Una vida dulce (Artículo)
Minuto a Minuto

 

 

18 de noviembre de 2021

ConoSer Bien

La diabetes no es ni una bendición ni una maldición: es una oportunidad.
Anónimo

Cada 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, el cual fue instaurado en 1991 por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) como respuesta al alza de diagnósticos de esta enfermedad y su objetivo es educar acerca de la prevención de la diabetes y el buen manejo de ésta, así como de las enfermedades relacionadas con ella y la calidad de vida que se puede lograr con su buen manejo.

Se eligió el 14 de noviembre por ser el natalicio de Frederick Grant Banting (1891-1941) médico e investigador canadiense, que a los 32 años recibió el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1923, por lo que constituye el científico más joven que haya sido laureado con este premio, quien junto a Charles Best descubrió la hormona de la insulina y esto permitió que la diabetes pasara de ser una enfermedad mortal a una enfermedad controlable.

La descripción de la diabetes se evidenció en el Papiro de Ebers (1,550 a.C.) y en los Vedas hindúes, quienes describen casos con orina pegajosa y con sabor a miel. En la Antigua Grecia, Apolonio de Menfis (250 a.C.) acuñó el término “diabetes” para señalar a los síntomas como la necesidad de orinar muy frecuente, sed intensa y debilidad extrema. También Aulio Cornelio Celso (30-50 a.C.) sugirió como recomendación para la diabetes a la dieta y el ejercicio, que aún hoy son parte del tratamiento. En griego, la palabra “diabetes” significa “correr a través” y se refiere a la eliminación exagerada de agua.

De acuerdo con datos recientes de la OMS¹: a) El número de personas con diabetes aumentó de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014. La prevalencia de esta enfermedad ha aumentado más rápidamente en los países de ingresos medianos y bajos que en los de rentas altas; b) La diabetes es una causa importante de ceguera, insuficiencia renal, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y amputación de los miembros inferiores; c) Entre 2000 y 2016, se ha registrado un incremento del 5% en la mortalidad prematura por diabetes.

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no secreta suficiente insulina o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula la concentración de glucosa en la sangre, es decir, la

glucemia. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia que, con el tiempo, puede dañar el corazón, los vasos sanguíneos, los ojos, los riñones y los nervios.

En 2014, un 8.5% de los mayores de 18 años tenían diabetes y, en 2019, esta enfermedad causó de forma directa 1.5 millones de defunciones. Sin embargo, para calcular con más exactitud la mortalidad ocasionada por la diabetes deberían añadirse las defunciones causadas por las enfermedades cardiovasculares, la insuficiencia renal crónica y la tuberculosis que provoca la glucemia superior a la adecuada. De acuerdo con los datos correspondientes a 2012, año del que se disponen de las estadísticas más recientes, otros 2.2 millones de personas fallecieron como consecuencia de la hiperglucemia.

La probabilidad de fallecer por alguna de las cuatro principales enfermedades no transmisibles (enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias crónicas y diabetes) entre los 30 y los 70 años se redujo en un 18% en el cómputo mundial entre 2000 y 2016¹.

Se ha demostrado que hay medidas simples relacionadas con los hábitos que previenen eficazmente o que retrasan la aparición de la diabetes de tipo 2. Para ayudar a prevenir este tipo de diabetes y sus complicaciones se deben seguir estas conductas: 1) conseguir y mantener un peso corporal saludable; 2) realizar al menos 30 minutos de actividad física de intensidad moderada la mayoría de los días. No obstante, para controlar el peso puede ser necesario aumentar la intensidad; 3) tomar una alimentación saludable, sin azúcar ni grasas saturadas; y 4) no consumir tabaco, puesto que fumar aumenta el riesgo de sufrir diabetes y enfermedades cardiovasculares. Así mismo, la medicación y las pruebas periódicas permiten tratar la diabetes y prevenir, retrasar y tratar sus complicaciones.

En México desde el año 2000, la diabetes mellitus es la primera causa de muerte entre las mujeres y la segunda entre los hombres. En 2010, esta enfermedad causó cerca de 83,000 muertes en el país. la diabetes es la segunda causa más importante de mortalidad, sólo después de las enfermedades cardiovasculares, aproximadamente el 15 % de la población la padece².

Los porcentajes de mexicanos que padecen sobrepeso y obesidad, así como diabetes, aumentaron entre cuatro y un punto porcentual de 2012 a 2018, al pasar de 71.3% a 75.2% en el caso de adultos de 20 años y más con sobrepeso y obesidad, y de 9.2% a 10.3% en diabetes, lo que significa 8.6 millones de personas enfermas, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2018³.

La importancia de este evento radica en que se calcula que en la actualidad hay aproximadamente 350 millones de personas con esta enfermedad y se estima que cada año más de 3 millones de personas que viven con diabetes, fallecen a causa de enfermedades relacionadas; de ahí su enfoque en la educación acerca del diagnóstico a tiempo y el buen manejo de la diabetes.

Hoy, 14 de noviembre, es un día de campaña para concientizar acerca de la diabetes.

Jorge A. Rodriguez y Morgado (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) ingeniero y comunicador. Conduce el programa conoSERbien en sabersinfin.com
next
prev

Hay 1284 invitados y ningún miembro en línea