Ejercicio físico dosificado, tratamiento efectivo contra la diabetes
Minuto a Minuto

 

 

BOGOTÁ D. C., 08 de enero de 2021 — Agencia de Noticias UN-

La diabetes es un problema de salud pública que afecta en todo el mundo a cerca de 420 millones de personas, sin contar con aquellas que aún no han sido diagnosticadas. Pese a que en Colombia la prevalencia es aparentemente baja (8,3 %), la enfermedad puede estar asociada con otros factores de riesgo como el sobrepeso y la obesidad, y la alteración en lípidos, colesterol y triglicéridos, entre otras.

La Asociación Americana de Diabetes y la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes han reconocido el ejercicio físico como una piedra angular tanto en la prevención y el tratamiento de esta enfermedad como en todos los demás factores de riesgo asociados.

“El ejercicio físico debe ser dosificado y si se hace bien puede ser una opción muy efectiva frente a diferentes enfermedades, como en este caso lo es la diabetes”, así lo asegura la profesora Érica Mancera, de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) y doctora en Ciencias – Biología, en la charla “Ejercicio físico y diabetes”, del programa #SaludUNALContigo.

Estudios reportan que en personas diabéticas el ejercicio físico aumenta su capacidad de supervivencia frente a los que no lo realizan, y disminuye el riesgo de mortalidad.

“Lo que ocurre es que hay una alteración en las mitocondrias, pues al realizar ejercicio físico, sobre todo el aeróbico, se promueve la producción o el nacimiento de más mitocondrias, lo que ayuda a mejorar el transporte y la utilización de la glucosa, y por lo tanto a regular los niveles de insulina”, señala la profesora Mancera.

Resistencia al ejercicio

Agrega que las personas con diabetes pueden presentar una marcada intolerancia a realizar cualquier actividad física, y más de entrenamiento físico, y sobre todo barreras fisiológicas normales de esta condición.

“Al iniciar con cualquier entrenamiento la persona experimentará una alteración en el aporte y la utilización de un sustrato, una sustancia necesaria para producir energía. Cuando nos movemos y hacemos ejercicio físico, la contracción muscular que se da en todo el cuerpo requiere tanto de energía como de dichos sustratos, como carbohidratos, grasas y proteínas. En este caso se alteraría el proceso de los carbohidratos que se transforma en glucosa y llega a las células para producir energía”, destaca la doctora.

Añade que esa resistencia también está relacionada con una disminución en el consumo de oxígeno de las células, haciendo que las personas experimenten una disminución de la capacidad cardiorrespiratoria. Por eso les recomienda a estos pacientes que no se alarmen, sino que caminen, troten o realicen actividades aeróbicas en casa, respetando el grado de tolerancia que se presentaría al comenzar con el ejercicio físico.

“Lo primero que debe hacer en un paciente diabético es asistir a chequeos médicos, ya que es importante tener un concepto de aptitud médica, para que no se afecte la sensibilidad y se eviten complicaciones, en vez de efecto benéfico del ejercicio físico”, puntualiza la doctora Mancera.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co
next
prev

Hay 2216 invitados y ningún miembro en línea