El mercantilismo le está quitando lo sagrado al yoga (Artículo)
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

26 de febrero de 2018

Originalmente la práctica del yoga tenía un valor sagrado, y era un medio para la evolución espiritual. En la actualidad este sentido en la cultura occidental se ha ido deformando a grado tal que ha venido decayendo en una práctica fitness y, por ende, un verdadero negocio gira a su alrededor que le permite vender camisetas, libros, videos, tapetes de marca, instrumentos diversos, viajes, ropa, e inclusive se han producido múltiples estilos de yoga de marca registrada, e inclusive algunos han intentado patentar algunas ásanas.

Según datos de Yoga Alliance, en Estados Unidos el sector del yoga, a nivel comercial mueve una cifra superior a los 2.500 millones de dólares por año, y cada día va en aumento la población que los practica.

El sentido espiritual del yoga, como un medio para alcanzar estados superiores de consciencia, se va perdiendo cada día, a grado tal que, surgen estilos nuevos. Una de las manifestaciones de la evolución espiritual consiste en el proceso consciente de la disminución del ego, se manifiesta entre otras formas con el desarrollo del Karma yoga o yoga del servicio desinteresado a tus semejantes.

La gran mayoría de los practicantes hoy en día se enfocan al Hatha yoga, siendo éste el más burdo de las diversas practicas originales y estos nuevos modelos de enseñanza en el mundo del yoga van deformando el sentido espiritual, a grado tal que existen estilos tales como: Yoga deportivo, yoga caliente, yoga desnudo, yoga de la risa, etc. Esto nos indica que el termino yoga sólo se usa con un fin total y completamente de marketing.

Sí bien es cierto que todo va pasando por un proceso de evolución, considero que actualmente el Yoga, va en un estado de deformación directo. A grado tal que las demás áreas van siendo, cada día, olvidadas.

Originalmente existen las siguientes ramas del yoga:
• Hatha yoga o yoga físico
• Gñana yoga o yoga del conocimiento
• Bhakti yoga o yoga devocional
• Karma Yoga o yoga de la acción o servicio
• Raja Yoga o meditación.
Y otras variantes más como el Yoga Nidra y Kundalini.

En la actualidad la práctica del Hatha yoga se ha ido enfocando hacia una exaltación del ego, pues muchos de los practicantes lo utilizan para lucirse en el Facebook y en videos por internet. Muchas de las nuevas variantes del yoga han llegado a un proceso de contorción circense y otras rayan en un proceso de pornografía tal como el yoga desnudo que se muestran en las imágenes con que se ofrece. Sí bien es cierto, que habría que hacer la distinción entre el erotismo, la sensualidad y la pornografía, muchas de las imágenes del Naked yoga sobrepasan el arte de lo sensual y erótico y caen en lo pornográfico con fines de lucro.
En el camino del desarrollo espiritual de los practicantes es fundamental comprender que el yoga es un camino secreto de evolución espiritual y totalmente diferente del faquirismo.

A diferencia de los deportes, donde se entrena a los participantes para ser vencedores, el yoga no se crea para competir con otros, sino para luchar contra uno mismo. Luchar con otros es, finalmente, una guerra campal de egos. El yoga como forma de vida y como filosofía busca superar su propio ego, el obstáculo más grande que el ser humano encuentra en su camino hacia la trascendencia.

Por ello es indispensable que el practicante serio no olvide que el camino del yoghismo es una batalla permanente contra sí mismo, pues "el yoga no es contorsionar tu cuerpo exaltando el ego; Es contorsionar el ego exaltando el templo" (K.D.) De ahí la importancia fundamental que tiene el tomar conciencia, y no olvidar durante el camino, la gran diferencia entre un yoghi y un fakir. Mientras un fakir martiriza su cuerpo llevándolo a limites extremos, el yoghi se respeta en todos los sentidos sin excluir su cuerpo.

El yoghi busca armonizarse consigo mismo, desarrollando virtudes para servir a los demás; por el contrario un fakir no va más allá de ser un cirquero contorsionista, egocéntrico y por tanto totalmente superficial.

El fakir, con un aparente misticismo, busca impactar a un auditorio sin otro sentido que ganarse unas monedas, porque finalmente es sólo un oficio como cualquier otro; Cuando el yoghismo es un camino espiritual que nunca termina y es recorrido de manera secreta e individual, por ello Jesús dice claramente: "Que lo que haga la mano derecha, la izquierda no lo sepa."(Mt, 6, 3)

Mantener clara está diferencia es fundamental en el camino, puesto que, actualmente habiendo tantas variedades de yoga, es muy fácil caer en la superficialidad del contorsionismo egocéntrico.

Mantener clara está diferencia es fundamental en el camino, puesto que actualmente habiendo tantas variedades de yoga, es muy fácil caer en la superficialidad del contorsionismo egocéntrico. La solución es recordar que el nivel de conciencia hace la diferencia. Para ello es indispensable cuestionarte sí prácticas yoga ¿por qué está de moda? ¿Buscas fines meramente estéticos y vanidosos? o ¿tienes claro que el yoga es solo una herramienta en el desarrollo humano? Y cada instructor debiera preguntarse sí sólo practica un oficio o es una forma de acercarse, para ayudar a los demás, en su camino hacia la libertad trascendente.

Es importante nunca olvidar el precepto budista que dice: "el valor de una acción está determinada por la intención que le genera". Por ello un practicante que busca recorrer el camino hacia la trascendencia, debe tener claro, siempre y en todo momento, cuál es la motivación que lo lleva a practicar ásanas cada vez más complejas...¿es vencerse a sí mismo, trascendiendo las limitantes de la materia o sólo busca impactar a quienes le rodean? y sobretodo analizar sí estamos encaminando nuestros pasos al sendero del fakirismo o al camino del yoghismo, tomando en cuenta que "cada uno de nosotros somos nuestro legislador absoluto, el dispensador de gloria o abatimiento para nosotros mismos, el que determina nuestra vida..." (Sociedad Teosófica) y sobre todo nunca olvidar que "La vida no tiene premio ni castigo, sólo consecuencias." (El idilio del Loto blanco).

Juan Carlos Martínez P
(El Monje Hereje)

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 648 invitados y ningún miembro en línea