Epílogo y Praxis convoca al 1er. Concurso de Calaveritas Literarias de Sabersinfin
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

22 de Octubre de 2018

El día aquel se acerca imparable, primero sigiloso y ahora cada vez más escandaloso se aproxima. A muchos aturde, a otros más los llena de horror, pero hay a quien la fecha le alborota el corazón con inusitada alegría. Lo curioso es que de ninguna manera es celebración para los vivos, es fiesta y convite para los muertos que en México a nadie espanta y que a todos emociona.

Esta es la magia que ronda en torno del Día de Muertos, de fieles (e infieles) difuntos lo llama más exactamente la tradición del pueblo. y con él las famosas calaveritas se hacen presentes con formas de azúcar o hechas con trazos de pluma escrita, no importa el detalle, pero sí los colores brillantes de un festejo que, prácticamente, el mundo entero no entiende y es que… ¿Fiesta hecha por vivos, para los muertos? Se oye incesante esta pregunta en muchas partes que no corresponden a este país y la duda se alimenta año tras año porque la celebración, no importa qué suceda, puntualmente se ejecuta por estas tierras en las que tú y yo pernoctamos en viviendas que desde antes del día llenamos de ofrendas, olores y sabores que colocamos en ricas viandas con luces de vela, flores anaranjadas y representaciones variadas de altares que son la delicia para el ojo extranjero.

Entre las viandas y sobre los altares otras calaveras, las textuales, ofrecen líneas con verso y sentido jocoso ya sea con críticas y escarnios a figuras públicas incómodas y no, y sentidos figurativos cargados de humor que celebran a la muerte cuando aún deja vivos por doquier. Estas composiciones en verso han formado parte del folclore mexicano desde la época virreinal. En ese entonces, los escritores las usaban para burlarse de los largos epitafios que utilizaban los llamados nobles por título heredado o impuesto por su riqueza. Actualmente ya no solo hablan de personajes públicos, también se escriben sobre amigos, familiares o incluso gente que odiamos. Aun así, el objetivo sigue siendo el mismo: expresar sentimientos e ideas alrededor de una persona que serían difíciles de decir en otro contexto.

Entonces, puntualizando, la calaverita es un género popular que le recuerda a las personas que irremediablemente van a morir. Entra con humor, alegría y hasta con cariño dentro del género del memento mori (frase en latín que lúgubre significa: Recuerda que puedes morir) que es característico del Día de Muertos mexicano. Lo mismo sucede con las calaveritas de azúcar que tienen tatuada, pintada o pegada en la frente el nombre de las personas. Son recordatorios de que todos tenemos un lugar en el panteón asegurado. Uno muy inusual y bonito.

Óscar De Pablo, autor de libros como Los Endemoniados y Debiste haber contado otras historias, nos señalaba que las calaveritas no tienen formato fijo. Sin embargo, él nos asegura que hay elementos básicos que ayudan a obtener un mejor resultado en la tarea. Con su ayuda, Epílogo y Praxis presenta una lista de algunos consejos que te pueden ayudar a escribir una calaverita y a perderle miedo a la huesuda y al hecho de escribir esta poesía de panteón.

1. Procura escribir versos octosílabos. No existe una métrica formal, pero el formato más común es, de acuerdo con De Pablo, el verso de ocho sílabas. Las estrofas pueden ser de cuatro versos (si pretendes realizar una de las más sencillas) o de diez.Son versos cuyo último acento cae en la séptima sílaba. Normalmente, son palabras graves en español”, explicaba. Ahora, pensemos que ya se te olvidó lo que aprendiste en primaria, detallemos entonces qué cosa es eso: Se le llama verso a una de las unidades en que puede dividirse un poema. Una estrofa es un grupo de versos que conforman una composición poética. ¿Te parece confuso? Abundemos en este breve instructivo.

De cuatro versos…
Que Sasha nunca se pierda,
hoy resolvió la Catrina,
pues todavía la recuerda
como Sandy en Vaselina.
-En referencia a la cantante Sasha Sokol-

De diez versos…
Por llanuras y desiertos,
sea de machete o de bala,
dejaste de Atenco a Iguala
todo un reguero de muertos.
Y por sumar desaciertos
dejaste la patria rota.
Mas la muerte toma nota
y se prepara en secreto
pa llevarte, Peña Nieto,
y también a tu Gaviota.
-En alusión a incómodo personaje político que no necesita mayor presentación-

2. Intenta utilizar rimas consonantes. Pueden ser básicamente de dos tipos:
A, B, B, A (que las últimas palabras del primer y último verso suenan igual o muy similar, así como las de las dos de en medio) y…
A, B, A, B (que el primer y tercer verso rimen, al igual que el segundo y el cuarto). Las dos suenan muy bien y al público le divierte mucho.

Este es un A, B, B, A…
La huesuda es la que rige
la vida de Salmerón:
hoy lo arrastran al panteón
los sicarios de Jalife.

Este es un A, B, A, B…
La flaca fue por Gael
hasta el set de filmación,
pa que el tiempo haga de él
una estrella del panteón.

3. No olvides mencionar a la muerte. El objetivo de las calaveritas es hablar de cómo y por qué la muerte se llevó al panteón a determinada persona, por lo que ésta siempre tiene que aparecer en el texto. “Se le puede llamar muerte, calaca, parca, huesuda, calavera, catrina o pelona, pero siempre tiene que estar y siempre tiene que llevarse a la persona a la que se le dedica el verso”, detalla De Pablo.

4. Menciona alguna de las características que definen a la persona de la que hablas. Como el argumento en las calaveritas siempre es el mismo (a alguien se lo lleva la muerte) se deben incluir características de la persona a la que se le dedica. “Si es un pintor, la muerte puede sacarlo de su estudio y tirar su caballete. Si es escritor se puede mencionar alguna de sus obras”, menciona De Pablo.

5. Escribe con cariño y humor. No es obligatorio, pero De Pablo recomienda hacerlo. “Mezclar el recordatorio de lo inevitable de la muerte con el amor, la dulzura o el cariño es algo muy característico del mexicano”, comenta. Atención: a veces no hay cariño, pero hay humor como en el caso de las calaveritas satíricas de los políticos.

6. Remata con un final sorprendente. De Pablo aconseja intentar terminar el verso con un final inesperado. “Hay que pensar qué rima con aquellas cosas que definen al personaje y conducir los versos hacia allá”, dice. Se puede empezar con la parte de sus características y después finalizar con la parte sorprendente. Esto es para que se note que es una calaverita hecha para la persona.

7. No cuentes las sílabas con los dedos, mejor cántalas. Los versos populares no necesariamente se escriben, primero se dicen. “Más que tener en cuenta el número de sílabas o el tamaño del verso es importante oír como suenan. Hay que cantarlas”, dice De Pablo. Un último consejo es intentar cantarlas con las tonadas de La Llorona o La Cama de Piedra, pues ambas canciones usan versos de ocho sílabas. “Si quedan con la música de cualquiera de los dos vas por buen camino”, señala el escritor.

Dicho lo anterior, pasemos a la convocatoria mencionada en nuestro título.


C  O  N  V  O  C  A  T  O  R  I  A

 

A toda la comunidad de escritores, poetas y académicos del Círculo de Escritores de Sabersinfin.com y al Público en general.

Epílogo y Praxis, a través de su titular, Christian Escamilla Carrasco, invita a todos los que se interesen en participar en el 1er Concurso de Calaveritas Literarias autorizado por el Director General de Sabersinfin, el Doctor Abel Pérez Rojas. Este concurso se organiza como parte de las festividades culturales que homenajean el XII Aniversario de este Medio de Comunicación Alternativo, bajo las siguientes bases:

1.- Se abre la convocatoria para el público en general que tenga el deseo y la inquietud de escribir una calaverita.
2.- El tema sobre el cual desarrollar la Calaverita Literaria es libre.
3.- No hay mínimo de versos para que las calaveritas sean mandadas.
4.- Podrán enviarse a concurso todas las calaveritas que alcancen a la imaginación del autor.
5.- Las calaveritas deberán enviarse escritas en formato Word o en PDF.
6.- El formato del texto es en letra Arial o en letra Times New Roman con tamaño de 12 puntos.
7.- El texto de la calaverita literaria deberá ser original.
8.- Se evaluará Originalidad y Humor empleados en el texto.
9.- Todos los escritos deberán venir con nombre del autor o en su defecto con algún alias con el que desee presentarse.
10.- La forma de enviar sus trabajos escritos será por correo electrónico a la dirección:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Punto adicional en esta convocatoria…
Se hace la invitación formal para que participe cualquier miembro activo del Círculo de Escritores con un mínimo de 10 artículos en nuestro web site (https://www.sabersinfin.com/)

Fecha límite para mandar sus trabajos: 16 de Noviembre de 2018.

Sobre el premio…
Se premiará a los lugares 1°, 2° y 3° que sean seleccionados por el jurado.
El jurado será conformado por la Escritora y Maestra, Leticia Díaz Gama, Coordinadora del Círculo de Escritores de esta casa, la Escritora, Poeta y Maestra, Lilia Marcela Rivera y Rosales, y el cronista, articulista y Maestro, Christian Escamilla Carrasco.
Los premios serán:
- Una entrevista por TV en el programa Epílogo y Praxis a los tres lugares premiados.
- Reconocimiento al Tercero, Segundo y Primer Lugar con sello y firma del Doctor en Educación Permanente, Escritor, y Poeta múltiplemente premiado, Abel Pérez Rojas, Director General de Sabersinfin.
- Publicación de los escritos premiados en todas nuestras Redes y Grupos con la debida mención del Autor.

Christian Escamilla Carrasco es conductor y productor del programa: Epílogo y Praxis que se transmite por la señal y las redes sociales de Sabersinfin.com Los aportes del maestro Escamilla se extienden a la escritura de diversos contenidos del saber como Articulista, Cronista, Escritor, Poeta "Muerto", y a la realización de transmisiones en vivo, entrevistas y cápsulas en campo en su labor como Periodista.
  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1273 invitados y ningún miembro en línea