Costosos proyectos para Puebla ¿Necesidad o necedad?
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

29 de abril de 2013

Una de las aspiraciones de todo gobierno y gobernante es trascender, dejar un legado que permita recordarle más allá de su periodo de gobierno, generalmente ese legado se empieza a planear o plantear –según el estilo de cada quien- desde las precampañas, las campañas y en los inicios de cada administración o periodo gubernamental.

Asimismo, esa aspiración por trascender casi siempre se trata de reflejar en el tema de la obra pública, las distintas administraciones tratan de que en su periodo se realicen obras que les permita a los titulares ser recordados durante varios años posteriores a la conclusión de su gobierno.

En el caso de la actual administración estatal se han planteado varios proyectos en materia de obra pública muy importantes, aunque no todos han tenido un afortunado desarrollo y la conclusión esperada o deseada.

Si bien es cierto que hay que esperar unos meses o años más para ver si el tiempo les da la razón a quienes las plantearon, en el corto plazo hay algunos aspectos a los que vale la pena dedicarles un poco de atención.

La primera obra de alto impacto en la ciudad de Puebla es el Puente construido en la zona de Los Fuertes, que durante su construcción desató preocupación al caer una estructura de las conocidas como “ballenas”, aunque ya cumple casi un año de su inauguración sigue siendo común observar que pocos son los conductores que lo utilizan, un gran número prefiere circular por debajo.

Posteriormente se inició la construcción de otro puente –en el boulevard Valsequillo esquina con boulevard 5 de mayo-, y también ya hubo caída o derrumbe de una estructura, lo que incluso provocó algunos comentarios negativos hacia la empresa, la dependencia y su titular encargados de esta obra.

También se anunció e inició la construcción del Teleférico, cuyo recorrido iniciaría en los Fuertes y llegaría a la zona del Barrio del Artista, específicamente donde se ubicaba una edificación conocida como la “Casa del Torno”. Este proyecto está detenido porque, una vez iniciada la obra y altamente dañada la “Casa del Torno”, diversos grupos sociales solicitaron la intervención del Instituto Nacional de Antropología e Historia, a fin de verificar que la obra cumpliera con la normatividad aplicable y la obra tuvo que detenerse, toda vez que se informó que carecía de algunos permisos.
El más reciente anuncio fue el de la Rueda de Observación, la cual se pretendió primero instalar en el Paseo Bravo, después se propuso que fuera “itinerante” y que el primer punto fuera una parte del Centro Escolar Niños Héroes de Chapultepec, ante lo cual se suscitaron diversas manifestaciones de inconformidad –destacando la marcha en la que participaron alumnos, padres de familia, maestros y ex alumnos de la institución-.

Después se quiso organizar una marcha a favor, convocada por los directivos de la institución, pretendiendo que pareciera que la convocaban otros maestros, alumnos y padres de familia, sin embargo, esta marcha no se pudo realizar ante la falta de interés y asistentes.

Ante estos anuncios, inicios de obras, percances y detenciones de las mismas, surge la pregunta del título de esta colaboración: ¿Necedad o necesidad?

Desde mi punto de vista, estas obras enlistadas obedecen a cualquier razón menos a la de resolver problemas de quienes vivimos en esta ciudad, veamos:

El Puente de los Fuertes no era tan necesario como realizar otras obras orientadas a resolver problemas de congestionamiento vehicular en zonas verdaderamente conflictivas como: el crucero del mercado del Infonavit Amalucan, el crucero a la altura de la vía del ferrocarril sobre avenida Xonacatepec, la vialidad que lleva de la 14 oriente al Seminario Palafoxiano, por mencionar sólo algunas de esa misma zona de la ciudad.

El Puente del boulevard Valsequillo aún no está concluido, sin embargo, hay la impresión de que se genera mayor tráfico vehicular en otros cruceros cercanos: en el mismo boulevard Valsequillo en la intersección con Circuito Juan Pablo II y en la intersección con la 16 de septiembre. También se requiere hacer algo en la esquina del boulevard 5 de mayo y 2 sur.

En cuanto al Teleférico, basta imaginarnos cómo sería ver las azoteas de las viviendas y otros edificios en los barrios que se ubican debajo de su recorrido. ¿Realmente valdría la pena mostrar eso a los turistas? ¿Vale la pena dañar o destruir inmuebles catalogados por el INAH como Patrimonio Cultural en aras de este proyecto?

Finalmente, la Rueda de Observación sólo consiguió un alto rechazo no sólo por la comunidad del Centro Escolar Niños Héroes de Chapultepec, sino también de diversos sectores de la sociedad e innumerables personas que no le vieron los “altos beneficios” que representaría para la ciudad y la institución.

Esto nos habla de que hay compromisos o necedades del gobierno para llevar a cabo estas obras o proyectos, aún sin consenso social y sin dar a conocer los estudios necesarios. Por el bien de Puebla y los poblanos, espero que esto cambie y se hagan cosas que resuelvan necesidades, no necedades.

Hasta pronto.

JUAN CARLOS TREJO

 

Juan Carlos Trejo Arenas ha desempeñado diversos cargos en el servicio público en el estado de Puebla.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 2110 invitados y un miembro en línea

  • Juan Carlos Martínez Parra