EVALUACIÓN DE LA CALIDAD EDUCATIVA
Minuto a Minuto

 

 

EVALUACIÓN DE LA CALIDAD EDUCATIVA

Por: Carlos Ricaño*

La evolución de nuestra cultura socio-económica en el país, refleja con claridad la imposición de la civilización europea en el denominado “Nuevo Mundo” que si bien no tuvo la intensión del exterminio si dejó profunda huella en un choque brutal de culturas. Fue así que la conquista intenta la conversión en todos los ámbitos del conocimiento que perdura hasta nuestros días. Las mentes que trazaron la fundación y dieron curso al proyecto de nación que somos, prevalecen y continúan al frente dirigiendo. 
 

 

Normal 0 21 false false false ES-MX X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4


Bajo el esquema de que: “La tierra ya está repartida” resulta ser una vergüenza decir desconocer y trabajar arduamente en la búsqueda de soluciones a un problema que de origen es causado por el mismo facilitador de las políticas, proyectos y programas sociales.

Es por ello que cuando nos vemos actuantes de la responsabilidad de evaluar un programa, particularmente de educación, se debe atender a las políticas planteadas por la dirección con plena conciencia de la intención que se desea dar al curso del proyecto educativo, por ser éste quien rige la estabilidad de la estructura social y económica de un país.

Una misión clara y una perspectiva de visión hacia el fortalecimiento del bienestar social que pueda desarrollar la sustentabilidad, exige que el docente en su labor diaria logre acercar al educando al aprendizaje significativo. Es aquí donde lo contradictorio que resulta ser la organización política de nación cobra vida para abrir paso a la competitividad ciudadana.

De lo anterior cabe preguntar: ¿Cuál sería el objetivo de la evaluación educativa? tomando en cuenta la importancia del mensaje y resultado que dé el evaluador a los patrocinadores. Pues es claro que nuestra población estudiantil está fuertemente influenciada por el consumismo, el conformismo y una alarmante falta de valores y principios tanto éticos como morales; amén de que en la presente era de la “informática” el desconocimiento de las distintas artes así como de la historia universal forman parte del acervo cultural de nuestra juventud en su mayoría. Tal pareciera que mientras en época pasada el plan de educación intentara formar profesionistas, intelectuales y técnicos operarios; hoy quisiéramos regresar al feudalismo cultural.

El propósito de la presente tesis es plantear una reforma educativa que incluya la regulación del mensaje cultural y educativo que emiten filosóficamente los distintos medios de comunicación. Alimentando nuestra cultura con conciencia de Proyecto de Nación sin menoscabo de la desgastada libertad de expresión.

Las universidades que se abren paso para salir de la mediocridad y que aportan a los educandos los elementos necesarios con los cuales den oportunidad de respuesta a la demanda social, experimentan la admisión de jóvenes que en función de cada mercado, no merecen la certificación de sus estudios ni recibir el título y cédula para ejercer la profesión que requiere la estructura de ley. Por ello y ante la necesidad de contar con un proceso de selección al momento de la admisión a los nuevos estudiantes, resulta ser incierto un número de matrícula que sea atractivo para el emprendedor inversionista. Y si por el contrario se abren las puertas a los interesados en lograr un nivel superior en su educación, se corre el riesgo de producir generaciones de egresados deficientes que terminen aceptando una forma de emplearse distinta a su condición de profesionista.

El objetivo es por tanto: Hacer un proceso de selección en la admisión de los aspirantes a nuevo ingreso, con la finalidad de conocer el nivel cultural y científico con que llegan. Se deberán evaluar las distintas áreas del conocimiento, por materias y especialidades; así como lo propio de los exámenes psicométricos y de actitud de los jóvenes. Lo anterior para establecer la base del encuadre de los cursos en cada materia y así dar oportunidad al aprendizaje significativo.

Por otro lado en los casos que así lo ameriten, se planteará la necesidad de recibir un curso especial e intensivo de regulación de los conocimientos mínimos de la educación media superior, para lograr una media básica entre los aspirantes y así dar inicio a la preparación y transformación de los individuos en profesionistas líderes y con actitud de servicio.

Por tanto, queda el mensaje del evaluador al patrocinador con un espíritu humanista que oriente sin la distracción de las políticas de origen, hacia la conciencia de que ha sido nocivo para la formación del estudiantado, el fondo y la forma con que se ha manejado la libertad para exigir los derechos sin promover la contraparte del deber. Ha sido tal el exceso de la explotación laboral, que en aras de resarcir lo causado, se promueve en exceso: el sexo y los placeres mundanos para su deleite en los tiempos de ocio, que se ha olvidado de cultivar la mente (digo nuevamente) con un espíritu de contemplación responsable. Dicho de otra forma, el hombre se ha olvidado de cultivar simplemente una rosa, al más puro estilo del poeta.

*Carlos Ricaño es arquitecto y Director de la escuela de Desarrollo Urbano del CEUNI en Puebla, actualmente se prepara en línea en el taller literario de tierradepoetas.com para llegar a ser poeta y pensador mexicano.

Más de la obra de Carlos Ricaño:

next
prev

Hay 480 invitados y ningún miembro en línea