¿Qué es armonía en el vivir? (Artículo)
Minuto a Minuto

 

 

 

7 de enero de 2021

 

Allá por 1976 era profesora de una escuela primaria, los grupos de más de 50 chiquillos era lo más natural en los salones de clases.

El diario quehacer iniciaba con el control de cincuenta vocecillas que reían y hablaban al mismo tiempo.

El silencio llegaba cuando con voz de orden, se preguntaba por la tarea de matemáticas; pero volvía a reinar el barullo en la clase de español que iniciaba con un cuento o una canción alusiva al tema que se iba tratar.

El reto era interesarlos en el tema, el punto es que, en el momento más interesante de la narración, alguien interrumpía y desde luego venía el llamado de atención.

A eso, un buen día no faltó una vocecita que furiosa se dejó oír “¡No rompan la armonía! cómo olvidar aquella frase “¡No rompan la armonía!” Los años han pasado y no la olvido.

No hay duda, armonía es sinónimo de paz, calma, satisfacción, plenitud y tranquilidad. Sentir armonía es tener la certeza que todo está bien, sentir en nuestro interior que lo que hacemos es lo correcto, tener claros los valores que rigen la vida, para el bienestar.

Según Platón, “la armonía del cuerpo no solo ha de buscarse en su inmanencia, sino también en su exterioridad, en su apariencia. De un alma buena emanan movimientos ordenados”. Aristóteles y Kant coinciden en que la armonía es la concordancia del entendimiento consigo mismo e identidad del entendimiento con la razón, la ciencia, la naturaleza. “Conciencia de finitud trabada en la aspiración de trascendencia”.

Estar en armonía significa anhelar el bien para todos, actuar de modo constructivo y ayudar en el camino a nuestros semejantes para que logren lo deseado como valor personal. Vivir en armonía es lograr un equilibrio en pensamientos, acciones y sentimientos, a fin de disfrutar cada momento, vivir en paz con nosotros mismos reconciliados con los demás.

Armonía es experimentar una energía positiva que recorre nuestro ser y produce felicidad, otorga paciencia y sabiduría para enfrentar diversas situaciones.

Una de las lecciones más importantes que nos ha dejado este tiempo de pandemia, es que podemos prescindir de muchas cosas, pero no de la armonía en la familia, porque nuestra convivencia familiar nos ha permitido reconocer que somos capaces de construir una idea de felicidad, que nos permite hacer frente a la turbulencia y desasosiego del mal que nos amenaza.

“La armonía en la familia, es por su naturaleza misma una educación básica y fundamental que imprime un sello imborrable en todas las edades de la vida”

Resaltar la importancia de las relaciones humanas, especialmente en el núcleo familiar, es un aprender a convivir con los demás. El hombre como ser social no vive aislado; vivir plenamente requiere estar abierto a las experiencias que es lo opuesto a vivir a la defensiva, que en dicho popular se dice: “¿por qué vivir con la espada desenvainada?”.

Si comprendiéramos la conducta de los demás, podríamos lograr relaciones interpersonales más satisfactorias y la vida sería un viaje maravilloso con un mundo de posibilidades para el bienestar.

¡Vivamos en armonía!

 

Merced Sarahí Jarquín Ortega es originaria de la Sierra Sur del estado de Oaxaca. Autora de múltiples cuentos, ensayos, poemas y novelas. Ha participado en diversas antologías literarias. Es integrante del Círculo de Escritores Sabersinfin.
next
prev

Hay 1320 invitados y ningún miembro en línea