La modernización se alcanza con transformación tecnológica
Minuto a Minuto

 

 

BOGOTÁ D. C., 14 de agosto de 2020 — Agencia de Noticias UN-

Así lo expuso el profesor Jorge Iván Bula Escobar, de la Escuela de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), en la charla “Hacia una economía del conocimiento: las políticas de ciencia y tecnología de China y Taiwán”.

El evento, que forma parte del ciclo de conferencias “Red Asia-Acce”, giró en torno a la comparación entre Taiwán y China, países muy diferentes entre sí pero que comparten la absorción y el fortalecimiento del conocimiento, lo que con los años se ha traducido en comercio internacional y aumento en su productividad, gracias a su transformación tecnológica.

Como herramientas del Estado taiwanés se han creado parques científicos, laboratorios gubernamentales e institutos públicos de investigación; así mismo se han impulsado proyectos y puestas en marcha desde el sector privado y la academia, además de varias redes de distintos laboratorios.

Hoy Taiwán es una de las industrias de computadores más relevantes del mundo, pues más del 70 % del mercado de microprocesadores está en empresas de este país.

En China, por su parte, se fomenta la innovación y mejora de esa capacidad en las empresas, se fortalece la gestión y protección de la propiedad intelectual, los proyectos de orientación para guiar el desarrollo local de alta tecnología y las industrias asociadas para nutrir las fuentes de conocimiento económico y fomentar la cooperación internacional.

“Gracias al desarrollo de esas nuevas tecnologías y de internet, hoy podemos interactuar en cualquier momento y en forma real con personas al otro lado del mundo, lo que se constituye en una oportunidad enorme para ampliar la economía de cualquier país”, sostiene el profesor Bula.

En estas sociedades el Estado juega un papel importante en procesos de industrialización, ya que a través de su liderazgo crea las condiciones para montar todo un esquema industrial y ver qué rama se prioriza, permitiendo la resolución de conflictos económicos.

En países como Taiwán y China, el paso de la agricultura a la industria fue liderado por el Estado, el cual actuó activamente en la economía para conseguir una acción colectiva, con una burocracia suficientemente capaz de liderar decisiones frente a los entes privados.

Compromiso con la ciencia y la educación

En el caso de Taiwán, se dan habilidades en conocimientos tecnológicos que eran generados por el Estado, con la creación de laboratorios públicos y estatales. Esa producción o innovación se transmitía al sector privado, que a su vez replicaba ese conocimiento en empresas productivas, de modo que se fortalecía el proceso de innovación, especialmente en la rama de alta tecnología.

El 78 % del gasto en investigación y desarrollo –que en general ha sido importante en los últimos 10 a 15 años– proviene del sector privado, y cerca del 21 % del público, mientras que las universidades aportan en menor cantidad; sin embargo, junto con el Gobierno, estas son las que permiten crear ese capital humano de gran capacidad de formación.

En el campo educativo, en China se gradúan al año más de 18.000 estudiantes de doctorados en ciencias e ingeniería, por lo que el compromiso con la investigación y el desarrollo es una prioridad.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co
next
prev

Hay 884 invitados y ningún miembro en línea