14 de junio, Día Mundial del Donante de Sangre (Artículo)
Minuto a Minuto

 

 

 

14 de juniuo de 2021

 

ConoSER Bien

 

La política es una guerra sin efusión de sangre;
la guerra una política con efusión de sangre
Mao Zedong

 

El 14 de junio de cada año, se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre, que para este 2021 tendrá el lema “Dona sangre para que el mundo siga latiendo”. El mensaje destaca la contribución esencial de los donantes de sangre para mantener el pulso del mundo, salvar vidas y mejorar la salud de los demás. Asimismo, refuerza el llamamiento mundial para que más personas de todo el mundo donen sangre periódicamente y contribuyan a mejorar la salud. como muestra de reconocimiento y agradecimiento hacia los donantes de sangre de todo el mundo.

Esta fecha fue designada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y aprobado por su Asamblea el 28 de mayo de 2005. La fecha conmemora el nacimiento del fisiólogo, austríaco Karl Landsteiner (1868–1943), científico que descubrió y tipificó los grupos sanguíneos en la especie humana, este hecho tuvo una repercusión de gran alcance para la clínica.

La sangre ha ocupado un lugar muy especial en la historia de la humanidad. Desde los tiempos remotos se le ha otorgado una vital importancia y un místico concepto. La sangre es el tejido que más ha motivado la inventiva literaria, es el más vinculado con procesos religiosos y el que más impacto tiene en el pensamiento popular.

Según el Génesis en el capítulo 2, versículo 7, “Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente”, le otorgó de esta manera el espíritu divino, llamado también espíritu vital o alma. El Génesis, el Levítico, el Deuteronomio y el Talmud babilónico, insisten en la similitud entre el alma y la sangre.

El Deuteronomio afirma sin rodeos que la sangre es la vida. Y el Génesis nos dice que la soledad de nuestro padre Adán se resolvió cuando su hermosa compañera -Eva, que lo único extraño que tenía era la ausencia de ombligo- fue elaborada a partir de una costilla.
En la época de Hipócrates, los griegos habían desarrollado un sistema interpretativo del mecanismo de producción de las enfermedades, basado en la teoría de los cuatro humores orgánicos. Puede reconstruirse claramente el camino que llevó al pensamiento griego a este sistema médico: la idea de que el universo está formado por cuatro elementos básicos (agua, aire, fuego y tierra), cada uno de ellos caracterizado por una cualidad específica (humedad, sequedad, calor, frío).

El principio básico fue la teoría según la cual todos los fluidos orgánicos están compuestos, en proporción variable, por sangre (caliente y húmeda), flema (fría y húmeda), bilis amarilla (caliente y seca) y bilis negra (fría y seca). Si estos “humores” se encuentran en equilibrio, el cuerpo goza de salud; en cambio, el exceso o defecto de alguno de ellos produce la enfermedad.

Las teorías humorales de los primeros filósofos griegos fueron utilizadas por Galeno. Los cuatro humores le sirvieron de base para clasificar los temperamentos en cuatro tipos: flemáticos, sanguíneos, coléricos y melancólicos. Estos términos se utilizan todavía hoy para designar el carácter de una persona. Galeno ha sido probablemente el autor que más ha influido en el desarrollo de la Medicina.

Hipócrates recomendaba la sangría terapéutica cerca del órgano enfermo para eliminar los humores excesivos localizados ahí (efecto derivativo) y también lejos del órgano enfermo para evitar que continuasen llegando a él dichos humores (efectos revulsivos). La sangría derivativa no debía ser necesariamente copiosa y se acostumbraba a practicarla con sanguijuelas o ventosas. La del tipo revulsivo era más abundante y se efectuaba por medio del cuchillo (flebotomía). Galeno utilizó con frecuencia las sangrías, basándose en la teoría de los cuatro humores, pero fue el primero en advertir acerca de las precauciones que había que considerar en cuanto a la cantidad de sangre.

En el siglo I de nuestra era, Plinio expuso la historia del hipopótamo que, cuando se sentía enfermo, clavaba su rodilla en una punta afilada para producirse una sangría y curarse. Se trata de otro ejemplo de la proyección de las creencias de la propia época a períodos anteriores; en este caso, la idea de que la sangría es un tratamiento médico eficaz.

Como se aprecia la sangre ha sido factor fundamental desde la más remota antigüedad, por consiguiente, la campaña de este año se centrará especialmente en el papel de los jóvenes para garantizar un suministro de sangre segura.

En muchos países, amable lector, los jóvenes han estado en la vanguardia de las actividades e iniciativas encaminadas a lograr un suministro de sangre segura mediante donaciones de sangre voluntarias y no remuneradas. En muchas sociedades, los jóvenes representan una gran parte de la población y, por lo general, son sumamente idealistas, entusiastas y creativos.
Juzgue usted.


Twitter @jarymorgado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
conoSERbien; www.sabersinfin.com
next
prev

Hay 378 invitados y ningún miembro en línea