Objetivo del milenio - combate a la pobreza
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

30 de julio de 2013

“No siempre depende de nosotros ser pobres; pero siempre
depende de  nosotros hacer respetar nuestra pobreza”
Voltaire

El 8 de septiembre del año 2000, se realizó la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas, en donde el tema principal fue la pobreza extrema y las formas de erradicarla, así como también se analizaron las grandes dificultades que atraviesan los pobres. Todos los asistentes a la Cumbre se comprometieron en dar a los pobres lo que necesitan y liberarlos de las condiciones de pobreza extrema, pero han pasado más de diez años y todavía se está tratando el mismo problema.

Los Objetivos de la Cumbre son ocho iniciativas que buscan alcanzar ciertas metas sociales en el mundo para el año 2015, siendo éstas: 1. Erradicar la pobreza extrema y el hambre; 2. Lograr la educación primaria universal; 3. Lograr la igualdad entre los géneros; 4. Reducir la mortalidad infantil; 5. Mejorar la salud materna; 6. Combatir el VIH-SIDA, el paludismo y otras enfermedades; 7. Lograr la sostenibilidad ambiental y por último 8. Fomentar una asociación mundial.

La responsabilidad principal para lograr los objetivos anteriores les fue asignada a los gobiernos, con base en la consideración de que “si cada uno de ellos se ocupa de lo que le corresponde, colaborará en mejorar la situación mundial”, así mismo, se espera que el sector privado trabaje vinculado con el sector público, para revertir la difícil situación social que impera en el mundo, en virtud de que muchas empresas son corresponsables de las diferentes problemáticas sociales.

El principal objetivo de la Cumbre del Milenio, se refiere a la eliminación de la pobreza extrema, que de acuerdo a datos de la ONU, se estima que: “4000 millones de personas se encuentran en estado de pobreza; 448 millones de niños en el mundo sufren de desnutrición; 1,000 millones de personas no tienen acceso al agua potable; Todos los días mueren 30,000 niños por causas evitables y 50 millones de personas sufren enfermedades relacionadas con la pobreza”. En las naciones pobres uno de cada cuatro bebes que nacen muere antes de llegar a los cinco años de edad y los que sobreviven llevan una vida llena de privaciones, desesperanza y dolor. Cifras extremadamente duras que representan el sufrimiento y la vida de millones de niños, mujeres, ancianos y hombres e inclusive familias enteras.

El Banco Mundial afirma “…ser pobre es tener hambre, carecer de cobija y ropa, estar enfermo y no ser atendido, ser iletrado y no recibir información, además, supone vulnerabilidad ante las adversidades y, a menudo, padece mal trato y exclusión de las instituciones...”. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), estima que a finales del 2012 había en el mundo un total de 870 millones de personas sufriendo de hambre y desnutrición, el equivalente al 12% de la población mundial.
El Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la UNAM, informa que los diferentes niveles de gobierno invirtieron 36 millones 366 mil 541 pesos por cada pobre de este país durante los últimos 42 años, pero en lugar de disminuir la pobreza ésta aumentó 58.2 por ciento en el mismo periodo y agrega que “estas consecuencias sociales negativas se deben a la aplicación y desarrollo de décadas de un sistema económico basado en la desigualdad y el individualismo. En conclusión unos pocos logran grandes beneficios a costa de la mayoría, este enfoque logró y sigue creando pobreza”.

Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social en 2010 el 46.2% de la población mexicana, se encontraba en situación de pobreza, de los cuales 11.7 millones de personas se encontraban en pobreza extrema, es decir, no cuentan con los recursos para adquirir los alimentos necesarios para una vida sana, a pesar de que la Constitución Mexicana en su artículo cuarto establece como derecho “una alimentación nutritiva, suficiente y de calidad, siendo el Estado el garante de su cumplimiento”.

Es por lo anterior que la Cruzada Nacional Contra el Hambre que tiene como principal objetivo el abatir la desigualdad social, a través de la coordinación de los tres órdenes de Gobierno, juega un papel sumamente importante y es absolutamente necesaria esta acción para tratar de cambiar la difícil situación social en la que se encuentra nuestra Nación.

Ya lo decía Confucio “En un país bien gobernado debe inspirar vergüenza la pobreza. En un país mal gobernado debe inspirar vergüenza la riqueza”, Usted qué opina estimado lector.

Jorge Rodriguez y Morgado 2Jorge Rodríguez y Morgado (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es catedrático universitario, conduce: ConoSER bien en Sabersinfin.com.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 757 invitados y ningún miembro en línea