Vacunas por sí solas no serían la solución a la pandemia
Minuto a Minuto

 

 

BOGOTÁ D. C., 21 de enero de 2021 — Agencia de Noticias UN-

Aunque en el mundo ya inició la vacunación contra el nuevo coronavirus, el 90 % de las dosis disponibles se encuentran en países ricos, por lo que el llamado es a hacer un cambio de gobernanza no discriminatoria, en el cual se premie la equidad global para que el mecanismo sea realmente efectivo frente a la pandemia.

En palabras de la farmacoepidemióloga Claudia Vaca, directora del Centro de Pensamiento en Medicamentos, Información y Poder de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), el éxito de la vacunación también depende de factores como las intervenciones de política pública que atiendan las inequidades en poblaciones con actividades de valor, pero desprotegidas.

“Existen tres puntos que determinarían que las vacunas jueguen un rol, no el único: preguntas pendientes de la investigación biotecnológica, resultados de experimentos clínicos y de la vacunación en los países donde ya arrancó”, explica la profesora Vaca.

Desde su punto de vista, si no hay un esquema de distribución no discriminatorio, el efecto de la vacuna no será tan relevante, por lo cual considera que el camino es una gobernanza que aborde la creciente desconfianza y falta de disposición para vacunarse.

Vacunas disponibles

La profesora Vaca recuerda que actualmente hay cuatro tecnologías y nueve vacunas aprobadas para uso de emergencia: las de ARN mensajero, como Pfizer-BioNtech y Moderna, que son nuevas en humanos; las de vectores virales tipo adenovirus, como la Sputnik V, AstraZeneca y Janseen, que ya tienen uso previo en humanos; las de virus inactivos, más clásicas, que incluye CanSino, Sinovac, Sinopharm y Bharat, también con uso previo en humanos, y las de proteínas recombinantes, como las de VHP y neumococo, con uso previo y de fácil producción.

En medio del webinar “El futuro de la pandemia: mutaciones, vacunas y adaptación social”, impulsado por la UNAL y la Universidad de los Andes, la profesora Vaca reveló que de las 41 millones de dosis de vacunas disponibles, el 90 % están en países ricos; América Latina tiene un nivel bajo y África está en ceros.

“La OMS ha dicho que estamos ante una falla moral en cómo se distribuyen las vacunas y eso puede echar por la borda la efectividad de la vacuna. El impacto en salud pública y la transformación epidemiológica dependen de ver el mecanismo de compra bilateral y nacionalista versus un esquema de distribución equitativo global y coordinado” recalca la profesora Vaca.

Límites de distribución

La docente de la UNAL recuerda que por las condiciones logísticas de las vacunas de RNA mensajero estas no son por sí mismas herramientas masivas, y serán las otras las que permitirán una distribución y escalamiento de producción.

Además, señala que existe una limitación de patentes para la producción de vacunas de RNA mensajero, que son fáciles de producir y escalar, pero bloqueadas por patentes, aunque ya hay iniciativas para que sean un bien público, y otras, como la del grupo Insud, de Argentina, con Oxford AstraZeneca, para producir las vacunas de vectores virales para el Cono Sur, México y Centroamérica. Colombia está por fuera de esas estrategias.

“Estas vacunas han establecido y declarado precios basados en producción, entre los dos y cuatro dólares, comparado con los esquemas que llegan a los 24 o 36 dólares de otras opciones que generarían un peso enorme sobre los presupuestos. La vacuna de Janssen se unirá al mecanismo Covax asumiendo un precio basado también en costos de producción”, asegura la docente.

El llamado de la profesora Vaca es que en 2021 las vacunas serían una estrategia acoplada a otras para superar la pandemia si se establece una agenda que incluya la academia, los parlamentos, los gobiernos y la sociedad civil para hacer veeduría, vigilancia tecnológica y clínica con desarrollo y producción local para atender las necesidades de la región.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co
next
prev

Hay 698 invitados y ningún miembro en línea