Anacoreta (poema)
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

15 de Julio 2019

¡La otredad día a día me deshidrata exprimiendo la ilusión
que daba sentido y sostén a mi presencia!
…y es en el centro de la cotidianidad donde la soledad florece
al saberme sólo un simple número en el infinito desierto
de una nómina masiva y sin posibilidad alguna de acercarme al otro.

¿Cómo valorarme cuando sólo he sido una oportunidad
de abuso y un amargo asceta que, con la mísera
luz de un fósforo, he caminado descalzo y sin mayor sueldo
que la satisfacción de abrir la ruta para que transiten otros,
buscando despertar la sed de esta amarga y cruel sabiduría,
que condena a bruñir el burdo y dual espejo donde comprender
la cruel inmundicia de esta ignorante “humanidad”.

¡Amarga contradicción! Desgastarme buscando sembrar el amor
en el germen de su propia potencialidad y en la intimidad
ser un deprimente anacoreta que suplica una caricia para remendar
las heridas de mi piel marchita que suplica el espejismo
de un triste beso donde calmar mi angustia.
Y así caminar desfalleciendo sobre mi propio agotamiento
al saber que, sólo en cuanto se comparte, la luz se fortalece.
Y ser así una triste y solitaria flama que alimenta la sombra
de un ermitaño que, intentando sembrar sapiencia
desgasta sus pasos a mitad del camino sediento de una caricia
que me permita desahogar la tristeza que me esculpe.

 

 Juan Carlos Martínez P.

 (El monje hereje)

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 328 invitados y ningún miembro en línea