Desfile Conmemorativo de la Batalla del 5 de mayo de 1862, Patrimonio Cultural Intangible de Puebla
Minuto a Minuto

 

 

malinalli garcia ruiz.jpgDesfile Conmemorativo de la Batalla del 5 de mayo de 1862, Patrimonio Cultural Intangible de Puebla
 
 
Malinalli García Ruíz*


La labor legislativa me ha dado la oportunidad de conocer y amar más a Puebla y lo que ella significa. Cada día me convenzo  que quienes vivimos en estas tierras somos afortunados de ser cobijados por tanta riqueza natural y cultural.

 

Como legisladora todos los días sostengo reuniones con personas de todos los niveles socioeconómicos, de todas las edades, en los encuentros siempre surgen propuestas para mejorar la calidad de vida de los poblanos, a veces los planteamientos se convierten en proyectos y cuando es así hay que trabajar para que tomen cuerpo, para que se incorporen en la legislación de nuestro estado, finalmente éste es el propósito de las diputadas y los diputados.

El año pasado tuve la fortuna de conocer a un grupo de académicos e investigadores que me expusieron una visión innovadora y de progreso en relación con el Patrimonio Natural y Cultural. Con el paso de los trabajos me fui adentrando en los alcances de lo que significan los saberes colectivos y la vital importancia de llevar este tópico a todos los niveles de análisis y acción, por supuesto que esto significa continuar investigando, estoy convencida de que es necesario llevarlo al ámbito internacional.

Entre los investigadores que han conformado un sólido equipo de trabajo se encuentran el Dr. Abel Pérez Rojas (Director de Sabersinfin.com), Dr. Luis G. Benavides Ilizaliturri (Director del CIPAE), Dr. Raúl García Tlapaya (Director del ITSLibres), Mtro. Carlos Ricaño Zetina (CEUNI), Mtro. Alejandro Barroeta Aguilar y el Mtro. Marco Antonio Serrano Téllez, sólo por mencionar algunos.

Estoy convencida de que es posible establecer relaciones sólidas entre la sociedad civil y  los legisladores, también estoy convencida de que cuando conseguimos establecer espacios de entendimiento abonamos al progreso de nuestro estado y a la cultura de paz de nuestra sociedad.

Como parte de esta vinculación entre la investigación educativa y las políticas públicas presenté una iniciativa para adicionar el artículo 12 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Puebla, en dicha propuesta sostenemos que es necesario considerar como garantía constitucional la unidad del patrimonio cultural y natural de los poblanos, también se argumenta en el sentido de considerar jurídicamente los saberes colectivos que dan pauta a las sociedades inteligentes y a las ciudades educadoras.

El enfoque y argumentación de la propuesta la hace innovadora internacionalmente y de incorporarse en nuestro texto fundamental podría ser la primera constitución en el mundo por la cual el Estado asuma como garantía constitucional los elementos citados anteriormente.

El trabajo conjunto entre sociedad civil y diputación sigue avanzando, por ello recientemente asumí como propia la propuesta que he llevado al H. Congreso del Estado de Puebla por la cual sostenemos que el desfile conmemorativo a la batalla del cinco de mayo sea declarado patrimonio cultural de Puebla.

Que una entidad federativa efectúe la declaratoria de patrimonio cultural o natural de alguna parte de su acervo, significa sentar y abonar las bases para futuras acciones en pro de la conservación, transmisión, generación y fortalecimiento de lo que le da la razón de ser a su entorno y a sus habitantes.

A continuación les comparto algunas líneas del punto de acuerdo que presenté en el H. Congreso del Estado de Puebla para considerar como Patrimonio Cultural Intangible al Desfile Conmemorativo de la Batalla del 5 de mayo de 1862:

El 5 de mayo de 1862 en los cerros de Loreto  y Guadalupe se escribe uno de los pasajes históricos más importantes de nuestro país. El Ejército de Oriente bajo el mando del General Ignacio Zaragoza derrota a los invasores franceses, considerado en aquellos años como el mejor ejército del mundo.

La hazaña histórica del Ejército de Oriente, de los grupos indígenas y de los aliados extranjeros ha sido ampliamente estudiada y documentada durante más de un siglo. 

El hecho histórico conocido en el mundo como “la batalla del 5 de mayo” marcó significativamente la historia de los mexicanos y en particular la de las y los poblanos: no sólo tuvo efectos inmediatos; lleva consigo una gran carga de futuro que se proyecta en nuestra identidad en un entorno cada vez más global.

Desde 1867 se conmemora en todo México la victoria del  5 de mayo. El desfile es el acto más importante de dichas conmemoraciones, es tal la magnitud que en él actúan cerca de 30 mil personas entre estudiantes de todo el estado, dependencias gubernamentales, efectivos militares, organizaciones de la sociedad civil, invitados de otras entidades federativas y del extranjero. La multitud de participantes que forman interminables vallas en el recorrido crece cada año.

Las siguientes razones sustentan la imperiosa urgencia de declarar el “Desfile del 5 de mayo” como Patrimonio Cultural de Puebla:
•    Su trascendencia histórica y carga de futuro que ha inspirado a generaciones de poblanos.
•    Las amenazas latentes que ponen en riesgo su continuidad: epidemias, violencia, falta de recursos económicos, la transculturización, etc.
•    La gran capacidad de convocatoria del pueblo que se congrega a participar en él sin exclusiones, lo cual es un espacio que nutre la convivencia humana en una cultura de paz.
•    Su fuerza como símbolo eficaz que refuerza la conciencia de la soberanía nacional, hacia el interior del país y ante el mundo.
•    Es uno de los espacios públicos más contundes de aprendizaje cívico en el contexto de educación permanente.
•    La dinamia económico-turística que desata el desfile, con visitantes nacionales y extranjeros, gracias a su naturaleza de esparcimiento, festividad cívica y cohesión social.
•    La necesidad de asegurar para las generaciones futuras la manifestación festiva en el lugar donde ocurrieron los hechos, dado que cada vez cobran más fuerza festividades con el mismo motivo en nuestro país y el extranjero.
•    La urgencia de seguir en el camino de garantizar el dominio público de dicho evento y evitar su apropiación por particulares y extranjeros.
•    Dicha declaratoria refuerza el sentido cívico y ético de la celebración.


Hasta aquí la cita.
 
*Malinalli García Ruíz es maestra en Gobierno y Administración y diputada de la LVII Legislatura del H. Congreso del Estado de Puebla.
Más de Malinalli García Ruíz:
next
prev

Hay 393 invitados y ningún miembro en línea