La organización de las ciencias políticas en México
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

30 de agosto de 2013
Después de varios meses de trabajo distintos estudiosos de los fenómenos sociales, históricos, legales, comunicativos e institucionales, entre tantos otros, unificados por el núcleo del poder político, fundaron la Asociación Mexicana de Ciencias Políticas AMECIP, para diferenciarse particularmente de los politólogos apostados dentro del campo casi exclusivo de la política como ciencia considerada lo más cercano a una ciencia positiva, aunque por la concepción amplia del nombre, también estos estudiosos caben.

La AMECIP como son sus siglas de identificación, llevó a cabo su primer congreso con carácter de internacional en Guanajuato del 26 al 28 de agosto de 2013,  con el apadrinamiento de politólogos fundamentalmente europeos y desarrolladores de la ciencia política (no de las ciencias políticas) continental, ya que forman otra línea los estudiosos de ciencia política no continental y que tienen su nicho en Inglaterra, con influencia, relación y retroalimentación con la ciencia política –que no ciencias políticas- norteamericana. Estuvieron dictando conferencias magistrales: Leonardo Morlino reflexionando la calidad democrática en Latinoamérica; Thimothy Power pensando el neo-presidencialismo brasileño; Philippe Schmitter, presentando un camino de los que ya empieza ser la tercera revolución democracia en los países poscapitalistas; Dieter Nohlen, pensando las controversias sobre los sistemas electorales.

Gianfranco Pasquino merece una reflexión particular, por la experiencia que le concede haber sido un discípulo de Norberto Bobbio, con una personalidad política y académica demasiado paralelas, parecidas. Ambos trabajaron el Diccionario de ciencia política italiana –no ciencias políticas-, junto con Nicola Matteucci, obra referente obligado para todo politólogo profesional, puesta en circulación desde inicio de los años ochenta del siglo XX, que Bobbio fue senador y también Pasquino se ha desempeñado como senador, ambos experimentando el funcionamiento de la ciencia política. y al dictar su conferencia magistral “La personalización de la política: poder y responsabilidad”, sustentada en el sentido de que la política es actividad individual de los hombres, y su relación con otros hombres, y por consecuencia relaciones con políticos, donde los políticos son hombres habilidosos relacionándose con otros hombres y algunos excepcionalmente llegan a encarnar  la política, como Pericles, o De Gaulle, en donde la obra de Maquiavelo  il príncipe desde diciembre de 1513, hace 500 años es referente de la actividad política individual. Se permitió alarmarse y señalar que estaba horrorizado de haber escuchado sandeces e referencia a la ciencia política.


Quizá –la de Pasquino- fue la conferencia de mayor valor para la institucionalización de los estudios politológicos en México, puesto que si señalarlo, apareció ese reconocimiento que le hace a la Ciencia Política Norteamericana en “Naturaleza y evolución de la disciplina” que aparece en la obra colectiva  Manual de Ciencia Política publicado en Bologna en 1986. Dice: “la ciencia política estadounidense es netamente empírica, orientada a la solución de los problemas políticos urgentes, poco inclinada a la teorización, ligada al modelo de democracia  lockeano”. Finalmente es una ciencia política institucional que opera como ciencia política aplicada, como toda ciencia. Me parece que el ruido que provocó una ponencia que habla de la “muerte de la ciencia política” no le agradó. Ojala con la experiencia de los invitados magistrales, los integrantes de la AMECIP  revaloren el concepto plural y adopten el de Ciencia Política para iniciar su anhelo de la institucionalización.

raymundo garcia garcia 3

 

Raymundo García García es mexicano, catedrático, investigador y doctor en Ciencia Política.

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 554 invitados y ningún miembro en línea