Resiliencia y amor por la vida para recuperar lo perdido (Artículo)
Minuto a Minuto

 

 

 

20 de mayo de 2022

 

Compartiendo tu opinión

 

De todo podemos recuperarnos mientras no se pierda la resiliencia y el amor por la vida.

Leyendo los datos registrados en materia de empleo que dejó la pandemia tras dos años de la llegada del nuevo coronavirus, me ha quedado claro que el ser humano ama la vida.

Parece que no sabemos de lo que somos capaces hasta que nos encontramos ante grandes adversidades y nuestro instinto de supervivencia, la resiliencia y el amor por la vida, nos hacen sacar lo mejor de nosotros mismos.

Imagina qué hubiéramos pensado si nos hubieran anticipado que durante dos años, en todo el mundo se perderían alrededor de 400 millones de empleos, que cerrarían 1.6 millones de negocios sólo en México, qué 6.3 millones de personas morirían a causa de una misma enfermedad mientras se incrementa el desabasto en el sector salud y los hospitales colapsan, y que, además de todo, por lo menos un año tendrías que aislarte en casa, sin reuniones, ni eventos.

Pero aquí estamos, hemos tomado nuestro dolor y nuestros problemas, y hemos decidido avanzar. Hemos visto desigualdad, injusticia, angustia y miedo, pero hay algo que nos impulsa a seguir.

A pesar de la afectación psicológica que ha traído consigo la pandemia y de la cual hablaré a detalle en próximos artículos, aun con las crisis de ansiedad, la tendencia a la depresión y los altos niveles de estrés, con todo esto, seguimos caminando por el sendero porque hemos elegido amar la vida.

Algunos se bajaron del barco, las tasas de suicidio incrementaron en México, especialmente en menores de edad. 7869 casos de suicidio en México, solo en 2020. Muchos otros fueron parte de la cifra de fallecidos por COVID-19.

Ahora, familiares y amigos de quienes han partido, escriben la historia de la transpandemia. Algunos sin empleo, otros inclusive sin hogar, pero todos con esa llama interior que, a pesar del dolor, permanece encendida.

Todos hemos perdido algo, algunos más que otros. Hay sectores que fueron azotados desde el primer día del confinamiento, como el turismo, la cultura, y el deporte, en donde se registran pérdidas millonarias.

Ahora, medianas y pequeñas empresas que se dedican al turismo y que lograron sobrevivir, han reabierto sus puertas con la esperanza de recuperar dos años perdidos. Los artistas crearon obras exquisitas con las emociones a flor de piel, y los deportistas adaptaron espacios y rutinas para no perder fuerza y condición durante el confinamiento.

No hay duda que regresamos siendo distintos a la “normalidad”. Estamos todavía algo aturdidos y aún flota en el aire la incertidumbre.

A pesar de esto, en enero de este año, México rompió un récord en la cifra de empleos adquiridos, y creo que la noticia es buena, a pesar de que la mayoría de las plazas ofrecen bajo salario, pues siento que la iniciativa por el trabajo abre una luz de esperanza para muchos. En el primer mes del año 2022 se registraron 20 millones 762 mil trabajadores en nuestro país.

Quiero pensar que son 20 millones 762 mil personas que sueñan con un futuro mejor, que en medio de la crisis buscan una salida. Quiero pensar que son ellos quienes encuentran motivos en sus hijos, o sus padres, inclusive en el deseo de viajar, de comprar una casa o de echar a andar la empresa de sus sueños.

Creo que estas nuevas cifras se lograron a partir de tres principales componentes: el instinto de supervivencia, la resiliencia y el amor por la vida. Siendo este último, para mí, el más importante.

Amar la vida es encontrar goce en la risa de tus hijos o de tus nietos, es querer darle una mejor calidad de vida a un animal de compañía, es querer apreciar diferentes culturas o simplemente el deseo de sentarte a admirar la belleza de un jardín. Cuando amas la vida, encuentras motivo en todo lo que te rodea.

El instinto de supervivencia, en cambio, no es una elección, es algo intrínseco en nuestro ser, y es lo que nos hace reaccionar ante el peligro, de manera inmediata. Sin embargo ha sido importante también durante este proceso, pues nos ayuda a movernos de las situaciones que nos ponen en riesgo.

La resiliencia por su parte, es una virtud, es la capacidad de superar circunstancias traumáticas. Algunos la han desarrollado más que otros, pero ante una crisis mundial como la que hemos vivido, todos hemos tenido que sacar nuestro ser resiliente para poder superar la serie de cosas que se han desatado con el coronavirus.

Sin duda, la combinación de todas es lo que necesitamos para levantarnos. En lo personal me parece que en la sociedad mexicana, especialmente el amor por la vida es algo que lleva la gente como bandera.

No es un secreto que personas de todo el mundo vienen a México por ese trato cálido que reciben. La cultura de la familia mexicana sigue siendo una maravilla. La solidaridad de los mexicanos, ante desastres naturales u otras situaciones, resuena en nosotros.

Así que en México tenemos todo para que la transpandemia sea más grata. Sacando lo mejor de nosotros, ayudando al prójimo, trabajando en equipo, consumiendo productos y servicios locales, y generando empleos si nos es posible.

México es resiliente, desde el principio de su historia. Nos hemos levantado de muchas caídas y siempre, una vez de pie, sonreímos a la vida. Las noticias nos abruman, las cifras nos podrían robar la alegría, pero nosotros hemos visto a nuestras madres, a nuestros padres y abuelos, dejar el alma en sus jornadas diarias para luego llegar a casa, sentarse a la mesa y tener la capacidad de compartir la alegría con quienes aman.

Somos resilientes por naturaleza y hemos heredado el amor por la vida, desde hace muchos años. Así que sigamos de pie, encontrando motivos para ser mejores cada día. Cambiemos las cifras negativas que la transpandemia será escrita hoy, por nosotros.


Bibliografía
ONU. Pérdida de empleos por el COVID-19, peor de lo que se esperaba. Junio 2020 https://news.un.org/es/story/2020/06/1476782#:~:text=Alrededor%20de%20400%20millones%20de,funci%C3%B3n%20de%20la%20evoluci%C3%B3n%20del
CEPAL. Naciones Unidas. Impactos de la pandemia en los sectores productivos más afectados abarcarán a un tercio del empleo y un cuarto del PIB de la región. Julio 2020 https://www.cepal.org/es/comunicados/impactos-la-pandemia-sectores-productivos-mas-afectados-abarcaran-un-tercio-empleo-un
OPS. La OPS insta a priorizar la prevención del suicidio tras 18 meses de pandemia por COVID-19. Septiembre 2021 https://www.paho.org/es/noticias/9-9-2021-ops-insta-priorizar-prevencion-suicidio-tras-18-meses-pandemia-por-covid-19
Gobierno de México: apuntes sobre el SAR. IMPACTO DE LA PANDEMIA DE COVID-19 EN EL MERCADO LABORAL MEXICANO Y EN EL SAR. https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/656430/AP-05-2021_Impacto_de_la_Pandemia_en_el_Mercado_Laboral_VFF.pdf
Significado de resiliencia. https://www.significados.com/resiliencia/
 
Salvador Calva Morales es rector del Sistema Universidad Mesoamericana.

next
prev

Hay 1034 invitados y ningún miembro en línea