¡A volar sarapico!
Minuto a Minuto

 

 

¡Ya viene el tiempo otoñal!

la abuela me lo anunciaba

¡octubre y su vendaval

el tiempo que yo esperaba!

A_volar_sarapico

 

A prepar los aperos

con infantil devoción

chantajeando al viejo abuelo

con un flamante “tostón”.

 

Lo primero: mi carrate

con hilo de doble cero,

mis dos varillas de otate

también engrudo casero.

 

Y a la tienda de la esquina

a “tumbos” y “tarampico”,

a comprar papel de china

y a forrar mi sarapico.

 

El sueño de tanto tiempo

convertido en realidad,

por las calles y en el campo

mi sarapico volar.

 

Contra el viento a correr

sin dejar de observarlo,

¡y zácale! ¡qué joder!

que reboto contra un palo.

 

¡Allá viene la cosecha!

capulines de a montón,

y yo en la ceja derecha

un tremendo chipotón.

 

Y siguió mi mala suerte

quizá por mi distracción,

que azota una racha fuerte

de un cocuite se trabó.

 

Arriba niño…¡al rescate!

panal de avispas hallé,

y picado cual metate

de aquél árbol me bajé.

 

Pero mi juguete amado

fue anestesia a mi dolor,

aunque medio atarantado

reanudé aquella labor.

 

¡Y ya se eleva zumbando

la melena sacudiendo!

mientras yo abajo creyendo

que a la luna va llegando.

 

Lo contemplo orgulloso

allá en el cielo infinito,

cual pájaro el más hermoso,

mi sencillo sarapico.

 

Pero dando una rabiada

el hilo se reventó,

aquella ilusión dorada

por el aire se esfumó.

 

Y lloré…

y sigue llorando

el niño que adentro llevo

al concluir, comparando,

que ahora yo soy quien vuelo.

 

A veces voy para arriba

otras tantas de picada,

y cuando Dios lo decida,

también daré “la rabiada”.


Felipe_Matas_Velasco_2011Felipe Matías Velasco, virtuoso amante de Tuxtepec, Oaxaca. Poeta,cronista-costumbrista, artesano, filántropo, presidente vitalicio del Instituto Cultural de Información del Sotavento Oaxaqueño, INCISO.

next
prev

Hay 250 invitados y ningún miembro en línea