Nuevo viaje
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

 

13 de diciembre de 2019


Llegan los tiempos para salir a otro viaje.

Miro al cielo y veo nubes terciopelo
con su hartura de humo efímero.

Imágenes que componen mis referencias,
pero no son lo que veo sino lo que imagino.

Y espero con paciencia creyendo en sus historias.

La trascendencia toca las costillas
del pensamiento circunstancial
con ganas de ser arcilla.

En las intenciones del hacer,
sé que si algo falla no es el rumbo
sino la locomotora que va a otra velocidad.

Y los años empiezan a ser minas embarazadas de todo:
carbón, cobre, plata, oro, diamante.

En cada uno de estos minerales me he ido puliendo,
generando, aprendiendo del ser energía.

Minerales engendrados por la Creación
para fundirme a en todos ellos.

Todo ello he sido y soy;
así estoy inventado para estar
y conquistar;
por eso viajo.

¿Y los durmientes y los vagones
y el maquinista?

Ahí están puestos para que pase y pueda llegar donde quiera.

Una y muchas veces me pregunté
¿sabré dónde ir?
Y me respondía con otra pregunta:
¿Sí lo sabré o sólo lo sospecho?
O, ¿son sólo propósitos e intenciones?

Con la multitud de los días gastados,
pero no borrados
y los pasajes de los aires,
ya pude decirme con certeza:
¡Voy camino a donde quiero ir,
y sé a dónde es;
encontré el camino que he inventado para este viaje,
mi justificación, el viaje, mi destino.

En el viaje,
los viejos cuestionamientos se han quedado sin pasaporte;
la conversión aniquiló las dudas.

Empiezo a viajar con mis valijas llenas de pedazos de incertidumbres
para descubrir las nuevas rutas de todo lo que pueda tener, todo.

Porque ya no siento los calvarios y agobios de la incredulidad
que sólo sirven para validar otras creencias.

¿Cómo para qué? Si no hacen mejor a los seres humanos.

Entonces cae del cielo la fortuna merecida con humildad;
bajo el mismo cielo
se están quedando aquellas historias rodadas
en las ruedas del tren que viaja sobre los rieles viejos,
de todas formas voy con una espléndida carga de esperanzas.

Y por todo doy gracias a Dios,
por ser mi nave y compañero de viaje.


--
José del Rosario Sánchez Franco
  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 2268 invitados y ningún miembro en línea