Noticias Universitaria
Minuto a Minuto

 

 

06 de febrero de 2023

El Instituto Politécnico Nacional (IPN) realiza acciones de investigación científica y tecnológica encaminadas a proyectos de innovación que coadyuvan a la solución de problemas de la sociedad, afirmó su director general, Arturo Reyes Sandoval.

Por ello, agregó, el IPN se colocó ya como la segunda institución de educación superior con más solicitudes de patentes a nivel nacional:

“Somos una institución que está constantemente patentando; sabemos que la clave y a donde debemos de llegar es el licenciamiento de estas patentes, las cuales verán la luz a través de empresas o de startups.”

Destacó que el Politécnico impulsa estrategias de internacionalización mediante el intercambio académico, ya que desde su creación hace 87 años, imparte educación de calidad a quienes más lo necesitan.

Durante su participación en la segunda edición del programa Academia-Industry Training (AIT) México que se efectuó en la Residencia del Embajador de Suiza, informó que el IPN cuenta con una matrícula de alrededor de 220 mil estudiantes en los tres niveles educativos.

Destacó que dispone de 20 centros de investigación (en su mayoría con estándares de calidad internacional) y dos Centros de Innovación: en Ciudad Juárez, Chihuahua, y en Papantla, Veracruz, y se trabaja para que haya otro más en Guanajuato.

Estos centros, explicó, brindan apoyo a sectores productivos de las regiones que lo necesitan, a las pequeñas y medianas empresas (pymes) y entidades gubernamentales.

Como parte de las acciones de internacionalización del Politécnico, 128 de sus alumnos realizaron estancias académicas en diversas instituciones educativas de Canadá, y se han entregado becas para Queen Mary University of London, en el Reino Unido, señaló Reyes Sandoval.

El embajador de Suiza en México, Pietro Piffaretti, recordó que la innovación y la colaboración entre la academia y los sectores público y privado son esenciales para el crecimiento económico y competitividad de las naciones.

Puntualizó que, a través del intercambio de conocimiento entre ambos países y el desarrollo de productos innovadores, se dará solución a los retos que enfrenta la sociedad, porque favorece el intercambio de experiencias y buenas prácticas en el sector productivo.

El programa Academia-Industry Training (AIT) México tiene entre sus objetivos apoyar los resultados de investigadores de ambos países para que, a través de esta aceleradora de empresas, se comercialicen productos, establezcan alianzas con la industria o desarrollen planes de negocio.

Durante el evento se presentaron 15 proyectos de científicos de México y Suiza, que ofrecen soluciones y tecnologías de vanguardia en salud digital, inteligencia artificial, cleantech, foodtech, entre otros.

El egresado de la maestría en Ciencias Biomédicas y Biotecnología Molecular de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB), Unidad Santo Tomás, Javier Arturo Sánchez López, explicó que desarrolla un dispositivo que se coloca en el tanque de gasolina o diésel de los vehículos para producir hidrógeno bajo demanda, ya que la combinación de ambos reducirá el consumo de combustible y la emisión de contaminantes.

Sánchez López trabaja en una empresa suiza establecida en aquel país, para que, una vez concluido el proyecto, se implemente en el parque vehicular mexicano.

Fuente: ipn.mx

28 de enero de 2023

Con la participación de estudiantes de licenciatura, maestría y doctorado que realizan tesis sobre la filosofía de la modernidad temprana, así como de investigadores de México, Canadá, Argentina y Costa Rica, el Instituto de Investigaciones Filosóficas (IIFs) realizó el II Encuentro de investigaciones en proceso sobre la modernidad temprana y la historia de la filosofía.

Organizado por la entidad académica, se efectuó –a distancia– del 17 al 19 de enero; incluyó sesiones plenarias y conferencias magistrales como: Certeza moral en la filosofía natural cartesiana; Los ojos que miran y son mirados. La imbricación entre el conocimiento del mundo y el mundo conocido, además de Leibniz reinterpretado por Deleuze y Sloterdijk a través de la arquitectura.

Asimismo, Reflexiones sobre la terminología kantiana; Investigación sobre el problema del conocimiento en Descartes a partir de El discurso del método y Reglas para la dirección del espíritu; Diálogo entre la filosofía occidental moderna y la prehispánica; La noción del género humano en Leibniz; Hume y el principio de la razón suficiente; El concepto de ente en Francisco Suárez. Un acercamiento a su pensamiento metafísico; y La crítica a la cosmología aristotélico-ptolemaica en el Miljamot haShem de Levi ben Gershom, entre otras investigaciones.

Al inaugurar el acto académico, su coordinadora, Laura Aurora Benítez Grobet, refirió que esta actividad visibiliza “nuestras preocupaciones filosóficas, así como las temáticas importantes desde nuestra perspectiva”.

Sin embargo, precisó, lo fundamental es la interacción con pares que comparten los mismos intereses y, sobre todo, generar diálogo fecundo que desarrolle propuestas; con ello enriquecer nuestras actividades académicas, de investigación y de docencias.

En tanto, el cocoordinador, Mario Chávez Tortolero, indicó: es especial porque busca potenciar el trabajo de estudiantes de licenciatura y posgrado con la intervención de comentaristas expertos que atiendan los trabajos de los alumnos, así como por la presentación de conferencias internacionales.

En ocasiones la investigación en filosofía “puede ser un poco solitaria, tiende a ser un trabajo de escritorio donde estamos con nuestros libros y nuestra computadora, prácticamente no tenemos contacto con el mundo; habrá quienes, incluso, digan que hacemos paréntesis del mundo”, destacó.

Chávez Tortolero apuntó que los comentarios específicos que se reciban de los trabajos potenciarán -a nivel emocional y social- la labor de los participantes, los incentivará para continuarlos y reflexionar sobre las investigaciones.

A su vez, el académico del IIFs, Rogelio Alonso Laguna García, comentó que se desarrolló en el marco del Seminario de Historia de la Filosofía que organiza la entidad universitaria, el cual durante 37 años ha formado a investigadoras e investigadores de primer nivel de México y América Latina, quienes se especializan en esa área.

Boletín UNAM-DGCS-063/2023

17 de enero de 2023

La UNAM, a través del Instituto de Investigaciones Estéticas (IIE), tiene bajo su cuidado el Fondo Michel Zabé, integrado por más de 102 mil fotografías sobre el patrimonio cultural de nuestro país, en especial, de arte prehispánico.

Es un acervo variado con imágenes de arte colonial, moderno y contemporáneo, tomadas para proyectos editoriales; también hay de paisajes, rutas arqueológicas que recorrió el artista francés, quien llegó a México en 1967 y se constituyó en uno de los fotógrafos más importantes de nuestro país.

“Michel Zabé es ampliamente reconocido por muchas cosas, pero sus fotografías de arte prehispánico reflejan lo que él solía decir: que le encantaba encontrar el modo de resaltar su belleza. La manera como define la iluminación de esos objetos es de las cosas más emblemáticas que logró y por lo cual muchos han dicho que es el fotógrafo del patrimonio cultural prehispánico de México”, aseguró el técnico académico del IIE, Pedro Ángeles Jiménez.

Al llegar Zabé a México, relató el universitario, se incorporó a la campaña de Luis Echeverría Álvarez y también se relacionó con el sector de la fotografía publicitaria. Fue por una invitación de la investigadora Tere Castelló Yturbide para hacer un libro sobre cocina mexicana que se adentró a fotografiar el patrimonio cultural de nuestro país.

“La comida siempre fue uno de los temas que abordó; conoció a los chefs mexicanos más importantes e hizo libros para ellos. También le gustaba ir a los pueblitos y hacer rutas gastronómicas.

“De manera paralela desarrolló la relación con el objeto artístico. Hubo un momento en su carrera en la que cambió completamente lo que hacía y empezó a fotografiar ruinas arqueológicas, edificios, pero sobre todo, objetos de índole prehispánico”, agregó el experto.

El acervo resguardado por el IIE cuenta con más de 35 mil diapositivas de 35 milímetros; de 25 mil a 30 mil fotografías en formatos mayores (de 6 x 6 pulgadas; 4 x 5 pulgadas; y de 8 x 10 pulgadas). También con aproximadamente 20 mil imágenes digitales y cerca de 10 mil fotos Polaroid, que eran una vista previa a la toma final.

“Las tomas Polaroid son anteriores a la final, con la iluminación y composición que él ya había determinado. Es muy bonito ese acervo porque forma parte de su metodología de trabajo; nos revelan su proceso creativo”, remarcó Ángeles Jiménez.

El experto recordó que Zabé regalaba numerosas tomas Polaroid a las personas que se encontraba en museos.

“Este acervo nos llega entre 2011 y 2012 y fue la primera vez que el archivo fotográfico del Instituto recibió tantas imágenes en una sola acción, era material de un fotógrafo importante y fotos muy profesionales de obras fundamentales, por ejemplo, de objetos del Museo Nacional de Antropología. Todas son preciosas y de una calidad y sensibilidad extraordinaria”, aseguró.

A 55 años de la llegada del artista francés a nuestro país, el académico universitario relató cómo se logró que la UNAM obtuviera el Fondo Michel Zabé: una investigadora de esta casa de estudios se acercó al fotógrafo para solicitarle que le ayudará con imágenes de la Presa Hidroeléctrica El Cajón, de Nayarit, donde se encontraron obras de arte prehispánico relevantes.

El fotógrafo le preguntó si en el Instituto de Investigaciones Estéticas les interesaría tener el acervo y entonces se iniciaron consultas y argumentaciones ante diferentes autoridades de la UNAM -incluida la Comisión de Adquisición y Mantenimiento del Patrimonio Artístico (CAMPA)- sobre la importancia de contar con estas imágenes para su estudio, difusión y enseñanza.

“México le significaba mucho a Michel y dejar su acervo aquí, en la Universidad Nacional, era muy importante. Entonces, no cobró lo que pudieron pagarle en otros lados”, dijo el universitario.

Además, el artista legó a esta casa de estudios los derechos sobre sus materiales por lo que la UNAM tiene la capacidad de poderlas distribuir en las condiciones en las que considere adecuadas.

Estas imágenes han sido utilizadas para ilustrar diversos proyectos editoriales de la UNAM sobre Tlatelolco, el juego de pelota, entre otras temáticas.

Después de recibir este fondo, el IIE ha obtenido otros de fotógrafos importantes como Christa Cowrie y Enrique Bostelmann, porque “tienen la seguridad de que aquí somos capaces de procesar sus acervos con una gran calidad”, añadió Pedro Ángeles.

Aceptar este acervo tan grande, añadió, también demandó al Instituto establecer una metodología para tratarlo y utilizarlo; participó personal de la Fototeca, integrantes del Archivo fotográfico como Laura de la Rosa, entre otros. Actualmente trabajan en su digitalización.

“Las instituciones valen por las colecciones que tienen. Sin duda alguna, nosotros ya teníamos buenas, con fotos de Guillermo Kahlo, Tina Modotti, José María Lupercio, Juan Guzmán y con las de Michel Zabé la Universidad Nacional sigue ganando relevancia”, concluyó el experto universitario.

Boletín UNAM-DGCS-016/2023

18 de enero de 2023

A pesar de infectar a poco más de 3.1 millones de personas en el continente americano en 2019 -de estos, 28 mil casos graves y mil 534 muertes, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud-, no existe aún una vacuna contra el dengue. Esta enfermedad ocasiona fiebre, dolor de articulaciones y malestar general; el peligro aumenta si se presenta el tipo hemorrágico, con sangrados internos y externos que pueden llevar a la muerte.

Aunque existen vacunas candidatas, algunas ya aprobadas para su uso en humanos, aún no se cuenta con una que salvaguarde a la población general en riesgo, induzca protección simultánea contra los cuatro serotipos del virus (DENV), esté disponible a bajo costo y sea de fácil administración.

Ante el aumento en el número de casos, la circulación de serotipos del virus y la expansión de áreas epidémicas, investigadores de la BUAP participan en el desarrollo de una vacuna de amplio espectro capaz de inducir una respuesta celular y humoral duradera, mimetizando la infección natural por el virus.

Claudia Mendoza Barrera, académica de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas (FCFM), indicó que se trata de una investigación multidisciplinaria, financiada por el Conacyt e iniciada en 2014, en la cual participan físicos, químicos, toxicólogos, nanotecnólogos y genetistas de la Red de Colaboración Nanotox, de la BUAP, del Cinvestav-Zacatenco, la Universidad Autónoma Metropolitana-Azcapotzalco (UAM-A) y la Universidad Veracruzana-Región Veracruz (UV).

Entre ellos, los doctores Aldo Yair Tenorio Barajas y Víctor Manuel Altuzar Aguilar de la FCFM de la BUAP; Efraín Garrido Guerrero y María de la Luz Olvera del Cinvestav; Rubén Ruiz Ramos de la UV, e Hiram Beltrán Conde de la UAM-A.

Investigadores BUAP diseñaron una cápsula polimérica nanoestructurada que contiene la proteína E, principal inmunógeno del virus

Mendoza Barrera, investigadora del Laboratorio de Nanobiotecnología de la FCFM, explicó que la participación de la BUAP se centra en el desarrollo de un nanoacarreador adyuvante (material liberador de fármacos). Su tamaño es tan minúsculo que sólo puede verse en microscopio electrónico, ya que un nanómetro equivale a la millonésima parte de un milímetro. Estos funcionan como caballos de Troya, acoplándose al tamaño y forma de una proteína o biomolécula, por lo que se abren camino hasta llegar a la célula y ahí actúan como una especie de vacuna.

Es decir, los investigadores diseñaron y fabricaron una cápsula polimérica nanoestructurada que contiene la proteína E, principal inmunógeno del virus. “El polímero en el que va envuelta ayuda a romper la pared celular, dentro de la célula la proteína E queda descubierta y se comienza a liberar. Esto desencadena una respuesta inmune por parte del huésped: el sistema inmune responde a esa presencia generando sus propios anticuerpos”.

Estos nanoacarreadores son inofensivos para el cuerpo humano, ya que están hechos de biopolímeros similares a algunos de los presentes en el organismo humano.

Después de la selección de polímeros, se diseñaron celdas microfluídicas para la síntesis de estas nanoestructuras, tal que tuvieran el mismo tamaño, lo que permitirá establecer dosis específicas. Pocos grupos de investigación en el país se dedican al área de microfluídica, un campo con gran potencial de desarrollo nacional.

La doctora Claudia Mendoza Barrera detalló que la celda microfluídica es un vidrio o lámina de polímero con canales de diferentes formas. Dentro de estos, se inyectan las diferentes soluciones de interés y al final de la celda se recolectan las estructuras deseadas. En este caso, dentro de la celda se generaron micelas: una especie de burbujas o partículas grandes que sirvieron como centro de nucleación para fabricar estas nanoestructuras ya fuera de ella. Esta ruta de síntesis permite abaratar costos de fabricación de nanoestructuras, porque no fue necesario utilizar salas blancas.

En cuanto a su aplicación, los investigadores del Cinvestav se encargan de realizar los estudios in vitro e in vivo para ver cómo funciona esta proteína al estar en contacto con las células. “Recientemente, se demostró que sí se internaliza dentro de la célula esta proteína y que va encapsulada dentro de la estructura fabricada”, detalló la académica.

Por el momento, se realizan estudios para identificar la vía más favorable para su funcionamiento y así administrarla a especies pequeñas, primero en ratones y después escalar en conejos, cerdos y finalmente probarla en humanos.

Asimismo, los investigadores de la FCFM utilizan las bases de datos de fármacos ya probados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para seleccionar aquellos que puedan ser empleados contra alguna de las variantes del dengue.

“Hace poco enviamos una revisión de patente porque encontramos una serie de medicamentos dentro de esta base de datos, con más de mil 600, contra dos variantes específicas del virus del dengue. Ahora queremos encontrar otro medicamento complementario para el resto de las variantes”, comentó la doctora Mendoza Barrera.

Fuente: buap.mx

11 de enero de 2023

En 2017 se diagnosticaron más de 4 millones de casos de infección en vías urinarias en México, siendo así la tercera causa de morbilidad en México. La bacteria Escherichia coli (E. coli) uropatógena es uno de los principales motivos de infección del tracto urinario en niños y adultos. Su virulencia radica cuando se adquiere de manera extraintestinal, alojándose en vejiga, riñón e incluso en el torrente sanguíneo ocasionando graves problemas de salud.

Desafortunadamente, se sabe poco de esta bacteria y no se cuenta con un marcador específico para reconocerla, ya que tiene un mecanismo complejo con alrededor de 3 mil genes core (necesarios para la réplica, transcripción, traducción y síntesis de proteínas), más 13 mil genes ganados por transferencia genética horizontal para adaptarse a un medio ambiente diferente o ser más virulenta.

Para conocer sus mecanismos de daño y el tipo de infección que causa, principalmente en población mexicana, científicos del Centro de Investigación en Ciencias Microbiológicas, del Instituto de Ciencias de la BUAP (ICUAP), analizan el genoma de E. coli uropatógena con el fin de proponer métodos de prevención, control y selección de un tratamiento más adecuado.

La doctora Margarita María de la Paz Arenas Hernández, responsable de este proyecto, explicó que este estudio se centra en la purificación del DNA de 10 cepas de esta bacteria seleccionadas previamente, las cuales se secuencian para saber qué genes codifican para virulencia y resistencia. Incluso se enfocan en el serotipo O25:H4, el cual durante la última década adquirió una mayor frecuencia de aparición y multirresistencia antimicrobiana que complica el tratamiento.

Las cepas en cuestión se han aislado de recién nacidos, niños, varones de diferentes edades y mujeres con displasia cervical, embarazadas y sanas para establecer un grupo control.

“Al analizar los genomas de cepas de E. coli uropatógena en otros países se observó una alta virulencia. En México, además de tener esta particularidad, son también multi drogo resistentes. De ahí la importancia de estudiar cepas aisladas de población mexicana para conocer sus características y dar un mejor tratamiento al paciente”, detalló la integrante del Cuerpo Académico Interacción Microorganismo Hospedero.

Arenas Hernández, doctora en Ciencias Microbiológicas por la BUAP, aclaró que únicamente se han basado en biomarcadores de virulencia y resistencia, información que confirmarán con los resultados de secuenciación que serán analizados por la alumna de doctorado Isabel Monserrat Cortés de la Puente.

“Tenemos alrededor de 700 cepas y hemos seleccionado las más interesantes por sus características, las cuales mandamos a secuenciar. Es decir, investigamos fragmentos del genoma a través de la amplificación por reacción en cadena de la polimerasa, para saber si son virulentas y resistentes”, refirió la investigadora del ICUAP.

En este proyecto colaboran los doctores Claudia Fabiola Martínez de la Peña, Rosa del Carmen Rocha Gracia, Patricia Lozano Zaraín, Ygnacio Martínez Laguna y Alejandro Carabarín Lima, integrantes del citado cuerpo académico.

La también responsable del Laboratorio de Biología Molecular de Enteropatógenos indicó que la siguiente etapa de esta investigación será abordar la regulación de la expresión genética; es decir, qué genes y proteínas están involucrados en la expresión de los factores dentro del hospedero, ya que E. coli puede estar en diferentes ambientes, como agua y alimentos contaminados.

Fuente: buap.mx