No despierten al tigre
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

 

23 de Agosto de 2018

Cuando un hombre quiere matar a un tigre lo llama deporte,
cuando un tigre quiere matar a un hombre lo llaman ferocidad.
George Bernard Shaw

¡No despierten al tigre! Es una frase que se acuñó en México hace poco más de un siglo y la utilizaron refiriéndose a la injusticia y a la corrupción que existía en el país. El 25 de mayo de 1911, Porfirio Díaz renunció a la presidencia de México después de 30 años de gobernar al país. Seis días después, el 31 de mayo, Díaz partió al exilio desde Veracruz. Fue en ese momento cuando el general le dijo a Victoriano Huerta: "Madero ha soltado el tigre, ahora veremos si puede domarlo".

Esta referencia sobre el tigre también fue utilizada hace poco en la pasada elección presidencial cuando uno de los candidatos dijo que deseaba que las elecciones fueran limpias, pero en caso contrario, "a ver quién amarra al tigre". Posteriormente al saber el resultado de la elección el mismo personaje indicó: "El nuevo proyecto de nación buscará una auténtica democracia y no una dictadura abierta ni encubierta. Los cambios serán profundos, pero con apego al orden legal", en consecuencia, el tigre estará dormido.

Es decir, que en el pasado proceso electoral presidencial se unió un invitado inesperado: un tigre de más de 100 años. Pero esta frase si no tenemos cuidado se hará incomprensible en los próximos tiempos ya que el tigre está en proceso de extinción.

La desaparición de su hábitat natural y, especialmente, el comercio ilegal de partes del cuerpo ha conducido a un rápido declive del número de estos felinos que viven en libertad y amenazan con extinguir la especie en la naturaleza. En China, donde Mao promovió su extinción, ya sólo quedan unos 50 ejemplares salvajes.

Los científicos estiman que quedan entre 5,000 y 7,000 de estos felinos en libertad en todo el mundo, aunque algunos reducen la cifra a 2,000. Los tigres salvajes ocupan en la actualidad el 7% de la superficie con la que contaban históricamente. Y en la última década han perdido el 40% de su espacio vital, cada vez más fragmentado y degradado.

Las organizaciones medioambientales han advertido que la población de tigres en India -unos 3,700 animales- desaparecerá en unos pocos años si los gobiernos de este país y de China no toman medidas urgentes. Los expertos aseguran que el contrabando de pieles y, en particular, de huesos utilizados en la medicina tradicional china, a pesar de que Pekín prohibió su uso en 1993, ha florecido. Desde la década de 1950 están extinguidas tres de las ocho subespecies de tigres que existían hace un siglo, cuando el número de estos grandes felinos en estado salvaje era de unos 100,000.

Como una manera de concientizar a nivel mundial sobre la necesidad de la conservación de este animal, cada 29 de julio se celebra el Día Internacional del Tigre. El felino más grande del mundo está en peligro de desaparecer si no se toman medidas urgentes, ya que todas, las seis especies de tigres existentes en la actualidad están incluidas en la lista de especies en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

En 100 años hemos perdido el 97% de los tigres salvajes del mundo, según estimaciones de la UICN e indica que tal vez haya sólo unos 3,200 ejemplares en el orbe. El Fondo Mundial para la Naturaleza - WWF (del inglés World Wildlife Fund) advierte que, si no se hace nada para remediarlo, en poco tiempo los tigres podrían extinguirse.

La WWF indica que algunas de las amenazas actuales para la extinción del tigre son: a) El tráfico ilegal: Los tigres son muy valorados por la medicina asiática, creyendo que partes de su cuerpo dan vigor y fortaleza. Esto provoca la caza indiscriminada de ejemplares; b) Pérdida de hábitats: La vida del Tigre es solitaria, y necesita mucho terreno para sobrevivir, las reservas cerradas donde la densidad de tigres aumenta considerablemente termina acabando con estos felinos la lucha entre ellos; c) El cambio climático está amenazando este hábitat, sin embargo; el hábitat del tigre se extinguirán en 2070 si no se realizan esfuerzos para hacer frente a la subida del nivel del mar; d) Conflicto con el pastoreo: A medida que los tigres pierden sus hábitats y sus presas, comienzan a acercarse más a núcleos urbanos, atacando al ganado doméstico y en ocasiones a personas.

Se advierte, amable lector, que, si no se toman medidas urgentes para su conservación, los tigres podrían extinguirse, algo que ocurrirá no por causas naturales sino por la mano del hombre. Es hora de hacer conciencia. ¿No lo cree así?

Jorge A. Rodríguez y Morgado
Twitter @jarymorgado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
conoSERbien; www.sabersinfin.com
Imagen:3.bp.blogspot.com
  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 817 invitados y ningún miembro en línea