Una Sociedad Investigadora de lo Extraño
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

11 de julio de 2014


- La Historia Jamás Contada -


Dos son los factores determinantes del descuido e incluso rechazo de lo extraño –en general, no solamente lo “sobrenatural”- en las sociedades contemporáneas: un concepto entre “ilustrado” y positivista de la educación y la centralización, filtrado y distorsión de la información por los “medios de masas”. Entre ambos han logrado excluir de la consideración pública lo no convencional, aceptado o esperado por una clase conservadora que se extiende más allá de la Derecha política tradicional, alcanzando a muchos científicos y académicos, todos finas personas pero perfectamente capaces de ejercer “bullying” sobre quien, “outsider” -“de fuera”- o colega, exprese alguna opinión a su entender “herética” o se involucre en un campo vedado –según ellos- a la investigación “seria”. (Cito textualmente lo dicho por un maestro de Psicología en 1989 a una alumna participante en una investigación sobre Cine Pornográfico: “La Ciencia no se hizo para esas cosas” –esto aun habiendo tenido ya una relación sexual con ella-.)

El resultado de sus acciones convergentes ha sido la reducción y agostamiento del “campo del saber” a una exigua oferta temática e investigación de poca profundidad y alcance, sobre todo en la institución considerada portadora del saber universal, ahora convertida en un centro de desconocimiento: la Universidad. (Hace exactamente 50 años tuvo lugar el primer levantamiento estudiantil moderno en Berkeley, California, cuyas consignas siguen vigentes, como aquélla de la “universidad libre”, donde estudiantes y profesores de mentalidad independiente también tuvieran que ver en los contenidos de la enseñanza, en contraste con tecnocratismos como la “excelencia” y “certificación” –ajena, heterónoma- hoy de moda.)

Por eso propongo una Sociedad Investigadora de lo Extraño (SIDLE, por sus siglas) en que sin títulos académico-nobiliarios ni mediar tramitología alguna, se propongan y discutan temas y casos de investigación, metodologías y, por supuesto, resultados. No se trata de practicar el popular “cut-and-paste” (cortar y pegar) ni tampoco citar y bordar alrededor de casos archiconocidos, como es usual en los medios, sino aportar algo propio, original que estimule a los miembros a investigar, como en las antiguas Sociedades Científicas, que sentaron las bases de la Ciencia moderna al margen de los anquilosados “claustros”, cerrados literalmente a nuevas ideas.

Lo extraño se da en todas partes, lo mismo en la Naturaleza que la sociedad y posee la notable virtud de romper la totalidad, cualidad que convierte su estudio en instrumento crítico al formar mentalidades no conformistas, capaces de percibir la singularidad o excepción en un medio aparentemente homogeneizado, que es el sueño de todo régimen totalitario.

Ésta sería una perspectiva general del proyecto, que ofrecería la oportunidad de familiarizarse con lo extraño a través de una aproximación autodidacta pues, como manifesté al principio, lo “extraño”, al ser más que nada una categoría POLÍTICA, no cuenta con textos oficiales al estar marginado por el Poder.
 
Fernando Acosta ReyesFernando Acosta Reyes (@ferstarey - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es fundador de la Sociedad Investigadora de lo Extraño (SIDLE), músico profesional y estudioso de los comportamientos sociales.
  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1122 invitados y ningún miembro en línea