El suicidio, un problema de salud pública
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

6 de septiembre de 2013

- ConoSer Bien -

"Abandonarse al dolor sin resistir, suicidarse para sustraerse de él,
es abandonar el campo de batalla sin haber luchado"
Napoleón I

De acuerdo a datos proporcionados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se suicidan casi un millón de personas, lo que supone una muerte cada 40 segundos, agrega, que en los últimos 45 años las tasas de suicidio han aumentado en un 60% a nivel mundial. El suicidio es una de las tres primeras causas de defunción entre las personas de 15 a 44 años en algunos países, y la segunda causa en el grupo de 10 a 24 años, no incluyendo en estas cifras las tentativas de suicidio. La mayoría de los suicidios en el mundo ocurren en Asia, donde tienen lugar hasta el 60 por ciento del total. China, India y Japón, debido a sus enormes poblaciones, suman el 40 por ciento de todos los suicidios que se cometen en el mundo. Se estima que a nivel mundial el suicidio en el año 2020 representará el 2.4% en los países con economías de mercado y en los antiguos países socialistas.

Auspiciado por la OMS y por la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP), se celebra el 10 de septiembre de cada año el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, con el propósito de llamar la atención alrededor del mundo de que el suicidio puede ser prevenido. Ese día, se fomentan en todo el mundo compromisos y medidas prácticas para prevenir los suicidios, ya que cada día hay en promedio casi 3000 personas que ponen fin a su vida, y al menos 20 personas intentan suicidarse por cada una que lo consigue. Los trastornos mentales y especialmente la depresión y los trastornos por consumo de alcohol, son un importante factor de riesgo de suicidio en Europa y América del Norte; en los países asiáticos, tiene especial importancia la conducta impulsiva.

El suicidio es la segunda causa de muerte en México (IASP): “Desamor, problemas familiares y económicos, llevan a jóvenes entre 12 y 24 años de edad a quitarse la vida. En septiembre de 2012, a nivel nacional, los suicidios en México llegaron a ser 5,190: 4201 varones y 989 mujeres. Lo intentan más mujeres que hombres, pero lo consuman más los hombres que las mujeres. Cada 24 horas fallecen alrededor de 16 personas jóvenes por suicidio, y las autoridades sanitarias estiman que este problema puede rebasar a la mortalidad por diabetes”.

La OMS indica que “A pesar de que hay muchos tabús y estigmas en todo lo que rodea al suicidio y que impiden discutir sobre ello, cada vez hay más conciencia de que se trata de un grave problema de salud pública”. No todos los suicidios pueden ser prevenidos, pero la gran mayoría sí, esto mediante la implementación  de estrategias y planes nacionales de prevención, como: Reducir el acceso a los medios para suicidarse (pesticidas, medicamentos, armas de fuego, etc.); Tratar a las personas con trastornos mentales, y en particular a quienes padecen depresión, bipolaridad, alcoholismo o esquizofrenia; Dar seguimiento a los pacientes que han cometido intentos de suicidio y estar pendientes de personas con depresiones profundas, ideas suicidas o que han expresado su deseo de morir.

Un estudio publicado en la revista Social Psychiatry and Psychiatric Epidemiology determina que los suicidas son más propensos a quitarse la vida los miércoles. Concretamente el 25% de los suicidios ocurren en miércoles, en comparación con el 14% que tiene lugar los lunes o el 11% de los jueves. En Estados Unidos, en las grandes ciudades, las personas se suicidan con menos frecuencia que en las áreas rurales. Sin duda, la soledad y el aislamiento no son buenas compañías y a este factor hay que añadir que la posesión de armas de fuego es 4 veces mayor en los pueblos pequeños que en las grandes ciudades, la mayoría de jóvenes que se suicidan lo hacen con armas de fuego.

Cada vez hay mayor conciencia de que el suicidio se trata de un grave problema de salud pública, es por ello que el sector público de salud y las campañas de educación han sido orientadas sólo a los factores de riesgo del desarrollo de conductas suicidas, por lo que hay que incrementar la efectividad en prevenir los suicidios dirigiendo los esfuerzos en reducir los riesgos y fortalecer la resistencia psíquica de las personas, por lo tanto se requiere la intervención tanto del sector salud, como del jurídico, educativo, económico, político, medios de comunicación, laboral y religioso y desde luego del apoyo solidario del sector social .

¿Cómo ve usted, estimado lector, podremos juntos reducir este gravísimo problema de salud pública?

Jorge Rodriguez y Morgado 2Jorge Rodríguez y Morgado (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es catedrático universitario, conduce: ConoSERbien en Sabersinfin.com

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 590 invitados y ningún miembro en línea