantes
Con su sinfonía cotidiana de benéficas melodías, repleto de verdosa salud.
Tentadora selva de robles y pinos que con amistosos brazos
Y su estimable sombra, orgánico albergue era, un refugio vegetal
Cual frondoso Xanadù cuya enriquecedora arboleda hectáreas bendecía.
¡Perfectos respiradores, eminentes terapeutas con antiguo remedio,
Cual psicólogos de ramas y troncos, alentando a enajenadas mentes
Con su poderoso medicamento nutriendo la tierra vieja!

¡En el Universo amoral lo bondadoso y justo fecha de caducidad tiene!
El parque ecológico, a la bestia del capital, sacrificado fue.
¡Asimétrica lucha hubo, cual hormiga contra elefante, pero en la sombra
De despiadada codicia la fuerza le abrumó!
Contra el fiero y monstruoso capitalismo, con garras afiladas no pudo.
Llegó el colosal dragón soplando fuego contra criaturas indefensas.
¡Para siempre fue silenciada la cotidiana natural obertura .
Y sobre aquel lúgubre panteón una plantación de concreto brotó!

 


Gotas Profundas


En la azotea, aguacero eufónico:
Sinfonía de memorias escurriendo
Por la porosa cisterna
De mis pensamientos.

 

Café Latte


Encuentro entre negro y blanco.
Dos severos gigantes,
Felizmente unidos,
En cósmica bebida.

 

Clifford Ollin. Maestro bilingüe en las escuelas primarias de Los Ángeles desde 1992. Graduado de la Universidad de Evergreen en el estado de Washington. Escribía artículos para revistas mientras vivía en la Ciudad de México del 1985-1987. Dirige un Círculo de Lectores en español. Activista por los derechos humanos de los inmigrantes. Toca blues piano en la calle.
next
prev

Hay 1765 invitados y ningún miembro en línea