El derecho a la educación viene acompañado de obligaciones
Minuto a Minuto

En la Europa del siglo XV se desarrolla un movimiento (el renacimiento) que cambia las ideas que se tenían hasta ese momento del mundo y del hombre, conceptos como el de humanismo son retomados y transforman la cultura predominante de la edad media, pero no solamente influye en la filosofía y  la cultura, las ciencias también se ven intervenidas por este cambio, concretamente es en Italia donde nace y se desarrolla, en términos generales el renacimiento (renaissance) tiene que ver con reavivar ciertos elementos vinculados con las ciencias, la cultura y el conocimiento.


Son muchos los artistas que figuraron en el renacimiento y que ayudaron a crear una nueva visión del mundo, sin embargo vienen a mi memoria dos que a juicio de muchos son dos de las más grandes figuras del arte, Leonardo Da Vinci y Miguel Ángel, los dos con un carácter considerado difícil, sin embargo inteligentemente brillantes, cuentan los expertos que Leonardo fue maestro de Miguel Ángel, pero que a causa del mal carácter de ambos la dupla no funcionó puesto que el maestro no tenía mucho que enseñarle al genio que tenía por alumno, el cual después de un altercado decide partir y seguir aprendiendo por su cuenta, hay quienes afirman que surgió una rivalidad entre ambos, sin embargo creo que cada uno es grande muy a su manera.


El ideal de la relación entre docente y alumno generalmente es de cordialidad pero no se puede garantizar ya que intervienen elementos que pueden afectarla, ya sea para bien o para mal, ahora bien ¿puede un alumno, sin importar el grado de desarrollo de su inteligencia, cuestionar a un profesor? o más aún ¿puede decir que el profesor no sabe nada y abandonar el curso?


Si bien es cierto Miguel Ángel tenía los argumentos para asegurar que Leonardo no tenía más que enseñarle sin embargo el respeto hacia un profesor debe y tiene que existir siempre.


Es sabido por todos nosotros que la educación es un derecho de todo individuo, el mismo Aristóteles consideraba que era un deber del Estado y común para todos, divide la educación en dos partes las cuales deberán desarrollarse a su debido momento, en un principio considera al desarrollo del alma, que consiste en desenvolver hábitos y la larga ayuda a desplegar y fortalecer el carácter; y la educación intelectual, para este filosofo la educación tiene que ser práctica en el entendido que lo que se practica se aprende, así pues si queremos aprender a hablar pues debemos hablar, si queremos pintar debemos pintar y así sucesivamente.


Muchos pero muchos años después un pedagogo y teólogo conocido como Jan Amos Komensky, mejor conocido como Comenicus presentó du Didáctica Magna, entre los puntos que llaman mi atención de la obra de Comenio encontramos que la enseñanza debe ser universal y que se debe enseñar todo a todos, sin embargo tal afirmación no se refiere por supuesto a que debemos saber todo de todo ya que esto nos tomaría toda la vida y este autor recuerda que el transito del ser humano por este mundo es muy efímero como para intentar saber o estudiar todas las disciplinas que existen, no por el contrario considera que debemos tener las herramientas mínimas y necesarias como para saber qué es lo que sucede en el mundo que habitamos.


Para Comenicus la imagen que tenía de las escuelas era más bien como un lugar donde los hombres iban para volverse hombres y este objetivo se alcanzaba cuando se formaban hombres sabios, prudentes y piadosos.


Comenius considera que es de vital importancia que todo individuo se forme bajo tres elementos, los cuales no puede dejar pasar por alto y no pueden dejar de aprenderse ya que los tres son elementos básicos del hombre para ser hombre, es decir no se debe olvidar que es una criatura racional, hay elementos que complementan al hombre y que a falta de uno se pierde mucho, es decir si ganamos en ciencia y perdemos en costumbres, es más lo que se pierde, es decir debemos mesclar el conocimiento con los valores y el amor a Dios para estar completos, todos los hombres deben tener erudición, virtud y piedad.


El tiempo siguió su curso y en el siglo XVIII Jean Jacques Rousseau presentó su obra Émile ou de l’éducation, Rousseau presenta al hombre como un ser pacífico y sin conflictos y desde luego lo diferencia de los animales, creo que nos da una visión bondadosa del ser humano y esto al mismo tiempo le otorga una felicidad.


Rousseau igual que Aristóteles y Comenio otorga una importancia la etapa infantil donde considera se debe proporcionar cuidados a los niños y facilitar un equilibrio emocional, además supone que se debe enseñar con el ejemplo más que con castigos o regaños ya que un infante no puede discernir entre lo que es bueno o malo.


Rousseau implícitamente considera que se deben desarrollar habilidades y destrezas en los adolecentes para que ellos mismos tengan la inquietud de profundizar en sus estudios, creo que hoy día algunas personas llaman a esto aprendizaje significativo.


Sin embargo algo con lo que no estoy de acuerdo es que considera que los individuos solamente deberán leer un libro hasta determinada edad, precisamente Robinson Crusoe el cual será el único que tengan y la base de toda posible platica, aunado a mi desacuerdo encontramos que para el Ginebrino las mujeres deben ser excluidas de la educación ya que han sido creadas para agradar al hombre, sin embargo a los largo de mi vida como estudiante y a veces como docente los mejores promedios siempre han sido y creo que seguirán siendo de las mujeres.


Situados ya en el siglo XX, exactamente en 1948 se realiza la Declaración Universal de los Derechos Humanos, ésta en su artículo 26 enmarca el derecho a la educación como gratuita y obligatoria.


Este artículo establece el respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales, así como la tolerancia, así mismo constituye que los padres escogerán la educación que reciban sus hijos.


Ahora bien si nos ubicamos en nuestro contexto mexicano la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo tercero establece que todo individuo tiene derecho a recibir educación, el Estado impartirá educación gratuita y desarrollará las facultades del ser humano, de la misma manera deberá inculcar valores para lograr un buena convivencia entre los seres humanos.


La educación ha ocupado y ocupa aún en nuestros días un lugar especial en la historia del hombre, se dice que México tiene un grave problema en materia educativa, los políticos toman como bandera la reforma educativa y algunos argumentan que el país puede crecer si se mejora la educación, implementan nuevos enfoques aún al saber que el factor cultural influye de manera drástica, es decir la cultura anglosajona o europea es muy distinta a la nuestra y lo que funciona en otros países no necesariamente funcionará aquí, al menos no en los primeros años.


Ahora bien todo derecho trae consigo una o varias obligaciones, la educación es un derecho y la elección de donde se estudia es una prerrogativa de los padres al menos en la educación básica y media, sin embargo esa prerrogativa es relativa ya que la situación económica de los padres puede influir al momento de decidir donde se estudiará.

Coincido en que la educación ayuda a formar individuos para que sean hombres de bien, todas las instituciones manejan valores que son la base de la formación educativa y la base de la misma institución, y deben ser la base de la sociedad.


Considero que uno de los fines de la educación es formar a los buenos ciudadanos del futuro, pero además una de sus funciones es la de transmitir el conocimiento pero no sólo transmitirlo sino colaborar a la construcción del mismo a partir de las experiencias individuales y las del trabajo colaborativo, sin embargo qué experiencia de aprendizaje puede tener un alumno que realizando un trabajo en equipo no efectúa ninguna actividad y se ve beneficiado por el trabajo de los demás, eso no es más que la aplicación de la teoría del gorrión, en la cual se obtiene el máximo beneficio con el mínimo esfuerzo.


En el mismo sentido un estudiante que se ausenta (sin importar las razones) y posteriormente con ayuda o complicidad de los padres solicita que le sean justificadas las faltas y presenta un examen para acreditar un curso, ¿qué experiencia de aprendizaje puede tener?


Siguiendo la misma línea ¿qué fortalecimiento de carácter puede tener un alumno que habitualmente llega tarde y se le permite la entrada?, creo que ninguna, al contrario ese hábito se volverá costumbre y no se responsabilizará sino hasta que tenga que asumir las consecuencias, la clave es no permitir la entrada al aula a este tipo de “estudiantes”.


Así como la educación es un derecho de los hombres es también una obligación, un estudiante al momento de ingresar a una institución educativa acepta las reglas que en ésta existen y se ve obligado a seguir un código, ahora bien este reglamento generalmente incide en el comportamiento de los individuos, pero no expresa que todos los estudiantes están obligados a rendir al máximo en su desempeño académico.


Todo discípulo al momento de recibir una instrucción firma de manera tácita un convenio el cual lo compromete a estudiar, sin embargo ¿qué profesor no habrá escuchado a un alumno o pseudo alumno, que durante todo un semestre se la ha pasado jugando, platicando o distrayéndose suplicar por una nota aprobatoria?


De la misma manera algunos profesores, coordinadores o directores habrán recibido quejas respecto a que un profesor no sabe enseñar o no enseña bien y lamentablemente esos que se quejan son aquellos estudiantes menos favorecidos en las notas.


Estoy de acuerdo en que todo alumno tiene el derecho de demandar buenos facilitadores o docentes, así como exigir instalaciones funcionales y en buen estado, si un profesor no cumple con sus funciones o no facilita el aprendizaje es derecho de los estudiantes solicitar un mejor servicio, sin embargo un profesos no puede exigir mejores estudiantes, pero si anhelarlos y formarlos es decir contribuir a que esos jóvenes lleguen a ser buenos o excelentes estudiantes y no esperar que un día llegue un alumno como Miguel Ángel o Leonardo Da Vinci.


Termino expresando que el fin de la educación es formar al ser humano que queremos para nuestra sociedad y todos docentes, escuelas y padres de familia somos parte de este proceso.

 

Marco_R_Quesada

 

Marco Rogelio Quesada Pérez es abogado, maestro en Ciencia Política, maestro en Educación y amante del idioma francés.