Una Provechosa Noche de Insomnio
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

15 de agosto de 2014

- La Historia Jamás Contada -

El hábito de dormir –y más de noche- es una de las mejores prácticas de salud que existen y sus resultados se comprueban cada mañana. Pero sucede a veces que uno se despierta en mitad de la noche, lúcido, y se pone a reflexionar sobre lo que APRENDIÓ el día anterior. Así, cobijado por el silencio, tiene lugar un proceso tan fascinante como soñar, que describiera Freud en su clásico LA INTERPRETACIÓN DE LOS SUEÑOS, sólo que en este caso su resultado es el DESCUBRIMIENTO: cosas que tal vez por años nos habían intrigado, de pronto están ahí, accesibles a la razón y con las posibilidades que abre el conocimiento que en ese momento elaboramos CONSCIENTEMENTE, en un anti-surrealismo total. (Uno de los recursos del surrealismo era plasmar tales cuales los productos del inconsciente para escandalizar a los mojigatos.)

Esta CLARIVIDENCIA –literalmente “ver claro”-, bien conocida desde antiguo y que tantas invenciones diera, lo mismo artísticas y filosóficas que científicas y técnicas, está inhibida en la mayoría de las personas por la omnipresencia de los medios de masas y su “cultura” estupidizante, a la que tantas mentes ya de suyo disminuidas se han hecho adictas, siendo uno de los factores determinantes de la catástrofe educativa y el incremento del stress, sin que nadie parezca percatarse de ello. (Falta clarividencia, precisamente.)

televisionYa desde LA DROGA QUE SE ENCHUFA y estudios similares, se han señalado los efectos no sólo ideológicos sino orgánicos del dispositivo técnico-social llamado TELEVISIÓN que, además de ser un vehículo de propaganda mayormente reaccionaria, ha alterado los patrones de interacción social próxima y elaboración intelectual subjetiva, para no mencionar ya la distorsión de las emociones sobre la que descansa su poder, llegando a convertirse por méritos propios en un asunto de salud mental pública. (No es casual la encarnizada lucha que sostienen los grandes intereses no sólo comerciales sino POLÍTICOS por su posesión y control: les garantiza una nación de autómatas.)

Y llega la parte difícil del análisis: ¿Qué hacer? En este caso hay antecedentes, que son la gran cantidad de SESIONES –no legislativas, por supuesto- de todo tipo en que parte de la gente trata de recuperar sus capacidades naturales atrofiadas por la “vida moderna”. Tales los casos del yoga y la meditación. Es entonces posible imaginar y DISEÑAR “sesiones de vigilia lúcida” que, en un ambiente a cubierto del mundanal ruido que ya irritaba a fray Luis de León en el siglo XVI, re-creara el fenómeno originalmente espontáneo de despertar y analizar el Mundo, en forma bastante parecida, por cierto, a las indicaciones proporcionadas por Freud para hacerlo con los sueños. (De hecho, sólo se obviaría lo concerniente a la elaboración inconsciente de los recuerdos, que es la materia del Psicoanálisis.)

Parafraseando a Calderón de la Barca: “La vida es sueño…, pero también vigilia”. No permitamos más que la televisión nos despoje de ambos.

Imagen: boomker.com

Fernando Acosta ReyesFernando Acosta Reyes (@ferstarey - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es fundador de la Sociedad Investigadora de lo Extraño (SIDLE), músico profesional y estudioso de los comportamientos sociales.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 707 invitados y ningún miembro en línea