Los Caballitos de Mar (Hippocampus spp.), peculiares y frágiles peces en peligro de extinción
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

5 de diciembre de 2011

El género Hippocampus se compone de alrededor de 54 especies a escala mundial; estos graciosos y atractivos peces cuyo tamaño varía según la especie (entre 2 y 30 cm), suelen vivir en áreas preferentemente de aguas tranquilas que les proporcionen resguardo, como en áreas de pastos marinos y arrecifes coralinos cerca de la costa.  Resulta difícil ver a los caballitos de mar debido al camuflaje que adoptan según el entorno que les rodea; este camuflaje lo logran controlando las células de pimentación que tienen en la piel; así, su coloración es variable ya que va de tonos rojizos a marrones, amarillos a dorados, varias tonalidades de gris y café; también pueden presentar hileras de pequeñas manchas blancas a lo largo de su cuerpo.  Entre los más pequeños están Hippocampus denise e H. bargibanti que miden tan solo 2.1 y 2.4 cm respectivamente en estado adulto.  La morfología de los caballitos de mar es muy peculiar y diferente al resto de los peces óseos, ya que tienen la cabeza inclinada hacia su vientre, poseen una boca tubular y la región caudal es flexible y prensil, no tienen aletas pélvicas, la mayoría de las especies tienen una sola aleta dorsal y dos pectorales (algunas especies carecen de dichas aletas), también tienen una aleta anal muy pequeña  y su cuerpo está encerrado en anillos óseos.


caballo_de_marLos caballitos de mar viven en las aguas cálidas y templadas de todo el mundo, la mayoría de las especies se distribuyen entre los 45° N y 45° S.  Generalmente se encuentran en profundidades relativamente someras (10-20 m) y ocasionalmente se les ve cerca de la superficie.
La mayoría de sus actividades las realizan durante la noche, es decir, son de hábitos nocturnos.  Su alimentación consiste de pequeños crustáceos planctónicos, principalmente misidáceos, anfípodos, decápodos (cangrejos y pequeños camarones) y copépodos que forman enjambres cerca del fondo y que capturan al succionarlos con su boca tubular; así, el caballito de mar es un depredador oportunista muy eficiente, que acecha y captura las presas más abundantes o de movimientos más lentos.  A su vez, los caballitos de mar sirven de alimento a peces mayores, como las rayas y los atunes y también son comidos  por algunas especies de cangrejos.


Estos peces necesitan de estructuras tales como tallos de plantas o ramas de coral, que les permitan sostenerse enrrollando la cola.  Cuando se suscitan fuertes corrientes y tormentas estos frágiles peces son alejados de la costa, el cansancio debido al nado constante, los agota pudiendo morir si no encuentran algún lugar para sostenerse.


La reproducción de estos organismos es muy peculiar, después del cortejo, la hembra deposita los óvulos en la bolsa o saco abdominal que tiene el macho donde éstos son fecundados; el número de óvulos depositados es variable entre las especies; el desarrollo embrionario (dependiendo de las especies y la temperatura del agua) se lleva a cabo de unos 15 días a 4 semanas hasta la eclosión; en diversas especies ésta coincide con la luna llena, los pequeñitos permanecen en el saco de 9 a 60 días (según la especie) y después de este período el macho se sacude con mucha fuerza, expulsando del saco a sus pequeñas crías (en promedio de 100 a 300, llegando a expulsar alrededor de 2000 en especies de talla grande), este proceso que puede durar hasta 48 horas, razón por la cual el macho gasta mucha energía y queda muy débil.  Al salir del saco los pequeños caballitos marinos son transparentes y apenas miden alrededor de 1 cm; una vez que salen de la bolsa, suben a la superficie para llenar de aire la vejiga natatoria que les ayuda a mantener el equilibrio durante el nado; mientras estos juveniles se encuentran nadando en la columna de agua, pertenecen al ictioplancton.  Las especies pueden ser monógamas; es decir, la hembra y el macho se mantienen como pareja durante toda su vida, se ha observado en estas especies que si la hembra o el macho se muere, el otro tarda algún tiempo en encontrar una nueva pareja o de plano permanece solo el resto de su ciclo vital.  En algunas especies los machos son poliándricos, es decir, se cruzan con varias hembras y estos pueden competir al seleccionar a las hembras.  También las hembras compiten por los machos.


Los caballitos de mar son muy atractivos para algunas personas que comercian indebidamente con ellos; en algunas localidades costeras de nuestro país, los venden disecados y montados en llaveros o como amuletos para la “buena suerte”.  Asimismo, los extraen del océano para venderlos como peces de ornato que lucirán en acuarios en hoteles, restaurantes, etc., y en esas condiciones no viven por mucho tiempo, muriendo principalmente por enfermedades de tipo infeccioso.  Algunas instituciones en Australia, Cuba, Venezuela y aquí en México (Sinaloa, Veracruz), por ejemplo, han hecho esfuerzos importantes para cultivarlos bajo condiciones controladas.


Las prácticas de extracción para comerciar con ellos, ponen en riesgo a todas las especies de caballitos de mar que existen; así, todas las especies del género Hippocampus están enlistadas como especies en peligro de extinción porque su sobrevivencia es baja, las necesidades de su entorno son muy especiales y frecuentemente son alteradas por fenómenos naturales o por perturbaciones creadas por el hombre, por ejemplo, actividades de dragado. 


Es importante que estemos conscientes de que estos animalitos juegan un papel fundamental en el ecosistema marino, que su presencia es fundamental en el equilibrio de las comunidades que pueblan  el océano.  Podemos ayudar a frenar la extinción de estos extraordinarios peces no comprando ejemplares vivos o muertos, pues al hacerlo, creamos una demanda basada en el comercio ilegal.  Estos peces no pueden estar mejor que en su medio natural; ayudemos a crear conciencia en los demás para que estas especies que son una maravilla evolutiva no desaparezcan para siempre de nuestro mundo.


Glosario
Óvulo.  Célula sexual femenina, cuando ésta es fecundada por un espermatozoide forma un huevo.
Desarrollo embrionario.  La formación y desarrollo de un embrión o larva a partir de un huevo
Eclosión.  Ruptura del huevo para permitir la salida del embrión o larva.
Vejiga natatoria.  Saco flexible situado entre la columna vertebral y el aparato digestivo de los peces; ayuda a controlar la flotabilidad, aumentando o disminuyendo su volumen con gas que obtienen del intercambio gaseoso con la sangre.  En otras especies diferentes al caballito de mar actúa como pulmón y también puede producir sonido
Ictioplancton.  Conjunto de especies de peces óseos que viven en la comunidad del zooplancton como huevos y larvas de peces y que son transportados por las corrientes.
Zooplancton.  Conjunto de animales, en su mayoría de pequeño tamaño y que viven suspendidos en el agua siendo transportados por las corrientes.


Literatura consultada

Ahnesjö, I., y J. F. Craig. 2011. The biology of Syngnathidae: pipefishes, seadragons and seahorses. Journal of Fish Biology 78(6):1597-1602.
Forteath, N. 2000. Caballitos de mar de cultivo: Un auge en el negocio acuarista. INFOFISH International.(3):48-50.
Foster, S. J., y A. C. J. Vincent. 2004. Life history and ecology of seahorses: implications for conservation and management. Journal of Fish Biology 64(6):1-61.
Foster, S. J., y A. C. J. Vincent. 2005. Enhancing Sustainability of the International Trade in Seahorses with a Single Minimum Size Limit. Conservation Biology 19(4):1044-1050.
González, E., C. Guevara, N. Rivero, y R. Selema. 2003. Algunos aspectos sobre la reproduccion y cria del caballito de mar Hippocampus erectus Perry, 1810 en condiciones de laboratorio. in MARCUBA 6. Congreso de Ciencias del Mar, La Habana (Cuba).
Martínez-Hernández, J., y P. Aguilar-Téllez. 2003. Los aspectos generales sobre el caballito de mar Hippocampus erectus Perry, 1810) la reproducción y agricultura en el Acuario de la Veracruz, México. in MARCUBA 6. Congreso de Ciencias del Mar, La Habana (Cuba).
Mobley, K., C. Kvarnemo, I. Ahnesjö, C. Partridge, A. Berglund, y A. Jones. 2011. The effect of maternal body size on embryo survivorship in the broods of pregnant male pipefish. Behavioral Ecology and Sociobiology 65(6):1169-1177.
Poortenaar, C. W., C. M. C. Woods, P. J. James, F. M. Giambartolomei, y P. M. Lokman. 2004. Reproductive biology of female big-bellied seahorses. Journal of Fish Biology 64(3):717-725.
Rosenqvist, G., y A. Berglund. 2011. Sexual signals and mating patterns in Syngnathidae. Journal of Fish Biology 78(6):1647-1661.
Scales, H. 2010. Advances in the ecology, biogeography and conservation of seahorses (genus Hippocampus). Progress in Physical Geography 34(4):443-458.
Storero, L., y R. González. 2005. El caballito de mar Hipoccampus sp. en la Bahía de San Antonio (Patagonia); síntesis de los estudios realizados sobre la composicion de la dieta y hábitos alimentarios. IBMP Serie Sydenham, S., y R. Thomas. 2001. Seahorses. in. http://www.kidcyber.com.au/.

Imagen: seahorsesource.com


enrique ayala duval* Enrique Ayala Duval (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) y María del Carmen Maldonado Monroy (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) son biólogos egresados de la Facultad de Ciencias de la UNAM, con estudios de posgrado en Ciencias del Mar; laboran en el Departamento de Hidrobiología de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Iztapalapa, su área de investigación es sobre el Zooplancton e Ictioplancton Marinos.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 556 invitados y ningún miembro en línea