Los colectivos sociales, un tejido social diferente.
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

02 de marzo de 2015

Llegar a una definición preliminar de lo que es un colectivo social nos obliga a revisar algunas dimensiones sustanciales que se aprecian en su existencia y organización, de tal manera que hablar de un colectivo social implica hablar de una forma de articulación entre individuos que se organizan y actúan motivados por un interés común, capaces de construir comunidades de inteligencia colectiva a través de la activación de sistemas de información y comunicación, de estructuración horizontal y de inspiración autogestiva en el ejercicio de su autonomía, libertad, autogobierno, democracia participativa y deliberante, teniendo a la práctica de la solidaridad, como eje rector se sus acciones.

colectivoLa organización y acción de los colectivos sociales es dinámica y flexible, la estructura y forma de trabajo se mueve constantemente de acuerdo con los recursos, tiempos y miembros participantes. Esta forma de organización y acción colectiva entra en franco conflicto con los conceptos más básicos de la organización tradicional positivista y funcionalista; en contra de la burocracia y los organigramas verticales, ya que está muy relacionada e inspirada con las ideas de autogobierno, democracia deliberativa, diálogo y autogestión, pero sobre todo con el ejercicio de la libertad, la tolerancia, la empatía y el respeto.

En la lógica de la articulación social, los colectivos sociales son expresiones de organización y acción colectiva, espacios de reconfiguración social alternativa, lejana a la lógica de la lucha por el poder o de la acumulación capitalista.

Este tipo de con (re)configuración obedece a lógicas singulares: la articulación social obedece a lo cercano, a lo afín, a lo familiar y a lo personal: amistad, compañerismo, solidaridad sirven de ligas iniciales para la articulación; la difusión de información en forma horizontal abre posibilidades de acercamiento a temas y problemas sociales desde otras miradas diferentes a las oficiales, establecidas a través de las políticas públicas o de las mediáticas que pueden también representar al poder económico.

Las acciones de los colectivos, como formas de expresión social, también se configuran de forma alternativa, lejanos a los protocolos institucionales, de alta flexibilidad en tiempo y espacio y con una gran participación de acción voluntaria y cooperativa debido la limitación de medios materiales; lo cual se suple por la solidaridad, la cooperación y la difusión de la información.

Otro de los factores que otorgan identidad a estas formas de organización- acción colectiva son las dimensiones estética, creativa y lúdica: otorgar un espacio y tiempo especial a las manifestaciones culturales y artísticas, incluir nuevas formas de difusión, comunicación y expresión que resulten interesantes y hasta irónicas, así como los espacios de interacción festiva, de celebración de lo diverso y de construcción de comunidad desde encuentros en donde los individuos comparten coincidencias, disensos y gestionan sus diferencias, al tiempo que abren la posibilidad para conocerse en ámbitos diferentes al mero activismo y las luchas compartidas, son ejes poderosos que otorgan un cariz específico a la organización y acción de los colectivos sociales.

Desde ambientalismo, movilidad urbana ciclista, género, promoción cultural, transición energética, derechos humanos, migración, promoción de la lectura, arte urbano, formas de espiritualidad alternativa, participación social autónoma y comunitaria violencia, seguridad y activación medios de comunicación social alternativos; las lógicas que otorgan propósito y dirección a la organización y acción colectiva, no necesariamente están orientadas a la conquista del poder político o de la acumulación capitalista: no buscan el poder, sino cambiar la forma y el fondo en que se accede, ejerce y participa en ese poder.

Son pues los colectivos sociales, formas de organización y acción colectiva, de gran flexibilidad y conectividad horizontal, que tienen como naturaleza ser espacios de articulación social con características particulares, permeadas por la difusión de información, el diálogo, así como múltiples formas de expresión. En su configuración operan lógicas diferentes a la competencia y obtención del poder político y económico; entre estar en contra o a favor, por el contrario, aspiran a la transformación en que se ejerce y accede a estos poderes, poniendo especial atención a los efectos colaterales negativos del actual sistema de organización político-social-económica, con una mirada local-global del fenómeno, resaltando los sistemas de problemas complejos que se reflejan en síntomas socio-ambientales que ponen en peligro no solo la construcción participativa y democrática de proyectos civilizatorios y estatales, sino la misma existencia y conservación de los recursos naturales y medio ambiente.

Jesús Esparza “Capi” integrante de Comunitlán Colectivocapi

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 583 invitados y ningún miembro en línea