EatCloud, una plataforma que reduce el desperdicio de alimentos y el hambre
Minuto a Minuto

 

 

04 de abril de 2022

En solo 17 meses, esta aplicación ahorró 27 millones de dólares por pérdida de alimentos en Colombia, y durante la pandemia evitó el desperdicio de 4.500 toneladas de comida, para entregarla a personas de bajos recursos.

La convicción de que la tecnología debe estar al servicio de lo social y tener un impacto tanto en el desarrollo de la economía como en la superación de diversos problemas sociales, fue el impulso para crear la plataforma EatCloud que tuvo el ingeniero administrativo Juan David Correa Toro, de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Medellín, especialista en Desarrollo de Software.

Su solución tecnológica –desarrollada con sus hermanos Jorge y Luis Carlos– fue presentada por la prestigiosa revista Forbes –especializada en finanzas– como una de las 30 promesas de negocios en Colombia para el 2022, y 17 meses de operación ha entregado más de 34 millones de platos de alimentos a personas de escasos recursos.

“Hace más de 20 años tenemos una empresa de desarrollo tecnológico y siempre habíamos trabajado en procesos muy enfocados a la industria de alimentos. Sin embargo, uno de nuestros clientes internacionales nos contó que estaban quemando más de 6.000 millones de pesos de alimentos que no podían vender, y la cifra nos resultó escandalosa, entonces empezamos a indagar por qué se presentaba esto. Encontramos que este es un problema generalizado en el mundo, que la cifra no era aislada, así que nos pusimos a buscar una solución”, comenta el egresado de la UNAL.

De allí nació EatColud, una plataforma que utiliza la inteligencia artificial, que básicamente lo que hace es conectar a las grandes fuentes de alimentos (restaurantes, hoteles y cadenas de retail) con el ecosistema social, en donde están los bancos de alimentos y las fundaciones que atienden a poblaciones vulnerables.

“A través de los bancos de alimentos, que es una red que se dedica a rescatar comida, empezamos a articular un ecosistema social mediante el cual ingresamos a los bancos todos estos alimentos que se generan en diferentes canales, de manera que ellos puedan atender a la población vulnerable”, indica el ingeniero.

La plataforma ha crecido a pasos agigantados, pues en pandemia pasaron de tener 36 puntos de donación a más de 1.900 a lo largo y ancho del país, gracias a los cuales se han rescatado 20 millones de kilogramos de comida.

“Estamos muy satisfechos de poder ayudar. La finalidad de reducir el desperdicio de alimentos en el país, que asciende a más de 9 millones de toneladas al año, se está logrando”, destaca el egresado.

La plataforma, primero, identifica el alimento antes de que corra el riesgo de ser desechado; segundo, selecciona al beneficiario ideal con base en parámetros como la cercanía, el volumen de consumo y la afinidad con la población beneficiaria, y para finalizar, cuando el alimento está listo para ser donado, “hacemos un encuentro con la fundación más idónea, que usa la aplicación para ver los víveres disponibles y programar su recolección”.

“Los beneficiarios tienen una aplicación móvil en la que todos los días ven los alimentos disponibles, los toman, se programan y se recogen para después entregarlos al consumo humano”, explica el ingeniero Correa.

Modelo de negocio

EatCloud les cobra a las empresas asociadas por el alquiler del software y de la plataforma, pero también cobra por toda la analítica de las mermas.

“La plataforma, que denominamos como data analítica, permite que las empresas puedan obtener información sobre más de 32 factores que analizamos antes de que se pierdan los alimentos. Cada cliente adquiere una licencia por punto de donación, que le brinda información útil para su negocio”, detalla.

El plan es expandir la plataforma en el escenario internacional, pues esta es una problemática que aqueja al mundo entero. “El paso a seguir es ampliar el modelo de rescate y nos interesa abrir otras verticales, no solo la recuperación de alimentos, sino que tenemos oportunidades como utilizar todo el desperdicio para generar energía y brindar una solución completa”, dice el ingeniero.

Según los registros de la compañía, en los hogares se desperdicia el 16 % de los alimentos del país, es decir más de 1 millón de toneladas al año.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co
next
prev

Hay 420 invitados y ningún miembro en línea