Poema al Che Guevara (1928 - 1967)
Minuto a Minuto

 

 

7 de junio de 2020

 

Ernesto Guevara,
ese fue tu nombre de pila,
y eres conocido en todos los países,
de habla hispana como el gran,
comandante Che Guevara…

La tierra que te vio nacer,
es llamada la cuna de la bandera argentina,
lugar donde el sol resplandece brillante,
cada mañana…

Desde niño mostraste,
tener cualidades especiales,
mente extraordinaria,
de ideales y convicciones liberales…

Tu visión fue clara y trasparente,
como el agua cristalina,
de los ríos y arroyos que corren,
al inmenso mar…

Así fueron tus ideales,
que se fincaron en la tierra,
en liberar a los pueblos oprimidos,
del yugo de países extranjeros…

Tu dedicación al estudio,
te hizo lograr tu profesión de médico,
al que juraste solemnemente,
curar a los enfermos…

Como nómada te aventuraste,
a conocer otros países,
y comprobaste por tus propios ojos,
la pobreza y la miseria que existía
en otros pueblos de Hispanoamérica…

Tu destino te llevó a conocer
a Fidel Castro, el cual te nombró,
lugarteniente de su guerrilla cubana…

Tu lucha fue grande,
tu presencia imponía respeto y confianza
a las masas populares,
al mismo tiempo eras temido
por tus oponentes militares…

Tu participación en la batalla,
en la toma de Santa Clara
se consumó el triunfo en la Habana,
y con admiración hombres, mujeres y niños,
aclamaron tu llegada…

Derrotando al régimen,
de la dictadura de Fulgencio Batista,
quien, con mano errante y autoritarismo
sometía al pueblo cubano…

Tu heroísmo en la lucha revolucionaria,
te hizo ganar con honor,
la nacionalidad cubana y de ser guerrillero,
te convertiste en un representante
de la administración pública del país de Cuba…

Dentro de tu ser,
nunca se extinguió la flama de la justicia,
y decidiste seguir en la lucha por la libertad
de los pueblos de otros países…

Tus ideales de libertador
no tuvieron fronteras, tus pies y tus manos,
estaban dispuestos a seguir luchando
por tu deber libertario…

Elegiste el país de Bolivia,
para instalar tu guerrilla,
a pesar de tu gran esfuerzo en liberar al país
fue inútil, las masas campesinas no apoyaron
la revolución boliviana…

Cuando te sentiste amenazado,
por las fuerzas militares de Bolivia
te refugiaste en la región selvática,
donde tu salud se iba desvaneciendo
noche y día…

Quizás fue el asma que padecías,
desde tu niñez o la tristeza,
que penetró tu cuerpo,
que debilitaba tu corazón…

Estabas consiente de que tu alma,
emprendería su vuelo,
al cielo infinito a dar
cuenta al creador…

Tu destino llegó a su fin,
en la región de Valle Grande,
a través de una emboscada,
fuiste herido y apresado
con órdenes supremas de quitarte la vida,
el ocho de octubre de 1967…

Tu muerte no fue en vano,
tu nombre y tu lucha es recordada,
a cada momento por pueblos enteros,
que defendiste con fusil en mano,
en favor de la libertad social.…

En la copa de los árboles,
de las montañas y selvas,
se escuchan cantar a los pájaros,
añorando tu presencia…

Empuñando la espada de la justicia,
tirando del gatillo en contra del tirano y opresor,
arrancando con tus manos la mala hierba,
que sofoca la vida de los pueblos…

Hoy descansan tus restos,
comandante Che Guevara,
en la hermosa Isla de Cuba,
ocupando un peldaño en su historia,
en la lucha por su libertad…

Tus palabras han quedado grabadas
en la mente de los hombres:

¡Viva la libertad y la igualdad entre los pueblos!
¡Viva la independencia y soberanía de las naciones!

 

Autor: Leobardo Cruz Magariño; A 03 de junio 2020.

 

Leobardo Cruz Magariño es abogado, amante de la poesía y la lectura. 

 

 

next
prev

Hay 1336 invitados y ningún miembro en línea