El Niño y la Tortuga
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

23 de octubre de 2014

La tortuga es tan vieja como el universo. Ha visto y oído todo. Sabe cuanto se puede saber. Por eso no tiene nunca prisa, no corre enloquecida de un lugar para otro. Ha comprobado ya que todo se-guirá en el mismo lugar al día siguiente, y al otro y al otro. Sabe que lo que se marcha inesperadamente sin siquiera despedirse, no es lo suficientemente importante como para que merezca la pena perse-guirlo. Tan lentamente se mueve que la Tierra la confunde con una piedra: entre sus escamas crece el musgo y los líquenes cuelgan de su cuello. Todo el tiempo es suyo.

Tiene todo el tiempo para contar, para explicarle al niño su mundo, para narrar cómo éste fue creado. Cómo nacieron las nubes y los ríos, y por qué el sol cuelga del cielo sin caerse. Cuando el niño hace una pregunta, la vieja tortuga abre la boca y de ella salen mares y cielos y conchas y gaviotas volado-ras. No hay una sola pregunta que quede sin respuesta. Y mientas el niño pregunta y la tortuga contesta, va surgiendo el mundo y se puebla la muda nada de pájaros, mariposas y cometas.

© De esta edición: F. G. C. / Comunicación, Oralidad y Artes (COMOARTES)
© Los autores, de los textos que se publican amparados por las Bases del
Concurso Internacional de Microficción para Niñas y Niños “Garzón Céspedes”.
Cátedra Iberoamericana Itinerante de Narración Oral Escénica (CIINOE)

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 254 invitados y ningún miembro en línea