Y la vida me contestó (Artículo)
Minuto a Minuto

 

30 de julio de 2023

Sabersinfin 

 

Somos una civilización cuasi ciega.
Abel Pérez Rojas

Con el paso de los años se va perdiendo el registro exacto de los hechos, tanto en el ámbito social como en el individual, de ahí la importancia de la Historia como ciencia.

No obstante que el recuento del pasado debe transitar por diferentes tamices, el resultado no está exento de acalorados debates y acérrimas controversias.

Quizá la síntesis más demoledora en contra de lo que estudiamos como Historia en las escuelas, radique en que ésta la escriben los vencedores y la autoriza el sistema predominante.

Con el tiempo los hábitos autodidactas nos impulsan a investigar en diferentes fuentes, a contraponer versiones, a contrastar datos más allá de las meras estadísticas regionales y analizarlas bajo una mirada global, que facilite entender lo regional como algo fragmentado y a veces, diametralmente diferente a lo acontecido en otro polo.

Si corremos con suerte, mejor dicho, si ejercemos nuestra libertad de pensamiento, quizá accedamos a una visión más amplia, crítica, pero no obstante ello, todavía dista de una visión holística, compleja.

En el ámbito personal no es muy diferente la situación.

Muy pocas personas documentan su paso por este planeta.

Menos toman consciencia de sí mismos.

Quizá porque en la multitud existe el convencimiento de que la vida de cada uno de nosotros es tan común y corriente que nada tiene de extraordinario fijar la mirada en lo individual, aunque en el fondo nos perdamos de la maravillosa experiencia de lo único e irrepetible.

¿Realmente es tan común nuestra existencia?

¿Es el aquí y ahora una insignificancia sin valor?

¿Hay algo en nosotros que amerite ser contado?

Ignorancia de sí mismos y de lo que nos rodea.

Ignorancia es sufrimiento dice en sus versos el poeta:

…tres heridas / la carne se desprende / de los huesos / tierra / aire / agua / fuego / la ignorancia es sufrimiento / la ignorancia es ceguera. (Tres por tres. Salvador Calva Morales. 2022)

Ceguera y más ceguera.

Somos una civilización cuasi completamente ciega.

En el fondo, muy en el fondo de nosotros y pululando en el ambiente una voz ultrainterna sostiene que la recuperación de la vista está al alcance.

soy más que la ráfaga colada por la rendija / más que una piedra debajo de las nubes / más que mis hermanos los olvidados / más que un trébol de la baraja de Dios / más mucho más / soy más que la simple suma de resultados directos / más que el efecto inmediato de la causa anterior / más que la multiplicación de cantidades exactas / más que la quita para saber la diferencia / más mucho más / soy más que un ápice en el globo de porcelana / más que un pasaje de historia en la ilación narrativa / más que un botón de encendido y apagado / más que grano de cosecha transgénica / más mucho más / soy más que un punto en la línea del tiempo / más que un titubeo de aguja imantada / más que una coordenada cartesiana / más que agua en el río / más mucho más / soy más que una secuela del big bang primario / más que comida para un hoyo negro / más que una bacteria de cultivo extraterrestre / más que la puta que los parió / más mucho más somos tú y yo (Centro consciente. APR. 2023)

Nos hace ciegos la superficialidad, las creencias huecas y el atroz racionalismo, la supremacía del consumismo, la ambición, la desconexión con nuestro origen, la mordaza a la voz de la consciencia.

Dime vida / si cuando agoniza un poeta / le das el mismo trato, / contesta si es mi arrogancia / la que me hace creer / que el cierre será diferente, / o si el premio / por la obstinación creativa / solo es placebo para andar / el camino que ya sabemos / cómo terminará. / ¿Será acaso que los versos / son faro que guiará / en la oscuridad al poeta / para dirigirse a la verdadera Luz? / Si aun en el trance final sin retorno / la poesía nos impulsa a no titubear, / a tomar con sabiduría el último tramo / de la existencia fugaz; / bien habrá valido el supino coste / de la incomprensión y el menoscabo, / si el tránsito al más allá / se encara arropado por la fuerza de las estrofas. / Dime vida: / ¿abona en algo ser poeta / en el final de los finales? (Poema de un poeta frente a la muerte. APR. 2023).

Y la vida me contestó:

Si la poesía fue poesía, / te despertó / y te devolvió la vista, / ahora ya conoces la respuesta (Respuesta a la vista. APR. 2023)

Regreso a los puntos iniciales de este artículo con las palabras de mi querido amigo Erasmo Nava Espíritu, el destacado poeta guerrerense:

Hacer poesía sobre nuestros pueblos; sobre sus calles, sus personajes y sus paisajes es una forma de registrar aquello que muchas veces no será capturado por los libros de Historia, por eso es importante incentivar a los nacientes poetas a que escriban sobre nuestra tierra… (Sabersinfin.com. 2017)

Agrego a lo afirmado por Nava Espíritu:

Poesía desde los huesos y acerca de todo para hacer visible lo que la Historia no consigue, poesía voz de la vida íntima para despertar, para recuperar la vista, para vivir en paz.


Abel Pérez Rojas (abelpr5 @ hotmail.com) es escritor y educador permanente. Dirige: Sabersinfin.com #abelperezrojaspoeta