Restaurantes familiares deben cumplir con normas ambientales
Minuto a Minuto

 

 

PALMIRA, 01 de diciembre de 2020 — Agencia de Noticias UN-

Otra problemática asociada es la contaminación del suelo por el excesivo uso de bolsas plásticas, ya que tanto las empresas como la sociedad en general son altas usuarias de este material tan contaminante por el polietileno y sobre el cual no ha habido un verdadero control.

Así lo explica la abogada Nubia Lucero López Pinillos, especialista en Derecho Ambiental y profesora de la Facultad de Ingeniería y Administración de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Palmira, quien adelantó una investigación junto con sus estudiantes en 7 restaurantes familiares de Cali y 5 de Palmira –entre negocios ambulantes y establecimientos fijos– y observaron que todos desconocían las normas ambientales.

Aunque no se puede decir que todas las pequeñas empresas presentan esta tendencia, la profesora López señala que alrededor del 80 % de los restaurantes familiares sí desconocen las normas ambientales, y por ende no las cumplen. Agregó que para el 80 % de estos microempresarios la responsabilidad social ambiental es algo prácticamente desconocido.

Refiriéndose específicamente a la norma ISO 26000 de 2010 (Guía de responsabilidad social), mencionó que esta define la responsabilidad de una organización ante los impactos que sus decisiones y actividades ocasionan en la sociedad y el medioambiente, mediante un comportamiento ético y transparente que contribuye al desarrollo sostenible incluyendo la salud y el bienestar de la sociedad.

“Observamos que estos restaurantes familiares no cumplen con la responsabilidad social ambiental y desconocen completamente esas normas; tampoco conocen las políticas públicas porque prácticamente sufren de orfandad por parte del Gobierno”, manifiesta la profesora López.

Economía circular como solución

Para mitigar las situaciones que causan deterioro ambiental es necesario implementar la responsabilidad social organizacional ambiental rompiendo paradigmas culturales; proponer estrategias de mitigación, control y compensación que se podrán implementar durante el diseño de un plan de manejo ambiental según las necesidades identificadas en las mipymes.

Así se podrá potenciar su competitividad y hacer que estos nichos de mercado o pequeños emprendedores puedan desarrollar sus estrategias de crecimiento siendo amigables con el medioambiente y cumpliendo con la política pública que apunta a minimizar los impactos negativos de sus actividades.

Por otro lado, la profesora López asegura que “es clave dejar a un lado el modelo de economía lineal y empezar a aplicar la economía circular, pues no solo ayudará a mitigar los impactos ambientales, sino que también será una nueva oportunidad para generar empleo y así dinamizar la economía colombiana”.

Los pilares de la economía circular son reducir, reutilizar, reparar y reciclar, y es precisamente en estos parámetros que se debe educar para evitar el desperdicio de los recursos naturales. Es necesario que las personas estén informadas, por ejemplo, sobre lo que son las bolsas biodegradables, pues muchos no saben lo que significan, o sobre lo que se puede hacer con la transformación del plástico.

La profesora López señala que es muy importante tener en cuenta esta nueva cultura de la economía circular, pues es la que va a transformar el mundo: “nosotros tenemos que aprender a adaptarnos a un problema ambiental que es bastante grave y que está llevando al mundo a un caos. Realmente considero que nos tenemos que ir apartando culturalmente de la economía lineal”.

Estas conclusiones son producto de diferentes investigaciones que han tratado temas como la legislación y la responsabilidad ambiental, las políticas públicas y la economía circular. Además, la profesora López y sus estudiantes han elaborado propuestas de mejoramiento y de capacitación, como las realizadas sobre manipulación de alimentos y manejo de residuos para el sector de restaurantes de Palmira (Valle) y los municipios aledaños.

Lo anterior se socializó en la ponencia “La responsabilidad social ambiental en restaurantes familiares”, en el marco del VII Congreso Internacional en Desarrollo Humano y Rural Sustentable, organizado por la UNAL Sede Orinoquia.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co

next
prev

Hay 514 invitados y ningún miembro en línea