9 de noviembre, Día Internacional de los Récords Guinness
Minuto a Minuto

 

 

 

8 de noviembre de 2020

ConoSer Bien

La excelencia, un hábito


Todo el mundo tiene el fuego, pero solo los campeones saben cuándo encender la chispa.
Amit Ray

El día de mañana se cumplen 15 años de que fue designado el 9 de noviembre como el Día Internacional de los Récords Guinness. El libro mundialmente conocido como Guinness World Records ha sido un fenómeno anual desde su primera publicación en 1955. Ha sido el libro más vendido de todos los tiempos (si no se consideran las obras exentas de derechos de reproducción, como la Biblia). Desde entonces, ha vendido más de 141 millones de copias en más de 100 países y ha sido traducido a 37 idiomas.

El libro Guinness de los récords, es una obra publicada anualmente que contiene una colección de récords mundiales, tanto en los logros humanos como del mundo natural. El propio libro tiene el récord por tratarse de la serie de libros más vendida con derechos de autor en todos los tiempos. También es uno de los libros más robados de las bibliotecas públicas en los Estados Unidos.

La edición de 2002 estuvo más de 20 semanas en la lista de libros más vendidos del The New York Times, lo que convirtió Guinness World Récord en el libro más vendido de todos los tiempos. La franquicia se ha expandido más allá de la impresión, pues existe una serie de televisión y un museo. La popularidad de la franquicia ha convertido a los Guinness World Récords en la principal autoridad internacional en la verificación de varios récords mundiales.

La idea de un libro de récords surgió en la década de 1950 cuando Sir Hugh Beaver (1890- 1967), Director General de la destilería Guinness, estaba de caza en el condado de Wexford en Inglaterra. Debatía con sus compañeros si el pájaro de caza más rápido de Europa era el chorlito dorado o el urogallo y no pudieron encontrar la respuesta en ninguna parte. Se le ocurrió que un libro que proporcionara la respuesta a este tipo de preguntas podría llegar a ser muy popular.

En 1954, recordando esta discusión, Sir Hugh Beaver, para promocionar la cerveza Guinness, tuvo una idea basándose en tratar de solventar este tipo de disputas ya que también tenían lugar en los bares. Esto se convirtió en realidad cuando decidió encargarles a los gemelos Norris (1925 - 2004) y Ross McWhirter (1925-1975), que llevaban un tiempo a cargo de una compañía de investigación en Londres, que compilaran un libro de datos y hechos, lo que se convirtió en el Libro Guinness de los récords.

Después de la fase de investigación inicial, los gemelos McWhirter trabajaron en el libro por más de 13 semanas, con semanas de trabajo de 90 horas. Poco sabían ellos que estaban escribiendo un libro que sería uno de los libros más vendidos de todos los tiempos e inaugurando una de las marcas más reconocidas y confiables del mundo.

La primera edición se publicó el 27 de agosto de 1955, y en esa navidad fue el número uno en la lista de los libros más vendidos en el Reino Unido. Los hermanos McWhirter continuaron con la publicación de los Libros Guinness por muchos años.

Las ediciones más recientes se han enfocado en las plusmarcas impuestas por competidores humanos. Las competencias van desde las más obvias como levantar grandes pesos hasta las más curiosas como el lanzamiento de huevos a distancia y el mayor número de perritos calientes que pueden ser comidos en diez minutos (aunque las marcas sobre consumo masivo de alimento ya no son aceptadas por cuestiones legales). Además de competencias, también se incluyen datos como el ser humano más alto, el tumor más pesado, la planta más venenosa, el río más corto del mundo, etcétera.

Muchos récords mundiales que alguna vez fueron incluidos en el Libro Guinness han sido retiradas por razones éticas. Al publicar marcas mundiales de una categoría determinada, el Libro Guinness puede estar induciendo a otras personas a tratar de romper la marca, incluso arriesgando su propia salud y seguridad (o la de terceros).

Un ejemplo de ello es que tras la publicación de la marca del “gato más pesado del mundo”, muchos dueños de gatos comenzaron a alimentar de más a sus mascotas, sobrepasando por mucho los límites de lo saludable. También los récords sobre la ingesta de bebidas alcohólicas fueron quitados en 1991 debido al daño que los competidores podían generarse a sí mismos. Algunos otros récords (como el tragado de espadas) han sido cerrados debido a que los actuales campeones han establecido el récord rebasando la tolerancia humana considerada normal frente a ciertas situaciones.

En los últimos años la compañía Guinness ha permitido establecer pequeños museos basados en los récords del Libro. Estos se ubican en lugares y ciudades turísticas como Surfers Paradise, Copenhague, San Francisco, San Antonio, Cataratas del Niágara, Hollywood, Atlantic City, y Gatlinburg, Tennessee. Se muestra todo tipo de información sobre las plusmarcas como fotos, textos, estatuas (por ejemplo, el de la persona más grande, Xi Shun y el de la más pequeña del mundo) y videos.

A 65 años de ser una marca confiable, Guinness World Records es una obra de referencia publicada anualmente que incluye temas relacionados sobre el Universo, el planeta Tierra, Planeta Vivo, Seres Humanos, Grandes Hazañas, Ciencia y Tecnología, Arte y Comunicación, Deportes e Inténtalo en Casa.

Además, cuenta con una sección dedicada a los inventores, soñadores, artesanos y productores que dedican sus vidas a proyectos deslumbrantes.
Juzgue usted, amable lector.

 
Twitter @jarymorgado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
conoSERbien; www.sabersinfin.com
next
prev

Hay 577 invitados y ningún miembro en línea