Ya merito y nos chingan... crónica del partido México vs Sudáfrica
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

luis fernado paredes porras tuxtepec.jpg-MASCA LA IGUANA-
Ya  merito y nos chingan
(Crónicas del Mundial de Fútbol 2010)
 
Luis Fernando Paredes Porras*

 

-    ¡Que sustote nos metieron verdad?, si no hubiera sido por el poste nos ganan 2 -1. El conejo nada más se quedó parado.

    Ese es el comentario de mi amigo Farid, quien llega a verme con la verde puesta. La temperatura para las dos de la tarde es sofocante. Por la calle mucha gente suda, literalmente la camiseta de la selección. Ha sido una mañana futbolera.



Crónica de un partido.

8:30 am. Abordo un camión rumbo  a una institución educativa para  presenciar el partido ahí, con la chamacada. En el camión los jóvenes llevan unas rayas mal pintadas en el rostro. Uno de los alumnos comenta con su amigo:

-    ¿Por qué no sacaron al Bofo?
-    Pues porque juega bien
-    Eso era en sus tiempos, hay que estar idiota para meterlo desde el inicio…

8:35 am. ¡Córrele chófer que no llegamos!, oye ¿viste el concierto de ayer? Estuvo bueno, bailó mi vieja la Shakira…

8:37 am. No llegan a la escuela, se bajan para verse con sus cuates quienes ya les esperan a fuera del bar Trova. Hombres y mujeres disfrutan la pinta.

8:45 Las iguanas del Seguro Social siguen verdes, es que están apoyando a la selección.

8:57 am. Ubicados en la cafetería “El manguito” construida bajo la sombra del árbol que le da nombre, miramos en la televisión como se entona el Himno Nacional. La cara de pujido de Felipe Calderón hace que los muchachos comenten lo que se dijo en las redes sociales, que la presencia del Presidente era de mala suerte para la selección.
Una imagen fugaz del chapulín colorado con el signo de saludo a la bandera es captada por la televisión (lo cual no pasa desapercibido por los fotógrafos del diario argentino “el Clarín” y muestran en su portal a un mexicano con el disfraz rojo, sus antenitas “debidín” el chipote chillón en la mano derecha y una cerveza en la izquierda, haciendo un gesto de berrinche… http://www.clarin.com/deportes/futbol/Sudafrica-Mexico-abren-Copa-Mundo_0_278372370.html).
Al terminar los himnos nacionales el comercial de los poderosos banqueros españoles. En la cafetería se escuchan pedir las dobladas, gorditas y enchiladas.

9:04 am. Se toca el balón…el mundo se inclina ante su majestad el fútbol. En un salón intentan colocar una antena “hechiza” para mejorar la recepción del televisor de plasma que acaban de llevar.  A los pocos minutos ante la primera llegada de la selección mexicana, los chavos se emocionan y piden las cocas familiares con los vasos de unicel. Las dobladas de rajas se agotaron. Avanza el reloj y ante el primer saque de meta del portero sudafricano, los mexicanos en el  soccer city stadium de la ciudad de Johannesburgo escupen de su ronco pecho el grito intimidatorio al unísono: ¡gaaaay! ...nada más que en español.

9:22 am. Un chavo comenta que pobres de los cuates que están haciendo examen para ingresar al tecnológico, pues comenzó a las 9 y terminará a la una. Un maestro, de afamada pasión futbolera, llega con su gorrita vieja de los pumas y su toalla para secarse el sudor, obviamente, de los pumas; parece no darle mucha importancia al encuentro. Me informan que con su dedicación ha llevado a un equipo femenil de fut a importantes participaciones. Me entero después que es de los que disfrutan el que la tele de plasma se ve bien.

9:37 am. Para foto de postal, el portero anfitrión, con el número 16 en su playera roja, enfrenta  al paisano con un gesto guerrero que culmina con una atajada al balón con su brazo derecho. Un grito contenido calienta el ánimo mientras un mango maduro golpea la lámina y la temperatura se incrementa.

Una señora que deshebra el quesillo lleva en su moreno brazo izquierdo pintada una bandera, de pronto jala el quesillo con coraje ante la anulación de nuestro gol por estar en fuera de lugar, las cámaras de televisión mandan la señal al mundo de Javier Aguirre mentándole la madre al arbitro…..pienso que eso puede ser una linda escena del próximo video de la campaña de Iniciativa México.
Fin del primer tiempo.

El calor sube y sube, la coca baja y baja, la cafetería está llena con nuevos chavos que han llegado a ver ahí el partido.  Se aprecia como nuestro portero, el Conejo, brinca y se estira pero el balón pasa como rayo, tal cómo se fabricó la jugada de pared y todo el continente negro celebra que es siendo los anfitriones metan el primer gol del mundial. Como por arte de magia el ánimo decae y salen los directores técnicos amateurs que piden, que exigen los cambios de inmediato: ¡Chícharo y Blanco! Podemos estar contentos de que al menos los africanos no olvidaran que jugaron contra México cuando su jugador con el número 8 en la playera amarilla, anotara el primer gol.

He dejado de ver el reloj, me concentro en mi doblada de champiñones y café negro.

Otro mango  golpea la lámina y la señora del quesillo lo toma, lo limpia y se lo da a una compañera, la cual, aprovechando un descanso, se come con ganas, chupa el hueso amarillo como si el fruto tuviera la esencia del equipo local, con la finalidad de debilitarlos pues se han crecido en la cancha.

¡Ya entró Cuauthémoc!, dice la chica a su amiga y agrega, ¡que sirva de algo el que esté viejo! Pienso que ese comentario es alentador, no por Blanco, sino porque reconoce que la vejez es sinónimo de experiencia.

Avanza el tiempo, y sale el primer pretexto: “están jugando muy sucio por eso no anotamos”, aunque no hay ningún expulsado ni faltas  excesivas.

Sigue presionando Sudáfrica y vamos perdiendo por un gol:

-    ¡Pinche Calderón, no hubiera ido!, grita el más apasionado de todos y nos arranca una sonrisa.

Pero con el número 4, Rafael Márquez anota y  los gritos incendian el alma de millones de mexicanos.  La presión no ha llegado a los límites como que se escuche el sí-se-puede que oiremos cuando estemos a punto de ser descalificados.

A la cancha entra el Chicharito y los directores técnicos presentes reclaman la tardanza del cambio. La jugada a balón parado donde la cobra Blanco hace que la misma mucha de minutos atrás diga: saca la experiencia Thémoc.

A unos instantes de terminar el partido, en un contragolpe del equipo local y un toque al final de la jugada, hace que el balón se estrelle dramáticamente en la parte baja del poste derecho, dejando al Conejo parado, como lampareado…nos salvamos.

Termina el partido y un nuevo mango maduro golpea la lamina. El apasionado remata la experiencia con un: Pinche Calderón, por su culpa no ganamos.

El análisis.

Farid me comenta las jugadas, el calor hace que disfrutemos el ventilador y el agua fría, no se si suda por la emoción, por el coraje o por el calor de junio. Su playera verde esta mojada, pero no se la piensa quitar hasta la noche. Me dice que la da gusto que yo, que no soy un fanático del futbol porque según su argumento, me faltó un “grado” para ser “choto”, porque a los mexicanos machos les gusta el fut,  haya visto el partido. Me invita a que veamos juntos el próximo. Quizá le tome la invitación, aunque no se bien cuando juegan. Pero ahora si, me dice, hay que ponerse las pilas… ya merito  y nos chingan.

Pienso en las iguanas verdes, que son verdes hoy porque apoyan  a la selección…a esas sí que nos las hemos pasado a traer…

* Luis Fernando Paredes Porras es director del proyecto Las 1001 Voces y Colectivo a favor de la infancia , el cual consiste en desarrollar el pensamiento crítico de los niños a través de la comunicación. Luis Fernando Paredes Porras es conferencista y facilitador en educación.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1369 invitados y ningún miembro en línea