Programa de biomecánica mide motricidad en los niños
Minuto a Minuto

 

 

MANIZALES, 30 de octubre de 2020 — Agencia de Noticias UN-

Para analizar la motricidad en los niños, y detectar lesiones y posibles talentos deportivos, investigadores de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Manizales trabajan en el desarrollo de un programa de biomecánica.

La motricidad se relaciona con todos los movimientos que de manera coordinada y voluntaria realiza el niño con pequeños y grandes grupos de músculos y que se constituyen en la base para el desarrollo de las áreas cognitivas y del lenguaje. 

“Es un elemento más que forma parte de la educación, ya que aporta numerosos beneficios en los más pequeños, tanto en la etapa primaria como secundaria. Desarrollar la motricidad hace que, en general, se mejore cualitativamente el movimiento y favorece el dominio de diferentes habilidades”, explica Andrés Marino Álvarez Meza, estudiante del Doctorado en Ingeniería – Línea de Investigación en Automática de la UNAL Sede Manizales.

El sistema consta de un componente de hardware y uno de software, el primero con ocho cámaras infrarrojas que se ubican alrededor del niño que realiza los movimientos; también cuenta con 34 marcadores reflectivos instalados en puntos especiales del cuerpo.  

“Cuando las cámaras envían el rayo infrarrojo, los marcadores reflejan esa luz y en el computador el sistema reconstruye el modelo 3D del esqueleto en tiempo real. A partir de este se obtiene un video de los puntos en movimiento, los cuales son analizados por el software para ofrecer un diagnóstico de los que fueron bien o mal ejecutados”, añade el estudiante.

Aunque inicialmente el proyecto se enfocó en niños de cinco a ocho años, el sistema se puede extrapolar a otras poblaciones. Por ello, el grupo de Control y Procesamiento Digital de Señales de la UNAL Sede Manizales –en cuyo interior se desarrolla el proceso–, está iniciando trabajos para medir el rendimiento de deportistas de alta competencia. Las pruebas se están realizando específicamente para tenis, pero más adelante es posible efectuarlas con otras disciplinas como fútbol y básquetbol.  

“La idea no es reemplazar a los entrenadores sino brindarles una herramienta capaz de proporcionar una medida objetiva cuantificable que les sirva de apoyo a los especialistas, para que corroboren sus diagnósticos y puedan tomar mejores decisiones en cuanto a la planeación del entrenamiento o a las correcciones que deban hacer en los niños”, precisa el investigador Álvarez.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co
next
prev

Hay 2107 invitados y ningún miembro en línea