Haizita, flor de río
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

20 de septiembre de 2015

Haizita:
déjame beber de tu río,
de ese río que emana de entre tus piernas,
de ese manantial que al tocarlo
fluye como elixir embrujador de mi ser.

Haizita:
déjame disfrutar de tus flores junto al río,
flores vueltos senos,
pechos exuberantes, firmes y calientes
que como rosas abiertas al sol
se rinden a mi lujuria y pasión.

Haizita:
déjame tomar tu cabello suave y terso
mientras mi sable, cual inflexible mástil,
entra y sale una y otra vez
de esa ranura apretada y húmeda
que escondes como secreto
en lo más recóndito de ti.

Haizita:
me deleito viendo tus glúteos
suaves y tensos
que ceden ante la palpitación
de las yemas de mis dedos;
ellos no mienten:
se endurecen y disfrutan el jugueteo
de mis palmadas suaves y estrepitosas.

Haizita:
te toco y te palpo con lujuria,
mis dedos cual cíclopes de antaño
descubren centímetro a centímetro
la voluptuosidad derriere divina,
obra de arte,
hija del mejor orfebre.

Haizita:
de mis sueños embriagados de lujuria
que al pensarte antes de dormir,
todas las noches quedan grabadas tus increíbles formas
de ese cuerpo que despierto y junto a mí,
me hace vibrar de pasión y lujuria,
provocando que mi psique entre sueños
te recuerde y sea casi real.

Penetración que se repite interminablemente
entre vaivenes y bailes
de tus opiáceas ancas de mujer;
tu dama erecta y mi caballero andante,
personajes que nos llevan a los dinteles de la gloria:
nos funden y ahogan en el más grande
y profundo orgasmo de amor.

Imagen: images.forwallpaper.com

Salvador Calva Morales es rector de la Universidad Mesoamericana.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 873 invitados y ningún miembro en línea