EL VÍNCULO ENTRE EDUCACIÓN, CONVIVENCIA Y DEMOCRACIA
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

 

 

EL VÍNCULO ENTRE EDUCACIÓN, CONVIVENCIA Y DEMOCRACIA

María Dolores Benítez Martínez*

 

En las siguientes páginas se intenta explicar el vínculo entre educación, convivencia y democracia, tomando como base  la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos o el conjunto de leyes fundamentales que todo Estado tiene. En la cual nos indica que “todo individuo gozará de las garantías que otorga esta Constitución”(1).

 

 

Comenzaré  por escribir lo que se entiende por  democracia (del griego demos, pueblo, y krátos poderes), es el gobierno en que la soberanía no sólo deriva, en principio del pueblo, sino que también es ejercida realmente por él, a través de los órganos que  para ello se crean. Es verdaderamente el predomino del pueblo en el gobierno político de un Estado.

 

Así México en  su concepción actual más simple  de república(2) democrática  está concebido como un Estado en que “los poderes de todos los órganos emanan del pueblo y que todos los ciudadanos son iguales ante la ley”; por lo tanto en su carácter de Estado organizará un sistema de planeación democrática (art. 26) debido a su  carácter esencial  de  que es patrimonio de todos los miembros del cuerpo social, donde queda prohibida toda discriminación…(art.1°), no importando la nacionalidad ya que esta se adquiere por nacimiento  o por naturalización (art.30)

 

Retomando una parte del art. 1° “queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad……es importante hacer un pequeño paréntesis en este último ya que en la actualidad la participación infantil en México es casi nula, debido a los pocos espacios y oportunidades que se ofrecen para que expresen sus propias ideas y opiniones. Es urgente considerarlos como miembros activos de la sociedad debido  a que hoy en día representan aproximadamente el 35% de la población(3); entonces  queda claro en que el término de democracia no es para todos porque la edad es señal de no participación, es decir la edad para participar como ciudadano  en las decisiones del país es a partir de los 18 años (art.34 y 35).Cabe aclarar que a “los niños y niñas se les reconoce en la Convención   sobre los Derechos del Niño, el derecho a la participación”(Apud)

 

Ello afecta directamente a cómo debe regularse la ciudadanía democrática, que como todo apunta, en el siglo XXI estarán precisadas por un creciente pluralismo cultural.

 

Si bien –ciudadanía- se refiera a la posición que un individuo alcanza por adscripción o por consecución con el consentimiento y respaldo del estado para actuar en la esfera pública, entonces la ciudadanía es una posición o un estatus, que  desde el punto de vista estrictamente jurídico, puede ser considerado (la persona es portadora de derechos).

“Este concepto de individuo, definido como entidad libre frente a la sociedad y al poder, tendrá su expresión en dos categorías vinculadas  entre sí: la del ciudadano y la del educando. La primera requiere, para emerger, de una etapa de formación; es decir,  de la segunda categoría, que a su vez se define por el desarrollo de las características  intelectuales y de personalidad señaladas por Stuart Mill”(4)

Sustentado en lo anterior el término ciudadano y ciudadanía están íntimamente ligados con la educación (art. 3°) pero también con el concepto de la niñez, porque si la educación es desde la niñez, donde cada uno vive y se desenvuelve en medios y culturas diferentes (art.2°) y a lo largo de su vida ha vivido múltiples experiencia y enseñanzas de distinta forma y ritmo, los cuales conforman su proceso de aprendizaje haciéndolo permanente. Por otra parte si “las teorías de desarrollo de la identidad se realizan en la etapa de la niñez y la adolescencia”(Apud), es importante desde ese momento,  crear el concepto de nación donde se proporciona la identidad también con el Estado, es decir se va adquiriendo un sentimiento de pertenencia a una comunidad nacional y así actuar con lealtad; siendo que la unidad de la ciudadanía ya no es sólo étnico y cultural sino el resultado de un proceso de consentimiento racional y voluntario.

 

Es así como la participación infantil, es el eje de nuestra democracia, ya que está ligada a tres espacios  donde se puede desarrollar.

1. Nivel familiar.

2. Nivel escolar.

3. Nivel local o municipal.

 

“La  familia es la primera instancia de socialización” también conlleva lo afectivo, lo cognoscitivo y es el núcleo de saberes y valores que es lo mínimo que necesita  para integrarse al siguiente nivel “el escolar” y es en la familia donde recae la obligación de hacer que sus hijos o pupilos concurran  a escuelas públicas o privadas (art.31). Partiendo  de lo anterior corresponde hablar del segundo nivel el escolar (art. 3°). Donde esta educación debe de ser para todos, donde se puedan formar personas reflexivas y críticas, respetando las diferencias que nos hacen como individuos para una convivencia basados en el respeto y tolerancia. De tal manera que para que esto se logre la educación debe de ser integral y así de esta manera al término de la educación y formación inicial, los jóvenes deben de haber desarrollado los aprendizajes necesarios basados en los cuatro pilares de la educación (aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a convivir y aprender a ser) en la medida necesaria para prepararlos en la vida adulta y donde deben emplear de forma conjunta y coordinada los conocimientos los saberes para llevar a cabo una tarea (para un bien común), también es necesario  seguir desarrollándolo  y manteniéndolos al día en el contexto de aprendizaje permanente, sin perder de vista la construcción de nuevos conocimientos para tomar conciencia de sí mismos y del entorno (desarrollo sustentable)(art. 25)

 

De esta forma la democracia sería en su término más puro, porque estaría basada en sociedades alfabetas y no basada en la ignorancia de masas que es por la cual se viven las crisis políticas constantemente y por lo tanto afectan a la convivencia humana.

 

1.Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (artículos 1-39)

2.La república es la forma de gobierno representativo en que el poder reside en el pueblo, personificado por un jefe supremo llamado Presidente

3.Apud Porras Adriana  “Participación  Infantil”

4.Rama W. Germán “ Educación y democracia” trabajo publicado por la UNESCO/CEPAL/PNUD, Proyecto “Desarrollo y educación en América Latina y el Caribe” , fichas /3, Buenos Aires, 1978.

*María Dolores Benítez Martínez es estudiante de la maestría en Formación Permanente del Centro Internacional de Prospectiva y Altos Estudios (CIPAE)

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1461 invitados y ningún miembro en línea