Los poetas malditos (Artículo)
Minuto a Minuto

 

 

19 de febrero 2021



El término de Poetas Malditos se utiliza para designar a una generación de artistas de origen francés que en el S.XIX realizaron una verdadera revolución en el estilo conceptual de escribir caracterizado por un aire gótico y altamente destructivo, alojado en el Romanticismo de aquella época, presente en los poetas contemporáneos además ha dado lugar a diversas corrientes en los géneros literarios. Es una poesía de gran belleza, creadora de entornos sugestivos y provocadores Su estilo, extremadamente ajeno a la lógica y la razón los rodeó de mala fama propiciado a su vez por su conducta bochornosa de los escritores y poetas en la sociedad puritana y clasista de aquella época. Se mantienen aislados socialmente de la escena pública y oficial de la sociedad francesa y sufriendo la enfermedad y el abandono. Embebidos en la drogadicción, el juego y las mujeres, los Poetas Malditos hicieron de este mundo el escenario ideal para sus grandes obras.
Asomarse a la situación social, política y económica de la Francia de Napoleón es necesario para comprender la incubación de esta revolución de estilo literario.
El general Napoleón I Bonaparte (15 de agosto de 1769, Córcega Francia, 5 de mayo de 1821 en la isla de Santa Elena, gobernó Francia en los siglos XVIII y XIX Inglaterra) que conquistó y controló casi toda Europa occidental gracias a ser un gran estratega militar y de sus alianzas políticas. Después de una década de grandes victorias y haberse proclamado el rey de los franceses y establecer su propio código civil (el Código Napoleónico o Código Civil Francés), Napoleón fue derrotado finalmente por la Séptima Coalición en la Batalla de Waterloo (18 de junio de 1815, en Bélgica). Pocos días después fue exiliado a la isla de Santa Elena, donde murió seis años más tarde.
Napoleón II (París, 20 de marzo de 1811 - Viena, 22 de julio de 1832), fue hijo de Napoleón I y de la emperatriz María Luisa de Austria. Nunca llegó a reinar; al nacer lo llamaron Rey de Roma y se le conoció también como "El Aguilucho" (l'Aiglon), apodo que le dio Víctor Hugo en un poema en su honor, y que retomó Edmond Rostand en la obra teatral L'Aiglon. A la sazón, el estilo de la poesía predominante es el Romanticismo, una rama de la literatura que se desarrolló a finales del siglo XVIII y formó parte del movimiento estético, artístico y filosófico. La literatura del romanticismo fue una corriente literaria que se originó en Alemania y luego se extendió al resto de Europa y América hasta finales del siglo XIX. La literatura del romanticismo se opuso a los planteamientos racionalistas, así como, al capitalismo y a los estereotipos del clasicismo. Con la instauración del régimen autoritario de Napoleón III (el Segundo Imperio), se diluyen los ideales de la segunda generación romántica. Se extiende el escepticismo y el desengaño entre los escritores; agoniza el concepto de que la literatura tiene la función social contribuir a una sociedad más justa. Víctor Hugo, desde el exilio, publica en 1853 publica Los castigos, libro de poemas donde denuncia el régimen napoleónico y exalta los derechos humanos.
La novela realista, y su derivación, la novela naturalista, se extiende hasta finales del S.XIX. El Romanticismo hace énfasis en la emoción el individualismo que glorifica el pasado y la naturaleza , tiende hacia lo medieval más que hacia lo clásico; el movimiento romanesco surge en Alemania, sin embargo fueron los autores anglosajones los más prolíficos y célebres durante este periodo. La novela realista, iniciada por Balzac y Stendhal en la época de plena vigencia del Romanticismo, se consolida en 1857, con la publicación de Madame Bovary, de Flaubert, que en 1869 edita La educación sentimental. El estilo abandona los excesos retóricos del Romanticismo y se hace sencillo y directo; la temática sentimental se torna en asuntos derivados de la mentalidad burguesa (las relaciones sociales, el poder, el dinero…); los héroes dejan paso a las personas corrientes y representativas de la vida contemporánea; los ambientes exóticos y medievales, al mundo del día a día. Son argumentos verosímiles, y así, la novela realista aspira a reflejar los problemas sociales e ideológicos de la época con tintes psicológicos.
En la segunda mitad del siglo, la poesía emerge en el tercer Romanticismo o Posromanticismo: Se procesa la interiorización de sentimientos frustrados poesía libre del efectismo, los excesos retóricos y el tono declamatorio anteriores. Inauguran esta etapa obras como Las contemplaciones (1856), de Víctor Hugo, clave en la evolución del Romanticismo hacia una nueva estética precursora de las nuevas tendencias de finales de siglo. Influido por la afición que sintió durante un tiempo por el espiritismo, este libro es la culminación de su poesía cósmico-teológica, «visionaria», que enlaza con los simbolistas, especialmente con Rimbaud.
Como cierta transición entre el romanticismo y su casi extinción se da el Parnasianismo. Iniciado por Téophile Gautier, este movimiento propugna una poesía esteticista, cuya única finalidad debe ser la creación de belleza. Sus principios estéticos eran coherentes con la concepción burguesa del arte y por ello fueron bien recibidos por la cultura dominante. El artista se despega de la realidad y se refugia en una «torre de marfil» que lo aleja de la vulgaridad. Se defiende el distanciamiento y la frialdad: el poema es un objeto artístico producto de la técnica y también de la fantasía con la que el poeta se evade de la realidad. El lenguaje es muy cuidado, lo mismo que la métrica; se busca la musicalidad y el ritmo. Además de Gautier, fueron figuras destacables del Parnasianismo Leconte de Lisle y Banville.
Entre los principales representantes del romanticismo quienes escriben novelas, poemas y comedias, llenas de romance, sátira e ingenio se puede citar a: Jane Austen (177-1817) reflejo punzante y social dela Inglaterra en aquella época; William Blake, 1727-1857 londinense poeta pintor y pensador original ; Charlotte Bronte 1816-1855 reconocida por su novela Jane Eyre de 1847 , enamorada desenfrenadamente del director de la escuela donde trabaja , se inspiró para escribir Villete y El profesor. Emily Bronte, su obra más reconocida Cumbres Borrascosas en 1847 aunque también escribió más de doscientos poemas. Elizabeth Barret Rowning 1806-1861, de las poetisas más elogiadas reconocida por su obra Sonnets from Portuguese. Robert Burns, 1759-1796 escocés, escribió Poems Chiefly en Scottish dialect. Lord Byron 1788-1824, dedicado a la libertad de pensamiento y acción, anárquico en su postura política y moralidad personal escribió Don Juan publicado en 1819. Lewis Carroll 1823-1898, seudónimo del matemático Inglés Charles Dutwidge Dosgson su obra más famosa Alicia en el País de las Maravillas, Alice in Worderland y su secuela Through the Looking Glass and What Alice found There en 1871. Samuel Taylor Coleridge una de las figuras más emblemáticas y controvertidas del periodo Romántico publicó Lyrical Ballads en 1778. Charles Dickens autor de 15 novelas e incontables ensayos y cuentos, se destacó por escribir sobre Londres con grotescos y cómicos personajes, Oliver Twist, Nicholas Nickleby, David Copperfield y Grandes Esperanzas entre sus títulos más famosos. No podemos dejar de citar a Mary Shelly1757-1851, autora de Frankenstein, o El Moderno Prometeo; a Gustavo Adolfo Becker y sin duda a Oscar Wild.
Sin embargo, Charles Baudelaire es el mejor ejemplo del poeta maldito del Romanticismo. Por su vida intensa y bohemia, coincide con los parnasianos en la crítica del lirismo fácil y ampuloso y reivindica el papel de la técnica y el de la imaginación en la creación poética. Su poesía es íntima y emotiva. Las Flores del mal publicada en 1857 fue prohibida por su supuesta inmoralidad e irreverencia religiosa, en 1861 se reeditó con 35 poemas nuevos.
Baudelaire utilizó la sinestesia, figura retórica que en forma de metáfora describe una sensación a la cual no corresponde como en las frases noticia amarga o fuego congelado, etc. por lo que no se debe interpretar en forma literal, y la correspondencia simbólica entre los elementos de la realidad, inició también el poema en prosa haciendo dejar la obligatoriedad de la tradicional métrica. Estos elementos recursos o herramientas de la literatura se mantienen hasta la actualidad entre los poetas contemporáneos y postmodernistas.
Otros escritores y poetas dignos representantes del Romanticismo Jean Nicolas Arthur Rimbaud , poesía una particular y extravagante visión de lo que debería ser un poeta, desafiar sus propios sentidos y ponerlos del revés era la única manera de crear obras de gran impacto sensorial. No fue reconocido en vida, fueron las nuevas generaciones quienes encontraron en Rimbaud al poeta como se le conoce hasta hoy. Paul-Marie Verlaine, 1844-1896 , contribuyó a la nueva manera francesa de hacer poesía, se movía entre los movimientos simbolista y decadentista. Una vida tormentosa y lejos de cualquier convencionalismo lo llevó a vivir experiencias más que desagradables, por decir lo menos.
El Realismo sucio de los poetas malditos contemporáneos se caracteriza por su tendencia a la sobriedad, la precisión y una parquedad extrema en el uso de las palabras en todo lo que se refiera a descripción. Los objetos, los personajes, las situaciones: deben hallarse caracterizadas de la manera más concisa y superficial posible. El uso del adverbio y la adjetivación quedan reducidos al mínimo, dado que estos autores prefieren que sea el contexto el que sugiera el sentido profundo de la obra. En cuanto a los personajes típicos, se tiende a retratar seres vulgares y corrientes que llevan vidas convencionales.
Charles Bukowski, 1920-1974, por el contenido de sus cuentos y novelas minimalistas es probablemente el más notable representante del realismo sucio. Escritor y pensador nació en Alemania y dejo de existir a los 74 años en California EUA. Vivió en Los Ángeles, durante su juventud, donde se inspiró, para escribir sus obras. Tomó como guía también las lecturas de Hemingway, Dostoievski, Tolstoi, Gorki y destacando entre ellos John Fante. Muy atribulada, su vida nunca fue un compendio de virtudes; tuvo que ver el ambiente familiar en que creció y el de su barrio. Al parecer no era totalmente de carácter explosivo e intolerante inclinado a la violencia sino más bien como manifestaciones de una personalidad ambivalente, conforme su propio decir. Compaginó sus escritos con diversos trabajos temporales y en el servicio postal de Estados Unidos, viviendo en casas de huéspedes y pensiones de poca monta. No fue hasta 1969, cuando tenía 49 años que decidió vivir exclusivamente de la literatura. Lo apostó todo a una carta y triunfó, pues Bukowski consiguió gozar de renombre y éxito aún en vida. La revista TIME lo mencionó como el laureado de los bajos fondos estadounidenses. Se podría definir su vida con las palabras pobreza, fracaso, drogas, realismo, decadencia, autodestrucción y sexo. Así, llenó su vida con los estereotipos de los escritores decadentes: Charles Bukowski era alcohólico, mujeriego, fumador y con las emociones instaladas en los extremos, lo que se percibe en sus escritos en muchas ocasiones atormentados y llenos de resentimiento, amargura e ira.
Posiblemente es uno de los poetas y escritores malditos más leídos en los últimos años particularmente desde su muerte en 1974. Su escritura es fluida y ligera, sencilla pero a la vez profunda y deja una sensación agridulce y de amargura que provocas una especie de cruda intelectual. Los sentimientos que despierta fusionan la sensación de haber consumido algo corriente y barato de un perdedor; la filosofía de sus escritos la hacen suya los burócratas rezagados del sistema capitalista, los pseudointelectuales y a los aspirantes a poetas y escritores. Digamos que después de leerlo queda una cruda que uno diría sí así es la vida, previo análisis del pensamiento y las sentencias que hay en la obra del escritor.
Se puede ubicar a Bukowski en el contexto del pensamiento decadentista, partiendo del ensayo de Norberto Bobbio sobre el existencialismo, donde define al decadentismo como un estado de decepción, desorden y confusión espiritual ante los paradigmas vigentes. El decadentista "hace de la crisis no el objeto de reprobación, ni un trampolín para un salto hacia delante, sino que la hace su propio destino, su último refugio y encuentra en esta degradación su complacencia y casi una exaltación de su propia falta de sostén." (Bobbio, 1992: 12)
Entre sus obras más afamadas están Escritos de un Viejo Indecente de 1969, El Cartero escrita en 1971 o música de cañerías en 1983. Otros títulos son: Mujeres Hollywood la senda del perdedor o Madrigales de la pensión.El amor según Charles Bukowski. “El amor es una forma de prejuicio. Amamos lo que necesitamos, amamos lo que nos hace sentir bien, amamos lo que es conveniente. ... Hay que tener en cuenta, de todos modos, que el amor sólo es consecuencia de un encuentro al azar.”
La obra de Charles Bukowski estructura elementos que transcurren a lo largo de su vida. Una niñez desafortunada, padre golpeador madre indiferente; la afección de la piel de su rostro una forma grave de acné que lo obligan a llevar tratamiento médico prolongado y quedar literalmente marcado para siempre; su afición obsesiva por la literatura las drogas y el alcoholismo, de donde surge una personalidad de desprecio por la vida y estoicismo, que desemboca en una manera de escribir con amargura desprecio rencor y crudeza.
Charles Bukowski recibió tantas críticas negativas como positivas. Se le acusó de practicar un estilo soez como mero exhibicionismo literario y de reiterar sus obsesiones de modo efectista. Otros críticos, en cambio, realzaron su autenticidad y su condición de escritor maldito.
Algunos títulos de poemas y cuentos demostrativos de su estilo (originales en inglés).
Flor, puño y lamento bestial (1960); Me agarra el corazón en sus manos (1963); Crucifijo en una mano de muerte;Poemas escritos antes de saltar por una ventana de 8 pisos (1968);Ruiseñor, deséame suerte ; Arder en el agua, ahogarse en el fuego; El amor es un perro del infierno. Poemas 1974-1977;Toca el piano borracho como un instrumento de percusión hasta que los dedos te empiecen a sangrar un poco, 1979;.Bailando con la muerte; Los placeres del condenado. Poemas 1951-1993.
Una variante del realismo sucio en los países de habla hispana, es representada por Los cubanos: Pedro Juan Gutiérrez (1950); Fernando Velázquez Medina (1951); y Zoé Valdés (1959). El chileno Marcelo Lillo (1957).El ecuatoriano Pablo Palacio (1906-1947).El venezolano Argenis Rodríguez (1935-2002).El mexicano Adolfo Vergara Trujillo (1975).Los españoles Karmelo C. Iribarren (1959); Roger Wolfe (1962); Héctor Álvarez (1978); y Juan M. Velázquez (1964) El boliviano Víctor Hugo Vizcarra (1958-2006); llamado: El Bukowski boliviano.

Fragmentos de poemas malditos:

CHARLES BAUDELAIRE

El Gato
Ven, bello gato, a mi corazón amoroso;
Retén las garras de tu pata,
Y déjame hundirme en tus bellos ojos
Mezcla de metal y de ágata.
Cuando mis dedos acarician con agrado
Tu cabeza y tu lomo elástico,
Y cuando se embriaga de placer mi mano
Al palpar tu cuerpo eléctrico.
Veo a mi mujer en espíritu.
Su mirada Como la tuya, amable bestia,
Profunda y fría, corta y hiere cual dardo,
Y de los pies a la cabeza Un aire sutil, un peligroso perfume
Nadan alrededor de tu cuerpo pardo.

ARTHUR RIMBAUD
Alba

He abrazado el alba de verano.
Nada se movía aún en la fachada de los palacios.
El agua estaba muerta.
Los campos de sombras no abandonaban el camino del bosque.
Avancé, despertando alientos vivos y tibios
y las pedrerías miraron y las alas se alzaron sin ruido.
El primer acontecer fue,
en el sendero ya colmado de frescos y pálidos destellos,
una flor que me dijo su nombre.
Sonreí a la rubia Wasserfall que se despeinaba
por entre los pinos: en la cima plateada reconocí a la diosa.
Entonces, levanté uno a uno los velos.
En la alameda, moviendo los brazos.
Por la llanura donde denuncié al gallo.
Hacia la ciudad ella huía por entre los campanarios
y las cúpulas y corriendo como un mendigo
por las avenidas de mármol, yo la perseguía.
En lo alto del camino, cerca de un bosque de laureles,
la rodeé con sus velos amontonados y sentí un poco,
su inmenso cuerpo.
El alba y el niño cayeron bosque abajo.
Al despertar era mediodía.

Frases de Charles Bukowski.
Algunas personas no enloquecen nunca.
La soledad real no se limita necesariamente a cuando estás solo. ...
Qué triste fueron esos años, tener el deseo y la necesidad de vivir pero no tener la habilidad. ...
El amor es una forma de prejuicio.

Dr. Armando Bañuelos Romero, Integrante del Círculo de Escritores Sabersinfin
next
prev

Hay 1484 invitados y ningún miembro en línea