Fin del outsourcing (Artículo)
Minuto a Minuto

 

 

 

2 de mayo de 2021

 

Las empresas tendrán que integrar a sus plantillas laborales a los trabajadores que tenían contratados a través de un tercero.

Una de las promesas de campaña del presidente Andrés Manuel López Obrador en materia laboral fue terminar con la subcontratación de personal o conocido como outsourcing por atentar contra los derechos laborales de los trabajadores.

La reforma ha sido aprobada y entró en vigor el pasado 24 de abril con la finalidad de beneficiar a más de 300,000 trabajadores que estima la Secretaría del Trabajo se encuentran bajo este tipo de contratación. Se evitará que empresas contraten a terceros con el objetivo de evitar que los trabajadores generen antigüedad, evadir el pago de prestaciones como utilidades y reportar menores salarios ante el IMSS.

La secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde Luján explicó 8 puntos importantes de esta reforma:

• Se prohíbe la subcontratación de personal.
• Las empresas deberán transferir y reconocer como trabajadores propios a los que realizan actividades principales en las empresas.
• Se permite subcontratación de servicios y obras especializadas que no formen parte de actividad preponderante.
• Las empresas que presten servicios deberán estar en registro obligatorio ante la STPS, demostrando el cumplimiento de sus obligaciones fiscales y de seguridad social.
• Las empresas que reciban estos servicios deberán responder frente a trabajadores en caso de incumplimiento.
• Se homologan los criterios del Código Fiscal, de la Ley del ISR y la del IVA con la Ley Federal del Trabajo; para evitar la defraudación fiscal.
• Se endurecen sanciones para incumplimiento.
• Se reforma la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, para que en el gobierno federal no exista la subcontratación. Se iniciará un proceso de diagnóstico para regularizar al personal en modalidad de outsourcing.

Para las empresas que continúen con la subcontratación de servicios especializados deberán registrarse ante la Secretaría del Trabajo para la supervisión del cumplimiento de los derechos laborales de los trabajadores.

Las empresas que deberán integrar a sus plantillas laborales a los trabajadores que tienen a través de terceros cuentan con 90 días para regularizarse.

Confiamos que las modificaciones sean en beneficio de los trabajadores, que respeten sus derechos laborales, antigüedad y prestaciones. Por ejemplo, las empresas habían reportado una repartición de 56,000 millones de pesos en utilidades, bajo este nuevo esquema se espera que sean de 157,000 millones.

 
René Sánchez Juárez (@rene_froc) es politólogo,sindicalista y catedrático de la BUAP.
next
prev

Hay 1150 invitados y ningún miembro en línea