La poesía provocadora de Abel Pérez Rojas
Minuto a Minuto

 

 

24 de enero de 2014

Lo que primero llama la atención en los poemas es su contenido concreto, pues se trata muy evidentemente de cuadros urbanos, como los que pueden verse un día cualquiera – o, mejor, todos los días –  en las ciudades. Pero no son simples instantáneas objetivas, tal como las registraría una cámara fotográfica –de hecho, la descripción misma es parca -, sino las impresiones que esas imágenes dejaron en la subjetividad compleja del autor, que abarca desde las emociones que le provocaron, los recuerdos que le evocaron y las asociaciones a que le condujeron hasta los juicios que se formó, los teoremas que estableció y los corolarios que derivó al incluir esos particulares elementos –los cuadros - en su visión personal de la sociedad, del mundo y de la vida. En suma, que en cada poema queda expresado lo automático-inconsciente, emocional junto a los productos de la razón.

Ésta los hace diferentes a otras clases, más comunes, de poesía, pues el autor, al sentirse tomado por las emociones, no sólo cierra los ojos y se abandona a ellas, como haría un poeta tradicional, sino que se observa a sí mismo en el trance y nos describe la experiencia en una especie de psiconáutica, al navegar por el río de sus emociones, pero sin perder de vista las orillas. De hecho, en cada viaje traza un mapa y las palabras que elige tienen el propósito de asegurarse de esto. Estamos pues ante una poesía concreta – en el sentido de la “música concreta” de Edgar Verése - o una sociología poética.

Porque de la sociedad se trata y esta cuidadosa no-separación del mundo objetivo obliga al lector a reflexionar sobre la cruda realidad social en que estamos inmersos, a la que nuestros puros sueños, como los de la poética tradicional, etérea, no pueden modificar. Detrás de la psicodelia de las imágenes, que es lo propio de la poesía, siempre hay un fondo tangible, que siempre también podemos bajar a explorar, exactamente como de continuo hace el autor informándonos de ello. ¿Periodismo poético también?

El conjunto es una propuesta a mirar el mundo, sus objetos y las relaciones entre ellos con otros ojos, pero no para sublimarlo en una fantasía en la que podamos refugiarnos idealmente, como hace tanta otra poesía, sino en descubrir –por eso el hilo racional es absolutamente necesario aquí- otras relaciones posibles que lo hicieran mejor, esto es, más de acuerdo a lo que nuestra sensibilidad, a flor de piel, nos exige dolorosamente –la “conciencia infeliz” de los filósofos- sociólogos críticos.

Esto es, el mundo (social) es así, pero nosotros, quienes día a día lo reproducimos, podemos modifícalo porque tenemos la capacidad de imaginarlo -¿pensarlo?- de otra manera. Es la salida posible, concreta de esa sensación que un día comenzamos a tener que “nos habían cambiado el mundo”, como eficientemente había sucedido –nuestros sentidos no nos engañan-. Tomar el mundo enajenado y reapropiárnoslo, sin importar cuántos Foros de Davos y su monstruoso aparato propagandístico entren en juego para mantenerlo alejado de nuestra simple directa y elocuente observación personal que nos da cuenta de su ser verdadero y las posibilidades que nos da cuenta de su ser verdadero y las posibilidades que encierra. Una poética socialmente constructiva, sin duda.

Fernando Acosta

 

Fernando Acosta Reyes es amante de la música y estudioso de los comportamientos sociales.

 

ABEL PEREZ ROJAS 2013Abel Pérez Rojas es poeta, comunicador y educador permanente; funda y dirige Sabersinfin.com que es una red internacional de difusión del saber con contenidos multilingüe.

La obra de Abel Pérez Rojas ha sido retomada en ponencias, sitios web, artículos y reformas legales; destaca la difusión de su pensamiento en Discovery Kids, UNICEF, Televisa  y organismos internacionales públicos y de la sociedad civil.

Ha escrito tres poemarios: De la Brevedad al Intento (2011), Provocaciones al impulso y a la razón (2012) y Píldora Roja (2013). En el 2013 se le incluyó en dos antologías:   en la Antología Nueva Poesía Hispanoamericana del Siglo XXI publicada por Lord Byron Ediciones en Madrid, España y en la Antología por los Caminos de la Poesía, Buenos Aires, Argentina.

Actualmente escribe para portales y periódicos impresos locales y nacionales; y prepara dos libros: una recopilación de artículos breves de su autoría sobre temas diversos y un cuarto poemario.

 

next
prev

Hay 1549 invitados y ningún miembro en línea