En el campo de combate
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

Para Marcos Asdrubal a sus seis años
 
 
La situación era dramática,
los enemigos llegaban de todas partes.
Por momentos me daba por rendido,
estaba solo,
sin nadie que me ayudara y sin un amigo.

Las cosas se ponían más cruentas en cada momento,
disparaba de  izquierda a derecha como lo marca el reglamento,
caían de uno y del otro lado,
!atacaban de vuelta¡
parecía que todo había acabado.
 
En ese momento sentía la desesperanza
la falta de que alguien conmigo,
de repente, de la nada,
llegó alguien de mi grupo,
de mi equipo,
llegó quien era más que un amigo.
 
Nos defendimos feroces, la lucha fue cruenta,
diez de un lado,
veinte por la izquierda
disparaban de todos lados,
la pelea interminable era.
 
!Cuidado atrás¡ muévete a la vanguardia
yo te cubro, vamos, estoy a la retaguardia.
Y cuando todo era fuerte enfrentamiento,
la victoria y derrota se confundían con la metralla.
 
En ese justo momento,
llegó para mi amigo
un aviso que urgente le llamaba,
una directriz del Estado Mayor,
que su comando le ordenaba.
 
!HIJO¡ deja de jugar con tu padre,
que después no da tiempo de nada...
Se dejaron de disparar las balas de sueños
y los misiles de esperanza.
 
Y dejamos las armas formadas con almohadas
dejamos las trincheras, que eran sólo nuestras camas;
y es que no había forma de alegar cuando la mamá gritaba:
"¡Apúrense  a llegar o la cena se enfriará!
 
 Diciembre 2012

alberto hidalgo v
 
Guillermo Alberto Hidalgo Vigueras (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)
  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1447 invitados y ningún miembro en línea