¡Ay! La vida… relatos desde el infierno
Minuto a Minuto

 

 

22 de octubre de 2014

- Sabersinfin -

“En un arrebato de lucidez descubrimos que desnudos nacidos,
que así morimos, y que en realidad así hemos vivido”.
Abel Pérez Rojas

“¡Ay! La vida…”, es una recopilación de 18 relatos escritos por Ricardo Montes de Oca, que vienen como anillo al dedo para tener una aproximación desde la literatura a entornos como los que vivimos hoy en México, macerados por los ejecutados en Tlatlaya, las fosas comunes interminables en Iguala o las ya casi olvidadas desaparecidas de Ciudad Juárez.

Hace un par de días entrevisté (goo.gl/pWfYIx) a Ricardo Montes de Oca, quien es de esos pocos intelectuales que combina lucidez en sus razonamientos, sólida formación artística, precisión literaria, fascinación por los asuntos sociológicos y además es poseedor de una disciplina envidiable.

Por ello resulta sumamente interesante observar cómo es que en “¡Ay! La vida…” Ricardo se coloca en los zapatos de la comadre de vecindario o en los del galán de esquina para abordar problemas serios como la impunidad, la indolencia, la violencia o la fatalidad que se niega a abandonar el techo de los que menos tienen.

ay la vida 2Entre lo gris de las paredes a medio revocar o las calles mal iluminadas, los personajes de Ricardo denuncian lo que no les permite ser felices y que a pesar de los rudimentos académicos que les caracterizan, logran hacer planteamientos filosóficos. Los personajes de Ricardo encuentran cierta ilación en lo que es su vida o en lo que han vivido quienes les rodean porque se refugian en la calidez que emana el ser parte de un colectivo mayor.

Cuando Ricardo logra arrinconar los pasajes de sus relatos y a sus personajes en situaciones extremas, ellos sacan fuerza del humor que brota de la oscuridad. Por ejemplo en su relato ¡Oh, qué alegría!, Aristeo Pámenes, originario de Guanajuato, bendice regresar a México después de haber sido humillado en el vecino país del norte, pero no porque vaya a encontrar una vida mejor, sino porque la violencia aquí le aproximará más rápido a la muerte, y seguramente porque al menos los agravios serán en su lengua materna.

Dice Ricardo vistiendo los huesos de Pámenes (quien en esa parte del relato se encuentra golpeado, abandonado en una barranca y moribundo):

“La parábola había llegado a su fin: como ser ignorado vivó, como ser ignorado moriría. ¿Valía la pena llorar por ello? De ninguna manera. Si nadie lo lloraría, cuál era el caso de que él lo hiciera por sí mismo.

“Antes de expirar, en un golpe de intuición, volvió los ojos hacia el infinito y se alegró de que otra vez ante la resignación, hubiera recobrado la vista.

“Le alegró ver las nubes albas desplazándose silenciosas y tranquilas. Pero estas se tachonaron de puntos negros que se fueron agrandando más y más, hasta que pudo distinguirlos: zopilotes les llaman en mi tierra, murmuró. Y con extraña alegría, agregó: ¡Vaya, yo que siempre anduve a ras del suelo, hasta que por fin voy a volar...!”

En la última frase que Ricardo Montes de Oca pone en los labios o quizá la mente de Pámenes, se convoca, sin decirlo, al planteamiento que lleva a Manuel Acuña a elaborar el misterioso artificio de su poema “Ante un Cadáver” que devela el trayecto de las grietas del ataúd a la mariposa portadora de ósculos.

En los vericuetos de “¡Ay! La vida…”, Ricardo nos lleva de la mano a ese mundo oscuro al cual se refirió hace poco Javier Sicilia en una entrevista para El País y del cual podemos sacar una conclusión: México es un infierno de dimensiones desconocidas.

Dentro de la crudeza de la realidad “¡Ay! La vida…”, también puede ser anuncio: ahí en lo más recóndito también hay filosofía y por qué no hasta tal vez algún día podamos encontrar la paz.

ABEL PÉREZ ROJAS MARZO 2014Abel Pérez Rojas (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / @abelpr5 / facebook.com/PerezRojasAbel) es poeta, comunicador y doctor en Educación Permanente. Dirige: Sabersinfin.com

next
prev

Hay 1558 invitados y ningún miembro en línea