La reelección sin equidad (Artículo)
Minuto a Minuto

 

 

 

22 de febrero de 2021

 

La reelección en cargos de elección popular sin separarse del cargo representa una jornada inequitativa.

 

La reforma electoral que se aprobó en 2014 aprobó la reelección de puestos de elección popular hasta por 12 años consecutivos; sin embargo, quedó incompleta debido a que los legisladores no aprobaron los lineamientos de su aplicación. En marzo de 2020 los legisladores aprobaron las reformas a la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales donde se estableció que no era necesario separarse del cargo, aunque la minuta no fue aprobada ni discutida en el Senado.

Por esta omisión la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE presentó un proyecto para que los legisladores se separaran del cargo 60 días antes de la elección, por lo que los diputados exigieron al INE que no se extralimitaran en sus funciones.

Finalmente, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación estableció que los diputados que busquen la reelección en este 2021 podrán no separarse del cargo; sin embargo, no podrán hacer campaña política en horarios laborales ni ausentarse de sus funciones legislativas, así como no emplear recursos públicos con fines electorales.

Si bien la reelección en los cargos de elección popular puede servir como una herramienta de la democracia participativa, donde el ciudadano puede “castigar o premiar” a su legislador por su trabajo realizado. La reelección sin separarse del cargo implica una contienda inequitativa.

Los que defienden la reelección sin dejar el cargo opinan que el INE tendrá las facultades para fiscalizar los gastos de campaña y denunciar a aquellos que puedan incurrir en faltas, otro argumento es que el uso de recursos públicos con fines electorales ya es un delito grave que se castiga con prisión.

Sin embargo, aquí hay un problema más de fondo, la inequidad de una contienda, donde los candidatos no tendrán las mismas posibilidades, ya que los representantes en funciones cuentan con la exposición de medios de comunicación, el uso de personal que recibe un sueldo o las casas de apoyo.

Modificaciones como ésta son las que inhiben la participación, donde se presentan las mismas opciones, la democracia pasa a segundo plano, para dar paso a los mismos grupos de poder. A esto le sumamos que las elecciones intermedias no son llamativas además de la pandemia no se espera mucha participación.

 

René Sánchez Juárez (@rene_froc) es politólogo,sindicalista y catedrático de la BUAP.

 

next
prev

Hay 1485 invitados y ningún miembro en línea