Obesidad, un problema de pesos
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

7 de agosto de 2013

-ConoSer Bien-


“Yo soy mi obesidad. Jamás me rebajaré a hacer dieta: mi lema es -gordura es hermosura.”
José Donoso Yáñez

En días pasados trascendió que “en Nueva Zelanda se le negó la visa de trabajo a Albert Buitenhuis, un inmigrante sudafricano de 50 años de edad que llevaba viviendo ya seis años en territorio neozelandés y que pesa 130 kilos, la negativa fue debida a que las autoridades migratorias de ese país juzgan que -no tiene un nivel aceptable de salud- señalando que su sobrepeso es un riesgo para los servicios sociales. No obstante, Albert y su esposa Marthie, los cuales residían en la ciudad de Christchurch, a unos 300 kilómetros al sur de Wellington (capital del país), han explicado que cuando ellos llegaron por primera vez a Nueva Zelanda –en 2007- él pesaba 160 kilos y desde entonces, nunca le pusieron objeción alguna para otorgarle la visa, excepto el pasado 1 de mayo cuando les negaron la residencia y los forzaron a abandonar de inmediato los empleos que tenían en un restaurante”.

Si ese fuera el criterio del Gobierno Mexicano, créame estimado lector, que más del 30% de la población del país, porcentaje en el cual se incluirían a más de 4 millones de niños, sufriría las consecuencias, por la simple y sencilla razón de que según expertos de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), México ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil, y el segundo en obesidad en adultos, precedido sólo por los Estados Unidos. En el mundo hay unos 2 mil millones de personas que sufren de una o más deficiencias de micronutrientes, mil 400 millones más viven con sobrepeso y, de éstas, 500 millones son obesas. La obesidad es la quinta causa de muerte en el mundo, ya que en total se cobra 2.8 millones de vidas al año en todo el planeta, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La obesidad es una enfermedad que se caracteriza por la acumulación excesiva de grasa en el cuerpo. La OMS define como obesidad cuando el índice de masa corporal IMC (relación del peso entre el cuadrado de la estatura del individuo) es igual o superior a 30 kg/m². También se considera signo de obesidad un perímetro abdominal en hombres mayor o igual a 102 cm y en mujeres mayor o igual a 88 cm.

La obesidad es el principal factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles, como la diabetes mellitus y las enfermedades cardiovasculares (las dos principales causas de mortalidad general en México), así como, enfermedades osteoarticulares, ciertos tipos de cáncer como el de mama, próstata y colon, apnea del sueño e ictus, entre otras complicaciones.

En México, las cifras son alarmantes, según los resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 (Ensanut), la prevalencia de sobrepeso y obesidad en mujeres adolescentes aumentó de 33.4 a 35.8%. Y en el caso de los hombres adolescentes el aumento fue menor, la prevalencia creció un punto en los últimos seis años, pasando de 33 a 34.1% y en los adultos el aumento fue de 2.7%; actualmente 69.4% de los hombres tiene sobrepeso u obesidad.
La principal causa de la obesidad son los malos hábitos en la alimentación, que acaban desembocando en una prevalencia del sobrepeso de un 70% en la edad adulta. La experiencia demuestra que una correcta alimentación previene los problemas de sobrepeso y obesidad. De acuerdo con los expertos, por primera vez en la historia, el número de personas con sobrepeso comienza a equipararse con el número de personas subnutridas en todo el mundo.

Mientras que el Gobierno Federal emprende una “Cruzada Nacional Contra el Hambre”, un mayor número de mexicanos se ve amenazado por el problema del sobrepeso y la obesidad, es por ello que ésta se ha convertido en el principal problema nacional de salud pública, por lo que la Academia Nacional de Medicina, en coordinación con la UNAM, ha solicitado al Gobierno Federal “la implementación urgente de una política de salud alimentaria con niveles de prioridad nacional, con presupuesto asignado y con programas de evaluación y seguimiento. También, la aplicación de mayores impuestos al consumo de bebidas azucaradas, subsidios para los alimentos saludables, sistemas de etiquetados a los alimentos y el control estricto de la publicidad dirigida a los niños a través de los medios electrónicos de comunicación.”

De no actuar de inmediato, el costo que pagará la sociedad será mucho mayor a la inversión requerida para implementar estas acciones, ¿no lo cree así estimado lector?

Jorge Rodriguez y Morgado 2

 

Jorge Rodríguez y Morgado (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es catedrático universitario, conduce: ConoSERbien en Sabersinfin.com

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 952 invitados y ningún miembro en línea